Noticias de las organizaciones asociadas

Este es el espacio dedicado a las noticias relacionadas o que generan las organizaciones asociadas a la Fundació Factor Humà
Las nuevas agentes antidiscriminación que promueve la Generalitat se consideran piezas claves de las empresas. Isabel Salas, la agente de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), afirma que su trabajo quiere ser más pedagógico que represivo.

De momento solo hay cuatro en Catalunya, pero llaman la atención. Reciben el nombre de agentes de igualdad, aunque advierten de que no son policías en defensa de las mujeres en el trabajo. "Nos dedicamos a vigilar e impulsar políticas. Hacemos una labor pedagógica, no de policía", asegura Isabel Salas, la agente de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

Hace cuatro meses que asumió las funciones de velar porque las mujeres no sean discriminadas y de promover su igualdad con los hombres en la universidad. Compagina el trabajo en el departamento de recursos humanos de la UOC y su faceta de agente. La Generalitat subvenciona la nueva figura con un 70% del coste, hasta un máximo de 15.000 euros, durante el primer año de funcionamiento.

Un ejemplo de su labor: han proscrito del vocabulario de la universidad el término secretaria. "Preferimos hablar de las secretarías, una forma neutra --dice Salas--. Aunque hay muy pocos hombres ocupando esos puestos, queremos evitar que se asocien a las mujeres".

Experiencia amplia

Se trata, a su juicio, de "medidas que no suponen grandes revoluciones, sino pequeños cambios con un gran impacto". La UOC, al igual que las otras tres empresas que tienen agentes de igualdad, partían de una experiencia amplia en las políticas de no discriminación. La universidad ofrece la posibilidad de realizar un 10% de la jornada como teletrabajo para facilitar que las mujeres y los hombres puedan atender a niños o mayores. Estas acciones requieren que "los hombres entiendan que también pueden responsabilizarse de los niños o de las tareas de casa. Eso también es igualdad de oportunidades", añade.

Para Isabel Salas, "es necesario que haya voluntad política y estratégica porque si no sería solo una medida motivada por el márketing y la publicidad".

En Pepsico, cuentan con un comité de diversidad del que Teresa Manubens forma parte como agente de igualdad de la filial española de la multinacional estadounidense. Entre sus labores se encuentra "abrir los procesos de selección de trabajadores con el criterio de la diversidad".

No se trata de una posición de cara a la galería en busca de un reconocimiento, sino de buscar una "ventaja competitiva". "Si nos parecemos más a la sociedad, es beneficioso para la empresa y la plantilla", afirma Manubens.

La creación de la figura del agente de igualdad y de todo el programa enfocado hacia la diversidad ha recibido una buena acogida por los trabajadores de Pepsico, que han valorado con un 4,5 sobre 5 la importancia que tienen estos planes para ellos y la empresa. Después de la experiencia piloto del 2005, la directora general de Relacions Laborals, Mar Serna, confía en que 90 compañías se acojan a la convocatoria de ayudas, por un valor de 600.000 euros, abierta hasta el próximo día 15. Este impulso autonómico se une al programa que tiene en marcha el Ministerio de Trabajo, en el que 45 empresas ya cuentan con agentes de igualdad.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.