Noticias de las organizaciones asociadas

Este es el espacio dedicado a las noticias relacionadas o que generan las organizaciones asociadas a la Fundació Factor Humà

La seguridad ha pasado a ser el valor laboral más apreciado, por encima del sueldo, aunque la escala de valores varía dependiendo del género y la edad, según una encuesta de Randstad. Pero el director de RH de la empresa de trabajo temporal, Javier Carpizo, ve un cambio de tendencia entre los jóvenes, que prefieren que la compañía ofrezca posibilidades de desarrollar una carrera internacional, y que cuente con programas de formación.

Hace unos años, si a un profesional le preguntaban qué aspectos valoraba más de un determinado trabajo o empresa, la respuesta era “las oportunidades de desarrollo” o, siendo más sincero, “el sueldo”. Pero la crisis ha provocado muchos cambios, entre ellos una transformación radical en la escala de valores de los trabajadores. Ya no preocupa tanto que una empresa tenga o no planes de carrera, que ofrezca teletrabajo o que sea socialmente responsable. Ahora basta con que ofrezca empleo y, si es estable, mucho mejor. Con este panorama, no es de extrañar que la seguridad laboral a largo plazo se haya convertido en el factor más valorado por los profesionales a la hora de buscar empleo. Según un estudio realizado por Randstad entre 7.000 profesionales con y sin trabajo de toda España y de todas las edades, el 68% de los profesionales considera importante este factor al buscar trabajo, ocho puntos más que el año pasado.

“En años anteriores, lo más valorado eran las condiciones económicas o que el trabajo fuese interesante –recuerda Carlos Carpizo, director de recursos humanos de Randstad–. Ahora prima la búsqueda de estabilidad”. Aunque un buen sueldo o perspectivas de futuro siguen en lo más alto de la lista de deseos de cualquier trabajador, la coyuntura económica ha aumentado el interés por rasgos antaño poco analizados: por ejemplo, la salud financiera de la compañía. Actualmente un 44% de los profesionales considera importante este factor, casi el doble que el año pasado. “La cantidad de noticias que aparecen cada día en los medios alertando sobre impagos ha generado una gran concienciación de los profesionales sobre la necesidad de que la empresa donde trabajen sea solvente”, destaca Carpizo.

La búsqueda de la estabilidad laboral ha aumentado en época de crisis, pero se arraiga en un aspecto cultural muy anterior: la tradicional preocupación de los españoles por encontrar un trabajo “para toda la vida”, un concepto muy alejado del de muchos de nuestros vecinos europeos. “En otros países a los profesionales no les preocupa tanto la duración del contrato como encontrar un proyecto interesante, y no temen ir saltando de un proyecto a otro –subraya Carpizo–: en España aún cuesta, pero ya está cambiando entre las nuevas generaciones”.

Precisamente la edad influye mucho en los factores más valorados por los profesionales en una empresa. Así, los más jóvenes valoran sobre todo que la compañía ofrezca posibilidades de desarrollar una carrera internacional, y que cuente con programas de formación. Según Carpizo, esto supone un fuerte cambio de tendencia: “Antes los jóvenes buscaban un trabajo cerca de su entorno, ahora se han dado cuenta de la situación del mercado y valoran mucho más las oportunidades de movilidad al extranjero”. También el sexo marca diferencias: los hombres prefieren empresas grandes, con oportunidades internacionales y formación. Para las mujeres son más importantes aspectos como el horario de trabajo flexible, las posibilidades de conciliación o el ambiente laboral.



Las favoritas, no siempre las más seguidas

Dada la situación del mercado laboral, pocos profesionales se plantean actualmente cuál sería la empresa donde, idealmente, les gustaría trabajar: la mayoría se conforma con conseguir o mantener su empleo. Sin embargo, cada año aparecen encuestas de todo tipo sobre cuáles son las compañías más deseadas por los trabajadores. Ahora que cada vez más empresas tienen presencia en las redes sociales, un posible criterio para valorar la popularidad de una firma en cuanto a la captación de talento podría ser el número de amigos o seguidores que tiene en Linkedin, Facebook o Twitter. Y, sin embargo, este criterio no siempre resulta eficaz. Según un estudio de Jobandtalent, 11 de las 30 empresas más deseadas por los españoles para trabajar ni siquiera cuentan con perfil corporativo en Facebook ni en Twitter. Muchas son firmas de gran consumo que no cuentan con perfiles globales sino por productos, como es el caso de Pepsico. Otras firmas muy valoradas sí son muy populares también en las redes sociales: es el caso de Vodafone o L’Oréal.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.