Noticias de las organizaciones asociadas

Este es el espacio dedicado a las noticias relacionadas o que generan las organizaciones asociadas a la Fundació Factor Humà
El programa Incorpora se destina principalmente a ayudar a jóvenes, inmigrantes y discapacitados. Una de cada cuatro empresas contactadas ha empleado a miembros de colectivos en riesgo.

Facilitar la integración de personas en riesgo de exclusión social con la colaboración de los que mejor pueden ayudar: las entidades sociales que trabajan a diario en esa problemática y conocen a las personas más necesitadas, y las empresas, que son las que materializan la inserción laboral. Estos son los objetivos y los ejes de actuación del programa de la Obra Social La Caixa Incorpora, que en su primer año de funcionamiento ha fomentado la ocupación de más de 8.700 personas en toda España, de las cuales 1.218 viven en Barcelona y su área metropolitana.

La iniciativa, de la que ayer hizo balance la entidad financiera, va dirigida a algunos de los colectivos más vulnerables: jóvenes que tiene especial dificultad para encontrar su primer trabajo por causas diversas, como el abandono escolar o una desestructuración familiar, personas con discapacidades físicas, psíquicas o sensoriales, inmigrantes, mayores de 45 años con poca o nula experiencia laboral o personas que han sufrido alguna drogodependencia.

5,4 MILLONES

La intervención de La Caixa en este programa, al que el pasado año destinó en su conjunto 5,4 millones de euros (uno se quedó en Barcelona), no se limita a la subvención económica, según explicó ayer el responsable de Incorpora, Jaume Farré. Porque la entidad impulsa a su vez la formación de la figura del denominado insertor laboral y ofrece cursos gratuitos de 250 horas con la certificación de la universidad de cada territorio. Este técnico es el encargado de contactar con las empresas, de entrevistar a los posibles beneficiarios sobre el tipo de trabajo que les gustaría realizar, de elaborar un programa personalizado en función de sus capacidades, y de realizar el posterior acompañamiento de la persona si finalmente acaba consiguiendo un contrato.

En Barcelona esta iniciativa cuenta ya con 27 insertores que han recibido formación, y que durante el 2006 contactaron con 698 empresas, consiguiendo que 187 de estas emplearan a trabajadores de colectivos frágiles. O sea, algo más de una de cada cuatro fue sensible a la iniciativa. Por sectores, los más receptivos a la incorporación de una persona en riesgo de exclusión han sido hasta el momento el de servicios, básicamente, la hostelería y la restauración.

La difusión de esta iniciativa entre los empresarios se lleva a cabo desde las 5.000 oficinas de que dispone La Caixa en toda España, ya que, aseguró Farré, "los profesionales que trabajan en ellas son los que mejor conocen el tejido empresarial de su área y los que pueden hacer de intermediarios entre los empresarios y las entidades de inserción". Y estas entidades, en la capital catalana, sumaron 17 en el 2006. Este año siguen todas y se han adherido tres más del Barcelonès Nord y del Vallès Occidental.

La duración de la inserción es variable. En algunos casos, principalmente entre los jóvenes (un colectivo que agrupa el 33,7% de los que accedieron al mundo laboral) y las personas con discapacidad (un 33,5% de los éxitos), el primer contacto con la empresa es mediante un contrato de prácticas de entre dos y nueve meses, previo a la contratación ordinaria. Entre el resto de beneficiarios lo más habitual es que se les ofrezca de entrada trabajo indefinido. En un 30% de los casos que se dieron durante el pasado año, la media de duración de los contratos fue de entre seis meses y un año.

LLAMADA A LOS EMPRESARIOS

Aunque el objetivo del segundo año del programa es aumentar su proyección, para ello la Obra Social de La Caixa incrementa un 30% la inversión, que es de siete millones de euros en el 2007, la prioridad "no es tanto el número sino la calidad" del resultado, explicó Farré. Y en ese resultado la última palabra la tiene el mundo empresarial. Por ello, Pilar Yagüe, coordinadora de los técnicos en inserción de Barcelona, hizo un llamamiento a los contratadores recordando que este proyecto dispone de una amplia bolsa de trabajo a la que se pueden dirigir los empresarios, a los que desde Incorpora también se asesora jurídicamente sobre cualquier aspecto relacionado con los contratos.

Acceso a la página web de Incorpora, de la obra social "La Caixa": http://obrasocial.lacaixa.es/integracionlaboral/integracionlaboral_es.html

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.