Noticias de las organizaciones asociadas

Este es el espacio dedicado a las noticias relacionadas o que generan las organizaciones asociadas a la Fundació Factor Humà

El 58% de las mujeres y el 54% de los hombres desean hacer algo diferente en su trabajo, según un estudio realizado por Randstad. Los jóvenes son el grupo de edad más dispuesto a cambiar de puesto de trabajo, mientras que las personas de 45 a 54 años son más inmóviles.

Esta percepción ha subido un 3% respecto a la encuesta que la compañía realizó en 2010 e indica una sensación negativa del puesto de trabajo y advierte de una posible fuga de talento tan pronto el mercado laboral vuelva a expandirse, de acuerdo con un estudio elaborado por Randstad.

La actual situación laboral no ha cambiado algunas de las percepciones que tienen los españoles acerca del mundo laboral. Según un estudio elaborado por Randstad, un 56% de los trabajadores siente actualmente la necesidad de hacer algo distinto en su empleo. Esta es una tendencia que se consolida con el paso de los años y que afirma que los profesionales actuales cambian más de empleo a lo largo de su vida laboral de lo que se hacía anteriormente.

Las mujeres son las que más desean hacer algo diferente en su trabajo, ya que opina de esta manera un 58% de las encuestadas. Si en el caso de los hombres (54%) no hay una variación sustancial respecto a los datos de 2010 y sólo muestra un ligero descenso de un 2%. Entre las féminas trabajadoras se ha detectado un aumento de esta percepción de un 9%, pasando del 49% del año pasado al 58% de este año.

Este dato podría explicarse en base a que, en general, las mujeres acceden a empleos de menor cualificación o que están peor valorados económicamente, por lo que tienen un mayor recorrido de mejora y su actitud es claramente de cambio.

Entre los trabajadores españoles encuestados, Randstad también ha encontrado diferencias en función de la edad: a mayor edad, más inmovilismo. Los jóvenes de entre 25 y 34 años son los que más se inclinan por cambiar de trabajo (68%) y son además el grupo sociológico que ha experimentado en los últimos doce meses una mayor variación, ya que ha pasado de un 55% de 2010 al 68% de este año. El compromiso de los jóvenes es en general menor con el puesto, ya que sus ganas de aprender y de desarrollarse son mayores que la comodidad de controlar y conocer las tareas del puesto.

En el lado opuesto, como los trabajadores menos dispuestos a cambiar de profesión, se encuentran los ciudadanos activos con edades comprendidas entre los 45 y los 54 años de edad (36%). Estos trabajadores son más inmóviles, no solo a la hora de buscar un nuevo puesto de trabajo, sino a la hora de emprender nuevas tareas, ya que buscan una mayor comodidad en su empleo.


Diferencias por regiones

Los trabajadores que en mayor número desean cambiar de puesto de trabajo son los cántabros, baleares, aragoneses, gallegos, catalanes y andaluces. En el lado contrario, los que aluden a una menor necesidad de cambiar de tareas o funciones son los asturianos, extremeños, murcianos, vascos y madrileños. El resto de trabajadores presenta datos similares a la media nacional.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.