Todos lo hemos pensado alguna vez: si trabajásemos en tal o cual empresa, se reconocería nuestro talento y lograríamos hacer un trabajo digno de premio sin parar. Pero para eso no hay porqué trabajar en otra empresa. Aunque centrado en el mundo de la publicidad freelance, Fast Company presenta algunas soluciones para poder desarrollar tus mejores ideas desde el mismo lugar dónde ya trabajas.

 

¿Qué puedo decir? Necesitaba el dinero. Mis hijos eran pequeños, mi propia agencia había dejado de funcionar, y necesitaba un trabajo… para mañana. El teléfono sonó. Un “cazatalentos” me dijo que había un sitio para mí por un montón de dinero y que podía empezar inmediatamente. Solo había un problema: era una terrible agencia de publicidad. Entrar en su recepción fue como entrar en una escena de una película de terror. No era la sangre de las paredes la que me provocaba un sudor frío; eran los anuncios que se podían ver.

Si trabajas en el sector creativo, o intentas entrar en él, seguramente ya hayas visto a alguna leyenda del sector presumiendo y dando consejos sobre la profesión. Su historia casi seguro que será algo así: consiguió su primer trabajo en la tienda más apasionante del mundo y siguió trabajando allí durante años cobrando prácticamente nada. Después consiguió el puesto de director creativo en algún lugar increíble, justo antes de construir su propia compañía para dominar el mundo. En fin, no todo el mundo puede hacer lo mismo. Por definición, la mitad de las compañías de cualquier sector están por debajo de la media. Y alguien tiene que trabajar en ellas. Durante un tiempo una de esas personas fui yo.

Buscarás en vano ese trabajo en mi perfil de LinkedIn; no admito nunca haber estado allí. Pero cuando me marché seis meses después de haber llegado, había realizado alguna publicación decente y hasta gané para ellos su primer premio importante. También aprendí mucho sobre las diferencias entre una buena y una mala compañía y, seguramente, esas no son las que pudieras pensar.

1. Trabaja como si vivieras en los inicios de una compañía mejor

“Trabaja como si vivieras en los primeros días de una nación mejor”. Estas palabras están gravadas en una pared del parlamento escocés. También lo tengo escrito en un post-it sobre mi escritorio mientras escribo estas líneas. Si estás trabajando en un vertedero, no tienes que trabajar como si estuvieras en un vertedero. Crea una nueva empresa dentro de tu cabeza. Escribe un manifiesto. Sigue dejándote ver trabajando en el mismo lugar, pero sigue los ideales de tu excitante trabajo invisible.

Nancy Vonk es socia en Swim, una consultora de coaching para directores creativos. Ella recomienda crear tu propio “microclima” en la empresa. ¿Otro terrible informe? Descubre el problema del negocio. Reúne a un grupo y haced brainstorming. Ve a por diversidad – busca a alguien que “no sea creativo” de Finanzas, a un becario con la mirada nueva y a ambos con incapacidad para corregirse a ellos mismos. Hasta los clientes más terribles reconocen y premian las buenas ideas, según mi experiencia. Si rebelarse significa hacer un buen trabajo, el perdón normalmente se da por hecho.

No eres el único talento frustrado del lugar. Habrá muchas posibles incorporaciones  a tu start-up-dentro-de-una-agencia-terrible. Encuentra a unos cuantos y ya estarás realmente trabajando en los primeros días de un lugar mejor.

2. Las buenas compañías no tienen más talento. Son más tenaces.


Hoy, James Bond es el personaje de ficción más conocido del mundo. ¿Cómo podrías equivocarte haciendo una película de James Bond? Fácil. Sucumbe a todas las sugerencias de mejora que te hagan. Esto es lo que pasó en el primer intento de hacer una película de Bond. Puedo imaginarme la reunión:

“Bond es demasiado inglés para nuestra audiencia. Hagámosle americano. “James” es un nombre demasiado estirado. “Jimmy” es más mundano. El personaje del libro es un poco psicópata… ¡Ya lo tengo! Hagámosle sonreír todo el rato”.
Asiente. Toma nota. Asiente.

Échale una ojeada a este vídeo, la primera adaptación televisiva de la novela de Ian Fleming del año 1954 y observa la diferencia que pueden marcar unos pocos cambios de provecho:
https://www.youtube.com/watch?v=uj1HW998IvA

Hace un tiempo, hablé con unos de los mejores directores de anuncios en Cannes. Se había pasado los últimos años trabajando con algunas de las mejores agencias publicitarias – y sin embargo había empezado su carrera en un pequeño negocio local de promoción de ventas. ¿Cuál es, pregunté, la diferencia entre una gran agencia  y una agencia terrible?

“No se trata del talento,” me dijo. “Las malas compañías no están repletas de mediocres. De hecho hay muchas mentes brillantes detrás de los peores anuncios del mundo. La diferencia es que las grandes agencias se comprometen con la integridad de una idea. No van a dejar que ésta se diluya o que se ponga en duda.” La mayoría de malas ideas empiezan siendo buenas. Pero entre el primer esbozo y el artículo acabado, las ideas son destruidas por un millón de pequeñas mejoras. Sólo hace falta preguntarle a ‘Bond. Jimmy Bond’.

3. “Esas cosas no pasan en tal o cual empresa”

Siempre hay alguien en todas las empresas que dice cosas así. Se imaginan una oficina perfecta dónde los jefes se pasean como si nada con su talonario en mano pidiéndote que ganes premios en su nombre. Naturalmente, ellos nunca han trabajado en un sitio así, pero sus amigo sí. No te conviertas en ese tipo de persona.

Un día trabajaras en un lugar genial. Y aún así habrá gente que irá diciendo, “estas cosas no pasan en TAL sitio”. Un día tal vez llegues a trabajar en ese tal sitio. Y es de esperar que ahí pasen exactamente las mismas chapuzas. Y cuando pasen, apuesto a que alguien dirá, “estas cosas no pasan en CUAL sitio”.

El lugar donde “eso no pasa” existe sólo en las mentes de la gente amargada. Si tienes que tratar con ellos, evita pensar igual. Es demasiado pronto en tu carrera para parecer frio y cínico. Nada te convertirá más rápidamente en un profesional de poca monta.

4. Ser pluriempleado

David Ogilvy era pluriempleado. Muchos de sus anuncios más famosos fueron elaborados fuera de su jornada laboral. A veces se le pagaba en efectivo. Se jactaba de que sus anuncios para la revista Holiday le habían valido para comprarse algunas “bonitas lámparas de porcelana”. Si Ogilvy, un publicista fumador en pipa cuyo nombre actualmente está en la puerta de una de las agencias publicitarias más importantes del mundo, aún podría seguir trabajando como si nada los fines de semana, entonces tú también puedes. Durante años, un equipo informal de creativos de Ogilvy se ocupó de la cuenta de una red de gimnasios a nivel nacional en su tiempo libre. Yo era uno de ellos. Creo que el viejo Dave lo habría aprobado.

¿Dónde está el reto de trabajar en una marca que otra persona ya ha hecho grande?

5. Tu mejor opción es sentarte frente a ti mismo

Co.Create de Fast Company publicó recientemente una lista de clientes con los que las personas más creativas quieren trabajar. Por un lado resultó una lista decepcionante. Porque era una lista de grandes marcas. ¿Dónde está el reto de trabajar para una marca que otra persona ya ha hecho grande? Cuando empecé a trabajar en los anuncios para IBM, el sector de la publicidad tecnológica era un gueto geek. Toda la acción estaba en los anuncios de cervezas. Quiero decir que no había reglas, pocas expectativas, y si hacías un trabajo mínimamente decente, la gente levantaba la cabeza y te prestaba atención.

Si esta mañana sales del ascensor y piensas, “si sólo tuviera una oportunidad en Apple podría hacer algo genial”, es posible que para eso tengas que esperar mucho.

Sea donde sea que trabajes hoy, tienes la oportunidad de hacerlo maravillosamente. Y si trabajas en algo que parece aburrido, entonces la gente seguramente estará más impresionada cuando hagas algo brillante. Y si estás atrapado en un lugar de trabajo terrible, entonces empieza un lugar nuevo en tu mente.

Dirígete esta mañana a tu trabajo como si vivieras en los inicios de una compañía mejor. Y te lo prometo, lo harás.


* Millar, Brian. “5 Paths To Doing Great Work At A Terrible Company”. Fast Company, 09/02/2013 (Artículo consultado on line el 14/02/2013).

Acceso a la noticia: http://www.fastcodesign.com/1672096/4-paths-to-doing-great-work-at-a-terrible-company

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.