El presidente del grupo estadounidense Titan escribió una carta virulenta y polémica carta al ministro de Recuperación Industrial francés Montebourg en la que rechazaba hacerse cargo de una planta de la fábrica Goodyear. En su mensaje dijo que después de varias visitas había visto que los franceses trabajaban muy poco y que los sindicatos estaban “locos”.


Maurice "Morry" Taylor Jr., presidente del grupo estadounidense Titan, un fabricante de ruedas para vehículos agrícolas, ha escrito una carta al ministro de Recuperación Industrial francés, Arnaud Montebourg, en la que explica de forma directa y descarnada sus razones para no adquirir la fábrica de Goodyear en Amiens-Nord, amenazada de cierre inminente.

La misiva ha sido desvelada por el sitio web del diario económico Les Echos. Y Taylor no se anda con rodeos: “He visitado la fábrica varias veces. Los empleados franceses cobran salarios altos pero no trabajan más de tres horas. Tienen una hora para las pausas y para comer, hablan durante tres horas y trabajan otras tres. Se lo he dicho a la cara a los sindicalistas franceses. ¡Y me han respondido que en Francia las cosas son así!”, escribe el ejecutivo estadounidense, que concluye: “Muy pronto en Francia todo el mundo se pasará el día sentado en los bares bebiendo vino tinto”.

Arnaud Montebourg, conocido como El Desglobalizador por sus intentos de proteger a la industria francesa de la competencia desleal de países sin derechos laborales, había anunciado de forma discreta que Titan renunciaba a quedarse con la planta de Amiens, sin explicar los motivos. La brutal respuesta de Taylor ha consistido en fustigar los métodos de producción galos, la arrogancia del Gobierno socialista y la “locura” de los sindicatos.

El que fuera candidato a las primarias republicanas en 1996 resume así la situación de la industria francesa. “Señor, su carta revela su deseo de abrir negociaciones con Titan”, dice. “¿Piensa realmente que somos tan estúpidos? Titan tiene dinero y el savoir-faire para fabricar ruedas. ¿Qué es lo que tiene el sindicato loco? Tiene al Gobierno francés”. Y prosigue: “El granjero francés quiere ruedas baratas. No le importa nada saber si las ruedas vienen de China o de India, y si esas ruedas están subvencionadas. Titan se comprará un fabricante de ruedas chino o indio, pagará salarios de menos de un euro a la hora y exportará todas las ruedas que necesita Francia. En cinco años, Michelin no podrá producir ruedas en Francia. Pueden ustedes quedarse con sus así llamados obreros”.

Montebourg ha contestado por escrito a Taylor que sus palabras “extremistas e insultantes prueban una ignorancia perfecta de lo que es Francia, de sus sólidos fundamentos, de sus atractivos y de sus lazos con EE UU”. El ministro subraya el fuerte volumen de inversiones extranjeras, y en particular estadounidenses, en el país. El delegado sindical de CGT en Goodyear, Mickaël Wamen, ha dicho que la carta es “insultante para los obreros y para la democracia”.

Goodyear anunció a finales de enero el cierre de su planta en Amiens, donde trabajan 1.173 personas, “tras cinco años de negociaciones infructuosas” con los sindicatos. Dada la falta de encargos, los obreros de la filial de turismos solo trabajan dos horas diarias.

 

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.