El guion de todas las crisis se sigue cumpliendo en Catalunya, que suele amplificar los efectos negativos y, ahora, los positivos. La comunidad se desmarcó con fuerza del resto de España al registrar una creación de empleo y una reducción del paro mucho más intensa que la media y que el resto de comunidades autónomas.


En el tercer trimestre se crearon 52.300 puestos de trabajo en Catalunya y el paro descendió en 32.500 personas debido al efecto combinado con un incremento de la población activa (19.700), una tendencia que va en dirección contraria a la del resto de España.

El paro bajó un 3,72% y se situó en 840.500 desocupados en septiembre, con lo que la tasa quedó en el 22,84%, según la última encuesta de población activa (EPA). En términos anuales, el desempleo ha tocado fondo al contabilizar un aumento de 100 parados. La fuerte creación de empleo de Catalunya quedó finalmente laminada en el conjunto de España debido a fuertes destrucciones de empleo en otras comunidades autónomas, encabezadas por Andalucía y Madrid, por el pinchazo del sector turístico.

La Generalitat interpreta los datos de la EPA como un elemento más para confirmar el cambio de tendencia en el mercado laboral al registrar una evolución mejor que la de la media de España. «Si se consolida la recuperación, en Catalunya será más acelerada», afirmó el secretario de Ocupació, Ramon Bonastre, que recordó que al inicio de la crisis el empleo cayó más en Catalunya.

A pesar del buen dato, Bonastre reconoció que la creación de empleo en el tercer trimestre fue fundamentalmente estacional y con contratos temporales. «Cuando el paciente se recupere y pase de la UVI a planta, ya le aplicaremos un tratamiento», afirmó el secretario en relación con la calidad del empleo.

CRÍTICAS A LA EUFORIA / En verano, la creación de empleo se concentró en los servicios y, residualmente, en la agricultura y la construcción, mientras que la industria destruyó 5.900 puestos de trabajo. El responsable de Ocupació aseguró que los conflictos industriales abiertos (Alstom, Panrico y Delphi, entre los más importantes) solo se podrán solucionar «si todas las partes tienen voluntad de negociación y de llegar a acuerdos», aunque ha destacado que el sector productivo se encuentra al final del proceso de reestructuración.

La patronal Foment ve una «tendencia de cierta mejoría» aunque con elementos negativos como el descenso de los activos en términos anuales. UGT y CCOO echaron más agua al vaso de lo que consideran euforia oficial al destacar que la mejora se debe al turismo y que el nivel de paro sigue siendo muy alto.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.