Hace unos años, la red sólo la usaban los más jóvenes o profesionales relacionados con la tecnología. Ahora la emplea todo el mundo, también para la búsqueda de empleo. Y no sólo en portales especializados; las redes sociales son una buena herramienta.

La foto de una larga cola frente a las oficinas del INEM acompaña desde hace meses a cualquier noticia sobre las cifras de Población Activa que elabora el Instituto Nacional de Estadística. En España el paro roza ya el 17,4%. Más de cuatro millones de españoles no encuentran trabajo y las familias con todos los miembros desempleados ya superan el millón.

Lo que la imagen nunca muestra es la 'otra ' cola del desempleo, la que se vive cada día en Internet. Según un estudio de Nielsen Online el tráfico a la página web del INEM ha crecido un 650% en el último año. Tan sólo en el último mes, más de 700.000 españoles han pasado por ella, bien para recibir información de ofertas de empleo, solicitudes de cursos de formación o para realizar gestiones administrativas relacionadas con su situiación de desempleado.

PARA TODOS. A la hora de buscar trabajo, Internet se ha convertido en la herramienta más utilizada por los españoles, y no sólo de los virtuosos de la tecnología. «Inicialmente, los portales de búsqueda de empleo eran entornos a los cuales sólo se acercaban perfiles jóvenes o profesionales relacionados con las nuevas tecnologías, como ingenieros y programadores, pero ahora tenemos personas de todos los orígenes y profesiones», señala Ana Quintero, directora de comunicación del portal especializado en empleo Infojobs.

Las visitas a estos grandes portales de empleo han crecido durante los últimos 12 meses el 54% y suman ya una audiencia única de más de cinco millones y medio de usuarios. Hasta el año pasado casi dos terceras partes de los que se daban de alta en estos servicios buscaba simplemente mejorar su situación laboral, un trabajo mejor pagado o un ambiente laboral diferente. Ahora esa misma cantidad es la que busca, simplemente, salir del paro cuanto antes.

Los portales de trabajo, sin embargo, ya no son la única referencia para quienes buscan empleo desde el navegador web. Las redes sociales se han convertido en una nueva herramienta para tratar de sobrevivir a la crisis. La situación económica está favoreciendo «el arte de saber relacionarse» y el 'networking ', es decir, establecer contacto con otros colegas de mercado, intercambiar ideas y estar al día de lo que se cuece en el sector. Las redes sociales y otras herramientas de la llamada web 2.0, como Twitter o los blogs, son ideales para ello.

A diferencia de Facebook o Tuenti, donde lo que se busca es mantener el contacto con amigos y familiares e intercambiar fotos y mensajes, estas redes profesionales se utilizan como un soporte de seguridad en caso de despido, una lista de contactos a los que se puede llamar o pedir referencias y recomendaciones. No sólo atraen cada vez a un mayor número de usuarios, sino que también se usan durante más tiempo.

De media, los usuarios pasan más de dos horas consultando los perfiles y mensajes de otros colegas y, generalmente, lo hacen durante la jornada laboral.

También, cada vez más, están funcionando como lugares de solicitud directa de empleo. LinkedIn, la mayor de estas redes sociales profesionales, tiene en España más de 400.000 usuarios activos. Cada semana se dan de alta otros 5.000. «Nuestras estadísticas demuestran que los miembros españoles están usando activamente la Red para mejorar sus perspectivas profesionales ante la crisis», comenta Kevin Eyres, director general para Europa de la empresa.

En el último trimestre las solicitudes de empleo en España dentro de esta red social han crecido un 26%. En una encuesta global -LinkedIn tiene más de 40 millones de usuarios en todo el mundo-, el 17% de los usuarios declaró haber encontrado su trabajo a través de los contactos, ofertas y recomendaciones de este sitio web.

Otras redes sociales profesionales, como Xing o Viadeo, han visto crecer el número de usuarios y la audiencia el 106% y el 85%, respectivamente. El 'boom ' de estas redes, similar al que ocurrió el año pasado con las redes sociales personales, está empezando a cambiar incluso la forma en la que las empresas ofrecen empleo o estudian a los posibles candidatos. Llegan a funcionar, en algunos casos, como un sustituto del 'curriculum vitae '. La experiencia laboral previa es importante, pero también la opinión de otros colegas y lo bien relacionado que esté el solicitante con las personas claves de su sector, algo que no siempre resulta fácil determinar en una entrevista de trabajo o en un archivo adjunto a un correo.

Los portales tradicionales han tomado nota, aunque creen que el público y el perfil profesional de estas redes es diferente. LinkedIn o Xing atraen a un profesional joven con un nivel de estudios alto y para puestos de remuneración elevada. «En cualquier caso, hemos incorporado aquello que es de valor en una red social, la opinión y los contactos, a nuestra plataforma. Ahora se puede solicitar a tus conocidos y colegas que redacten una recomendación adjunta al 'curriculum '», señala Quintana, que también opina que no hay que limitarse a una única herramienta, tradicional o moderna, para tratar de salir del paro. Amigos, familiares, anuncios en prensa, las listas del INEM, redes sociales o portales de trabajo, cualquier método es bueno siempre que, al final, se consiga un empleo.


EL 'OTRO ' INEM. El número de visitas a la página web del INEM ha crecido en el último año un 650%. 700.000 españoles la visitaron en el último mes buscando información sobre empleo.

ESPECIALISTAS. Las visitas a portales como Infojobs o Laboris han crecido un 54% en los últimos 12 meses y son ya visitados por más de cinco millones de personas en el país.

REDES SOCIALES. La nueva forma de buscar empleo, sin embargo, es a través de redes sociales profesionales, como LinkedIn a la que se suman cada día 5.000 nuevos usuarios.


Los mejores portales y redes sociales para dejar su currículo

A la hora de enviar el currículo no faltan opciones en la Red, desde portales de trabajo hasta redes sociales. El sentido común aconseja utilizar la mayor cantidad posible para aumentar las oortunidades de éxito, pero basta con probar en los siete más famosos para hacerse una idea de qué puestos de trabajo están quedando vacantes. Muchas de las ofertas se duplican en diferentes servicios.

Para los usuarios, el acceso al servicio es generalmente gratuito. Son las empresas quienes pagan por anunciar un empleo vacante. En algunos casos, es posible que los portales cobren una pequeña cantidad mensual para ofrecer algunas ventajas frente a otros candidatos.

INFOJOBS ( 'www.infojobs.net ').

Fundado en 1998 dentro del grupo Intercom, Infojobs es el portal de búsqueda de empleo más usado en España, con un 54% de cuota de audiencia. En este momento, en su base de datos hay 104.000 puestos de trabajo disponibles en más de 12.000 empresas. Permite buscar ofertas con 15 parámetros diferentes e incluso restringir los resultados y omitir las vacantes de ETT o consultoras de selección. En el año 2007 consiguieron crear más de un millón de contratos de trabajo. El portal ha añadido recientemente algunas herramientas sociales, como la posibilidad de recibir recomendaciones de amigos y colegas en el currículo. Está intentando que las empresas incluyan en las ofertas de trabajo el salario aproximado del puesto, algo que no siempre se aclara en el anuncio 'on line '. Cada día se añaden a su base de datos 5.500 nuevos currículos y ofrece sus servicios también en Italia y México.

LINKEDIN ( 'www.linkedin.com ').

No es un portal de búsqueda de empleo al uso, sino una red social centrada en contactos profesionales. En todo el mundo hay más de 40 millones de usuarios conectados, una cuarta parte en Europa. En España la cifra se ha duplicado en el último año y supera ya los 800.000 participantes. LinkedIn, al igual que Facebook o Tuenti, pide al usuario que cree una página personal con su historial laboral y permite luego añadir amigos y conocidos al perfil. Para muchos, estos contactos proporcionan una red de seguridad laboral o son una fuente de información sobre un sector, pero cada vez son más quienes intentan encontrar una ocupación utilizando el servicio, que permite a las empresas lanzar ofertas de trabajo y a los usuarios pedir a las personas conocidas que les presenten a los potenciales empleadores. Fue fundada a finales de 2002 por Reid Hoffman, uno de los creadores de eBay.

INFOEMPLEO ( 'www.infoempleo.com ').

No tiene relación con Infojobs. Es el segundo portal de empleo más visitado de España, según Nielsen Online y esto se refleja en el número de empleos ofertados: 46.000 comparados con los 104.000 de Infojobs. Casi tres millones de usuarios están dados de alta en el servicio, que no se limita a ofrecer puestos de trabajo en España, sino que tiene una zona con ofertas en el extranjero, cursos de formación y canales de información. Los usuarios pueden enviar su currículo gratis, pero las empresas deben pagar, aunque en este momento una promoción permite recuperar el dinero invertido si se contrata a alguien en paro.

LABORIS ( 'www.laboris.net ').

Nació en 1999 y forma parte, al igual que Infojobs, del grupo Anuntis. Como otros servicios de búsqueda de empleo, Laboris funciona como una gran base de datos de puestos de trabajo vacantes. Los usuarios pueden acceder de forma gratuita a esta base de datos, pero para publicar las empresas deben pagar una pequeña cantidad, aunque una oferta puntual, como en Infoempleo, permite añadir hasta dos puestos de trabajo sin tener que gastar. En la pestaña de Noticias y consejos, Laboris incluye artículos para aprender a redactar un buen currículo, presentarse a una entrevista o estar mejor valorado en la empresa.

MONSTER ( 'www.monster.es ').

La versión internacional de este famoso portal dedicado al empleo figura entre las 20 páginas más vistas de Internet. La española, más modesta, no tiene el número de visitas que ofrecen algunos de sus competidores, pero su vocación global le ha permitido almacenar más de 150 millones de currículos en todo el planeta. Una de las grandes ventajas del servicio de búsqueda de empleo de Monster es que es posible guardar nuestras preferencias y parámetros de búsqueda en la cuenta y así reutilizarlos en menos tiempo cuando sea necesario.

XING ( 'www.xing.com ').

Otra red profesional con cierto sabor a LinkedIn, aunque desarrollada en Hamburgo y en la que ya participan más de siete millones de personas en todo el planeta. Xing tiene registrada gente de 200 países diferentes. Para los usuarios Xing es gratuito, aunque ciertas opciones pueden aparecer bloqueadas salvo para aquellos que paguen por una cuenta Premium -unos 10 dólares al mes-. El desembarco en España de Xing se produjo en 2007 y es la primera empresa europea de la llamada web 2.0 que cotiza en Bolsa.

TRABAJAR ( 'www.trabajar.com ').

Ocupa el cuarto puesto en el ranking de portales más visitados de España, pero su catálogo de trabajos disponible es bastante amplio: más de 25.000 empleos al cierre de este artículo. Está en sintonía con el resto de portales de la red española y cuenta, por lo tanto, con un número de usuarios bastante similar: tres millones de personas.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.