Noticias de las organizaciones asociadas

Este es el espacio dedicado a las noticias relacionadas o que generan las organizaciones asociadas a la Fundació Factor Humà
Comisiones Obreras sugiere que las compañías serán más competitivas si los representantes sindicales participan en la gestión laboral de la empresa, sobre todo en materia de cambios de funciones de los trabajadores y de distribución horaria.

Comisiones Obreras propone una solución a la pérdida de competitividad en las empresas. Sugiere que las compañías serán más competitivas si los representantes sindicales participan en la gestión laboral de la empresa, sobre todo en materia de cambios de funciones de los trabajadores y de distribución horaria. A cambio, los sindicatos están dispuestos a aumentar la flexibilidad entre los trabajadores. CEOE rechaza esta iniciativa porque cree que la organización del trabajo es prerrogativa exclusiva de la patronal.

El número dos de Comisiones Obreras (CC OO), Ignacio Fernández Toxo, ha abierto la puerta a una nueva discusión en el campo de las relaciones laborales. 'Los empresarios -dijo ayer- tienen que aprender a compartir cosas que se creen de su exclusiva competencia, como es la organización del trabajo '. En la actualidad la ley indica que la organización del trabajo es competencia única y exclusiva de la empresa, algo que Fernández Toxo calificó de 'reminiscencia franquista '.

El dirigente sindical enmarcó su propuesta en el contexto de las reformas que necesitarían acometerse en el ámbito de la negociación colectiva para hacer a las empresas más competitivas. CC OO pretende iniciar en los próximos meses conversaciones discretas con UGT y CEOE para abordar la reforma de la negociación colectiva. En concreto, Fernández Toxo precisó que la participación sindical debería aumentar a la hora de cambiar las funciones de los trabajadores para adaptarlos al proceso productivo, de tal manera que dichos cambios no se adoptaran unilateralmente por la dirección de la empresa, sino de forma pactada con los propios trabajadores.

Igualmente sugirió la necesidad de que la empresa acuerde con los sindicatos distribuciones de jornada y horarios que respondan a las necesidades de ambas partes. En los últimos años el tratamiento de la jornada en los convenios ha cambiado, convirtiéndose en variable, pero 'la capacidad de imponer cambios imprevistos y repentinos, así como su duración y configuración se mantienen únicamente del lado de la empresa '. Esta es una de las conclusiones del libro 'La negociación colectiva en España: una mirada crítica ', presentado ayer por la dirección de CC OO.

De hecho, los convenios recogen nuevas fórmulas como la distribución irregular de la jornada o la creación de 'bolsas de horas ' que sustituyen a las horas extras, pero 'son muy escasos los ejemplos de gestión flexible del tiempo de trabajo en favor de los trabajadores '.

En materia de flexibilidad interna, consideran que hay 'flecos en los que el poder de la dirección empresarial y la capacidad de dirección del empresario sigue siendo muy alta '. Se trata de la polivalencia (cuando un mismo trabajador puede desempeñar varios puestos), la movilidad funcional por necesidades empresariales, y los ascensos.

Fernández Toxo, precisó, sin embargo, que CC OO no pretende que haya, de momento, cambios en la Ley de Sociedades Anónimas. 'No se trata de cogestionar los órganos de dirección ', si no de que vaya calando entre los empresarios la idea de que la participación sindical en estas materias, a través de los convenios, hará más eficiente la producción. Algunos convenios del automóvil o de empresas privatizadas son los que ya incluyen esta aportación.

Fuentes de la patronal consultadas por esta cuestión rechazaron ayer de plano cualquier intento de intervención sindical. 'Somos refractarios a que los sindicatos intervengan en las decisiones empresariales de organización del trabajo, porque no hay que olvidar que eso corresponde al dueño de la empresa '.

La vía del acuerdo en la reforma del mercado de trabajo está casi agotada

Las negociaciones de la reforma laboral permanecen a fecha de hoy en dique seco. A pesar del continuo optimismo de los miembros del Ejecutivo, que reiteran sus expectativas de que haya un acuerdo en marzo, ni los responsables sindicales ni los patronales comparten esta esperanza.

En opinión del secretario general de Comisiones Obreras, José María Fidalgo, el resultado de las negociaciones tiene necesariamente que zanjarse en los próximos días o como mucho semanas, 'porque la mesa ya no da más de sí ', dijo ayer.

'El Gobierno pide a gritos un acuerdo pero no mueve ficha para orientar a las partes y mientras, los agentes sociales tenemos la sensación de que hemos sido subcontratados para meternos en el pantano ', criticó Fidalgo.

Sus reproches al Ejecutivo continuaron al criticar que, mientras patronal y sindicatos tratan de ponerse de acuerdo, el Gobierno 'se permite el lujo de hacer propuestas que desestabilizan ' y, además, 'se dedica a subir el salario mínimo o las pensiones mínimas y a asuntos más lucidos y boyantes que esta reforma '.

Por estas razones, el líder de CC OO avanzó : 'a nosotros no nos gusta pisar el cieno, así que en los próximos días o semanas se verá ' el final de esta negociación.

Fuentes de la negociación confirmaron que las posibilidades de acuerdo son más escasas cada día que pasan pero, el problema que colea desde hace tiempo 'es que nadie quiere levantarse de la mesa para no aparecer como el culpable de la ruptura de las negociaciones '.

Ante la posibilidad de que empresarios y sindicatos se levantaran a la vez de la mesa, fuentes de la patronal CEOE, aseguraron que, de momento, su filosofía y, sobre todo la de su presidente, José María Cuevas, es 'seguir siempre en la negociación y no levantarse nunca '.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.