Un estudio reciente revela que la mayoría de los jóvenes piensan que chicos y chicas tienen las mismas oportunidades en los estudios, para ser felices, y para romper con una pareja con la que no quieren estar. Sin embargo, un 49% aún creen que los varones tienen más posibilidades de tener poder, un buen salario, un ascenso y estar en política.


Lo primero que hay que decir es que después de años, décadas y siglos luchando por la igualdad real (además de la legal) entre hombres y mujeres parece que se está consiguiendo: la mayoría de los adolescentes cree que en el futuro tendrán las mismas oportunidades los unos que los otros, una cambio importante de mentalidad si se echara un vistazo a lo que pensaban los jóvenes de hace tan sólo 15 años. Pero -sí, hay siempre un pero y éste es grande-. Aún queda un porcentaje alto -que oscila entre el 30 y el 49,9%que, sobre todo en el terreno laboral, cree que los varones tendrán más ventajas que sus compañeras del otro sexo. Aún queda mucho que trabajar para que los españoles del futuro no hagan distinciones entre chicos o chicas y el papel que a priori les va a tocar vivir.

Esta es una de las conclusiones que se pueden extraer del estudio Evolución de la adolescencia española sobre la igualdad y la prevención de la violencia de Género, dirigido por la profesora María José Aguado, de la Universidad Complutense, basado en las respuestas de casi 8.000 alumnos que cursan desde 3º de la ESO a 2º Bachillerato. Datos que revelan un cambio de mentalidad si se comparan los últimos datos con los obtenidos en el año 2010.

Según esta investigación, el 88,8% de los jóvenes creen que chicos y chicas tienen las mismas oportunidades en los estudios, y el 94,6%, para ser felices o para romper con una pareja con la que no quieren estar (77,9%). Estos son los tres campos que ellos señalan con mayoría abrumadora como más igualitarios.

Pero los problemas llegan cuando se preguntan cuestiones relaciones con el trabajo. Uno de cada cuatro adolescentes creen que chicos y chicas no tienen las mismas oportunidades a la hora de encontrar trabajo. De hecho, el 35,1% opina que tienen más posibilidades los varones. Estos porcentajes se amplían a la hora de hablar de salarios: el 47,7% cree que ellos cobrarán más que ellas, es decir, se mantienen las diferencias actuales de concepción en relación al trabajo femenino.

Más datos: el 49% tiene claro que las oportunidades para conseguir alcanzar puestos de poder en una empresa tienen nombre de varón. El techo de cristal de las mujeres se mantendría, según los jóvenes españoles, en la siguiente generación de población activa.

Lo mismo ocurre si se les pregunta sobre las posibilidades que tienen las mujeres de alcanzar un puesto de responsabilidad en los partidos políticos. De hechos, creen que incluso hay más opciones de que ellas alcancen el poder en el mundo empresarial que en el político.

En el terreno familiar parece que es donde se están dando los mayores avances. Aunque es mayoría quienes creen en la igualdad, el 33,7% de los jóvenes diferencian entre sexos a la hora de señalar quién tiene oportunidades para descansar en su casa, lo que revela que se mantiene el estereotipo del doble trabajo femenino.

Mucho mejor es la situación en lo que se refiere a la crianza de los hijos: el 64% de los jóvenes creen que mujeres y hombres están en igualdad de oportunidades para mantener una relación afectiva con sus retoños (3 puntos más que hace tres años), aunque aún quedan jóvenes que siguen pensando que las relaciones padre e hijos están sostenidas por las madres.

Las chicas son las que ven menos avances en materia de igualdad de género.

Articles relacionats / Artículos relacionados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.