Los centros de formación de ejecutivos, a pesar de la pérdida general de alumnos a causa de la crisis, recuperan estudiantes en España para este curso gracias a las rebajas de precios y a la mayor cantidad de becas y facilidades de pago.


Sin toda la seguridad del mundo y haciendo gala de gran esperanza, las escuelas de negocios españolas se muestran mucho más optimistas que en los tres últimos años con este inicio de curso. Eso sí, en el horizonte, la esperada revolución en la educación de ejecutivos, que se va a derivar de la irrupción de las nuevas tecnologías y los cursos masivos online (MOOC) y aún no se sabe cómo será digerida, según coinciden Santiago Íñiguez, decano de IE Business School, y Ana Álvarez, directora de desarrollo de negocio de EOI. Pero esa es otra historia.

Si la mayoría de ellas han ido perdiendo alumnos en los últimos años, conforme la crisis económica arreciaba, en 2013-2014 esperan incrementar entre el 2,5% y el 10% sus matriculaciones, y, en algunos centros, incluso más. Claro que buena parte de las escuelas de negocios se han visto obligadas a reducir los precios de sus programas para conseguir captar más alumnos y las que no lo han hecho han modificado sus programas (haciéndolos modulados o flexibles, como les llaman) o han recurrido a las becas para garantizarlos. Una fuente que prefiere mantener el anonimato asegura que, hoy por hoy, es imposible obtener el ciento por ciento de los ingresos de un máster en el mercado, “no lo hace ninguna escuela, ni las líderes de los rankings internacionales”, afirma.

Tradicionalmente reacias a rebajar el coste de los MBA y del resto de sus programas, este año no son pocas las que reconocen este recorte. Es el caso de Esade, según Nuria Guilera, su responsable de marketing de MBA, “los precios de los programas se han retocado un poco, están en torno a un 5% por debajo del año pasado, y hemos llegado a acuerdos con los bancos para que a los alumnos no les resulte tan difícil conseguir financiación, además de destinar un mayor presupuesto a becas”. Su MBA tiene un precio de 59.000 euros.

Lo mismo dice EOI, cuyo MBA full time, cuesta 1.000 euros menos que el año pasado “para reducir la barrera de entrada en que se ha convertido el precio”, explica Álvarez. Su coste ha pasado de 18.750 a 17.550 euros, si se escoge la modalidad con especialidad y si se prefiere sin ella, como puede hacerse desde este curso, es de 15.750 euros.

“Ha habido un ajuste de precios en el sector. En nuestro caso, el coste del MBA ha pasado de 9.500 a 8.800 euros, porque pretendemos llegar al mayor número de gente con la misma calidad, porque ahora más que nunca las empresas buscan formación a precio razonable”, indica Enric Serradell, director de los programas de MBA en UOC Business School. La escuela de negocios catalana ha introducido además facilidades de pago para sus alumnos, que pueden abonar los másteres en dos o tres plazos.

IE Business School e IESE no solo no han rebajado sus tarifas, sino que aseguran que las han subido conforme al IPC. “Para las escuelas de negocios top la bajada de precios es vista como una estrategia contradictoria. Nosotros la realizamos solo una vez y los resultados fueron contraproducentes”, explica Santiago Íñiguez. El MBA internacional de IE cuesta 60.000 euros. El de IESE vale 73.900 euros.

Las escuelas de negocios españolas, hasta ahora como desde que empezaron a sufrir la crisis, se han mantenido fundamentalmente gracias a los alumnos recién graduados (en Europa, tras Bolonia, el 60% de los estudiantes hacen un máster. Por eso está aumentando tanto la demanda de nuestro Master in Management, más del 15% este año, dice el decano de IE) y, en el caso de las primeras del ranking de referencia de The Financial Times, gracias al tirón de los alumnos extranjeros. Unos estudiantes que ahora parecen más reticentes con las escuelas de negocios europeas y por ende españolas debido a que el Viejo Continente está más tocado por la crisis y el paro. De hecho, el número de solicitudes para cursar programas en estos centros ha descendido en torno al 25%, según Eric Weber, director general asociado de IESE, institución que este curso ha elevado un 10% los fondos destinados a becas y ha reclutado a los 280 estudiantes del MBA, que ahora han pasado de tres a cuatro secciones.

Sin embargo, los centros aprecian también cierta mejora de la demanda entre los ejecutivos de experiencia para sus programas executive, donde la crisis ha tenido mayor incidencia fundamentalmente por el drástico recorte de los presupuestos de las empresas para financiarlos. Las solicitudes crecen, pero el pago sigue sin correr a cargo de las corporaciones para las que trabajan (prefieren realizar formaciones específicas para sus necesidades y en grupo, las denominadas in company, que según Deusto Business School funcionan muy bien); el coste lo abonan los directivos, ante la incertidumbre de poder o no mantener su puesto de trabajo, o las compañías radicadas en el exterior.

Weber sostiene que el Global EMBA de IESE ha batido el récord de solicitudes y participantes. E Íñiguez también aprecia crecimiento en su Global MBA y Executive MBA International “gracias a los ejecutivos locales. Se recuperan, pero sin llegar a los niveles de hace unos años”.

Así las cosas, aunque aún quede tiempo para que las escuelas de negocios recuperen el brillo y los ingresos anteriores a la crisis, “esperamos que este curso marque el punto de inflexión para el sector”, señala Ramón Aragón, director de relaciones externas de ESCP Europe. “Hemos tocado fondo”, zanja Weber.

 


Últimas tendencias

Los centros de formación de ejecutivos no son ajenos a las tendencias. Y las últimas indican que cada vez hay más programas de partenariado entre escuelas españolas y extranjeras; la oferta de estancias de los alumnos en otros países para cursar los programas aumentan, como la globalización de los negocios o la internacionalización de los contenidos y casos. Y, a destacar este curso, la presencia de mujeres estudiando másteres. El IESE se jacta de haber marcado un récord, con el 26% de participantes en su MBA (cuando hasta ahora era del 22%). Y ESADE ha lanzado junto a la CEOE un programa destinado a formar a directivas.

El mundo digital también gana presencia en la oferta de las escuelas españolas. EOI ha lanzado un programa de Big data y business analytics (con seis meses de prácticas garantizadas) y un executive master en dirección y gestión de negocios digitales.

Deusto Business School ha optado por la sanidad, iniciando un programa de dirección especializado en este sector y por otro de liderazgo ligado a las artes visuales.

Relacionado también con la creación y la innovación, IE Business School estrena un programa de Design thinking, una metodología que está pisando fuerte en el mundo del diseño, y otro destinado a presidentes y líderes de empresas denominado Liderazgo Positivo, mediante el que se pretende cambiar la mentalidad y los hábitos de estos dirigentes para crear las compañías del futuro.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.