Noticias de las organizaciones asociadas

Este es el espacio dedicado a las noticias relacionadas o que generan las organizaciones asociadas a la Fundació Factor Humà
En un momento en que las escuelas de negocios se vuelcan en la formación para directivas, el posgrado de Liderazgo Femenino de Esci de la Universitat Pompeu Fabra ofrece armas para desarrollar actitudes de liderazgo.

Mujeres, con formación universitaria y que estén desarrollando una carrera profesional. Éstos son los únicos requisitos para cursar el posgrado de Liderazgo Femenino de la Escola Superior de Comerç de la Universitat Pompeu Fabra, cuya segunda edición abre el curso el próximo 9 de noviembre.

El posgrado, dirigido por Carme García Ribas, promete herramientas como negociación estratégica, comunicación y habilidades directivas, coach, gestión de la reputación, finanzas para no financieros, voz, salud y emociones, y psicopatología de las relaciones profesionales. En la segunda edición, se ha sumado al programa la Fundación Santiago Dexeus, cuyos profesionales impartirán la asignatura de salud y emociones. Además, ya se está preparando el formato máster con un segundo ciclo, que se impartirá en el 2008.

Gemma Mumbrú, actualmente concejal de distrito de Sant Andreu, en Barcelona, fue una de las alumnas del posgrado. Era una persona feliz, preparada, valorada profesionalmente, con una vida familiar rica, con inquietudes... "Había hecho un máster en derecho penal y muchos cursos, todos centrados en mi carrera como abogada. Pero buscaba una preparación más general, que me sirviera para comunicarme mejor, para avanzar personalmente", explica.

Fue durante el curso cuando Gemma Mumbrú, socia de un bufete y militante del PSC durante más de veinte años, se decidió a dar un paso hacia delante en política. "Había estado otras veces en listas en puestos más bajos,pero en las pasadas municipales se presentó la oportunidad de ir la tercera en la lista y cogí el tren", explica.

Como ella, a la primera convocatoria del posgrado acudieron a principios de este 2007 un grupo de 17 mujeres profesionales de distintos ámbitos. Entre ellas había una licenciada en medicina, una secretaria de dirección, dos empresarias, una arquitecta, una directora de un colegio privado, una editora, una gestora cultural, una directiva de una empresa de formación y una economista. El abanico de edad era de entre 24 y 58 años. Todas ellas en activo, y muchas en un momento crucial de su carrera, ese punto justo en el que surgen preguntas como ¿esto es todo?, y ahora, ¿qué?, ¿quiero seguir avanzando?, ¿hacia dónde?

Laura Gavaldà, especialista en medicina preventiva y salud pública del hospital de Bellvitge, se interesó en el posgrado porque "en su propuesta vi un modelo de liderazgo con el cual me identificaba y porque aportaba herramientas que me faltaban, como negociación, economía y comunicación".

En los últimos meses, su carrera profesional ha dado un salto de calidad: este curso empieza a dar clases como profesora asociada en las facultades de Medicina y Odontología de la UB y ha sido nombrada vicepresidenta de la comisión de enfermedades infecciosas del hospital, un prestigioso grupo de expertos. "Hacer el posgrado me ha aportado un cambio de actitud: he perdido el miedo a la visibilidad en el ámbito laboral, a destacar, algo imprescindible para avanzar profesionalmente", argumenta. "Con el nombramiento, algunos compañeros bromeaban llamándome María Teresa,por la vicepresidenta del Gobierno. Y me encanta. Ahora tengo la sensación de ir por delante de los acontecimientos".

Para Gavaldà, el posgrado puede ser muy útil a "esas mujeres que se hayan dado cuenta de que para avanzar profesionalmente no basta con hacer las cosas bien y trabajar mucho, hace falta algo más".

Elena Mendlewicz, gestora cultural, aterrizó en el Esci a los 57 años y tras una larga actividad profesional de gestión cultural. Durante el posgrado se alzó a la presidencia de la Associació de Professionals de la Gestió Cultural de Catalunya. Los últimos meses ha sido coordinadora del posgrado. "Ojalá lo hubiera hecho antes, me habría ahorrado muchos disgustos", afirma en tono jocoso. "Para mí las asignaturas clave han sido habilidades directivas y negociación, y eso que yo pensaba que iba a ser la de finanzas, mi punto débil. Para gestionar mi dinero puedo contratar a un profesional, pero conocerte y gestionar tu poder sólo puedes hacerlo tú misma", explica.

Acceso a página web del ESCI: http://www.esci.es

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.