Noticias de las organizaciones asociadas

Este es el espacio dedicado a las noticias relacionadas o que generan las organizaciones asociadas a la Fundació Factor Humà
Una encuesta del Ajuntament de Barcelona revela que un 55,5% de los barceloneses que trabajan está "poco o nada satisfecho" con el tiempo personal de que dispone, un porcentaje que se sitúa tres puntos por debajo en el caso de las mujeres.

El tiempo se está convirtiendo en la ciudad en un bien escaso y de valor creciente, especialmente para las mujeres, cuya dedicación al cuidado de los mayores y los niños sigue siendo una fuente de desigualdad en cuanto a la capacidad para gestionar el tiempo personal. Una encuesta del Ayuntamiento de Barcelona revela que un 55,5% de los barceloneses que trabajan está "poco o nada satisfecho" con el tiempo personal de que dispone, un porcentaje que se sitúa tres puntos por debajo en el caso de las mujeres: ellas dedican 2,38 horas diarias a tareas domésticas (los hombres, la mitad) y un 55% más de horas que ellos al cuidado de los hijos.

La conciliación laboral y personal -que no sólo familiar-, la que ha de permitir a los ciudadanos hacer un mejor uso de sus distintos tiempos (el laboral, el familiar y el personal), es un asunto aún en pañales en Barcelona. Modernidad y Mediterráneo parece aquí un binomio maldito que no permite dejar atrás la sociedad industrial para avanzar de lleno hacia la del conocimiento, es decir, una sociedad centralizada en la calidad de vida (que no en el trabajo), en la que se trabaja por objetivos y no por horarios rígidos, y en la que el tiempo de ocio genera nuevas actividades económicas. En Roma, en cambio, y en cierto modo también en París, algunos consistorios regulan ya este aspecto.

"Las lógicas empresariales impiden aún hacer visibles las necesidades de sus trabajadores, y no sólo de los empleados sino de los propios empresarios", afirmó ayer el presidente del Consell Econòmic i Social de Barcelona (CESB), Àngel Crespo. "Todavía se cree que la organización del trabajo es potestad del empresario, cuando en realidad debería ser compartida, para redundar mejor en el beneficio de la producción". Así se expresó antes de firmar con la concejal delegada del programa Nous usos socials del temps a la ciutat,Imma Moraleda, un acuerdo de colaboración que pretende estudiar la organización del tiempo en el ámbito laboral y que se materializa en la creación de un grupo de trabajo para el proyecto Nuevas organizaciones del tiempo en el sector público y privado.

El primer objetivo del Ayuntamiento es sensibilizar a los agentes sociales (empresas, sindicatos, adiministraciones) y hacer visible un problema que ya existe. Además, se trata de proponer líneas de actuación y lanzar experiencias.Un ejemplo: la Fundació Jaume Bufill apuesta por dotar a Sants-Monjuïc, Gràcia y Nou Barris de equipamientos, espacios públicos y escuelas más adecuados a las necesidades de las familias. Otra prueba piloto está reservada a La Marina (Sants-Montjuïc), donde se organizarán servicios, equipamientos y transporte no sólo en función de los horarios laborales, sino personales. Moraleda anunció, asimismo, la prueba Els dijous del temps:una campaña de sensibilización que se iniciará en otoño, y que prevé que algunos jueves se practique un "uso divergente del espacio público".

La concejal calificó el tiempo de "valor social" y de "derecho ciudadano", y apostó por una nueva cultura del uso del tiempo en la que se adecúe "la planificación de la ciudad a los tiempos de las personas". Su política se basará en la paridad y la conciliación entre el desarrollo económico y la cohesión social.

Según la encuesta, un 65% de las mujeres profesionales tiene horario intensivo, parcial o flexible, lo que no ocurre con los hombres. Y otro dato: ellas dedican 21 horas semanales a cuidar de los niños. Los abuelos canguro, 18,5 horas.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.