Noticias de las organizaciones asociadas

Este es el espacio dedicado a las noticias relacionadas o que generan las organizaciones asociadas a la Fundació Factor Humà
España tiene la mayor tasa de desempleo femenino durante más de un año de la Unión Europea y es el tercer país con los salarios más bajos, después de Portugal y Grecia, según el "eurobarómetro social" elaborado por CCOO de Cataluña.

Este estudio indica que España tiene un 9,5% de paro femenino de larga duración, cifra QUE supera en cinco puntos la media europea (4,4%). Sin embargo, de acuerdo con esta estadística, correspondiente al año 2000 y en la que no figuran datos para Grecia, España es, junto con Irlanda, el país europeo en el que este porcentaje ha disminuido en mayor medida desde 1995. Así, la tasa se ha reducido a la mitad al pasar del 18,3% en 1995 al 9,5% en 2000. En Irlanda, esta cifra bajó en este periodo del 7,1 al 1%.

Italia es el segundo país en el que más mujeres se encuentran en paro durante más de un año, con una tasa del 8,8%. En el resto de países europeos las cifras no superan el 5%.

Por detrás se encuentran Bélgica, con una tasa del 4,8%; Francia (4,7%); Alemania (4,3%); Finlandia (2,7%); Portugal (2%); Dinamarca (1,2%); Holanda y Suecia (1,1%); Irlanda y Austria (1%); Reino Unido (0,9%) y Luxemburgo (0,6%), el país con menor desempleo femenino de larga duración.

En lo que respecta a los varones, las diferencias entre los países de la Unión Europea se reducen. En este caso, España ocupa la tercera posición, con una tasa de paro masculina de larga duración que alcanza el 3,5%, cinco décimas más que la media europea (3%). Italia, con un porcentaje de parados varones del 4,9%, y Alemania, con el 3,7%, lideran la clasificación.

Tras estos países, se sitúan Bélgica (3,1%), Francia (3%), Finlandia (2,8%), Irlanda (2,1%), Reino Unido (2%), Portugal y Suecia (1,4%), Austria (1%), Dinamarca (0,9%), Holanda (0,7%) y Luxemburgo (0,5%).

Como en el caso de las mujeres, España e Irlanda son los países de la UE en los que más se ha reducido la tasa de paro masculina de larga duración entre 1995 y 2000, al pasar en este periodo del 8,8 al 3,5% en el caso español y del 8,2 al 2,1% en el irlandés.

Los salarios más bajos

Respecto a los salarios, España es el tercer país de la UE con los salarios más bajos, después de Portugal y Grecia, según este informe, que hace referencia a los salarios en los sectores de la Administración, informática, distribución, sanidad y prensa, y compara las remuneraciones medias brutas.

El salario mínimo en España (de 515,9 euros en 2002) es 2,4 veces inferior al de Luxemburgo (cifrado en 1.259 euros) y en relación a los sectores analizados, los suelos en Dinamarca y Alemania duplican los de España.

Así, los salarios mensuales de los españoles oscilan entre los 4.601 euros del director de fábrica y los 1.056 del especialista, frente a los 8.136 euros y 1.868 euros de Alemania para las mismas funciones.

Según los datos de la central, un responsable de informática cobra en España 3.360 euros, frente a los 7.245 euros que recibiría en Dinamarca y 5.942 euros de los alemanes. Además, como media, los operadores perciben un salario de 1.191 euros al mes, mientras que en Alemania, Austria y Luxemburgo su salario supera los 2.000 euros.

Dentro de la Administración, en España un jefe de sección percibe al mes una media de 1.999 euros y un auxiliar, 978 euros, frente a los 3.535 y 1.750 euros, respectivamente, de Alemania.

En el sector de la distribución los trabajadores españoles también perciben salarios más bajos. Así, los jefes de almacén cobran 2.193 euros y los cajeros 862 euros, frente a los 1.524 euros en Alemania.

En Sanidad, el personal de enfermería gana de media 1.252 euros, frente a los 2.214 euros mesuales de Alemania y los 1.766 euros de Francia.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.