Noticias de las organizaciones asociadas

Este es el espacio dedicado a las noticias relacionadas o que generan las organizaciones asociadas a la Fundació Factor Humà
Médicos del CAP Les Corts de Barcelona del grupo de Hospital Clínic obtiene resultados positivos en tiempo récord, probando un sistema alternativo a la autogestión de entidades de base asociativa y al que desarrolla el Institut Català de la Salut.

En materia de autonomía de gestión en centros de atención primaria ni está todo escrito ni está dicha la última palabra, según se desprende de la experiencia piloto de un grupo de médicos del CAP Les Corts de Barcelona (del grupo del Hospital Clínico), que viene a ser un modelo más sencillo y alternativo al puro de las entidades de base asociativa (EBAs) y al parcial que comienza a desarrollar el Instituto Catalán de la Salud (ICS).

Tras un periodo de reflexión con la dirección, seis de los 18 médicos y cuatro administrativos del CAP se constituyeron en febrero de este mismo año en Grupo de Autogestión de Profesionales Incentivados (GAPI), es decir, en profesionales dispuestos a organizarse de forma autónoma para gestionar la demanda y la atención al usuario.

Su población de referencia: 10.281 habitantes.Durante los primeros seis meses de funcionamiento, sobre los que ya hay resultados positivos preliminares, han incidido especialmente en la gestión de la demanda, el incremento de la consulta telefónica y del uso de nuevas tecnologías en la relación con el usuario (e-mail, SMS), la desburocratización de la consulta en colaboración con los administrativos, la mejora de la prescripción farmacéutica, la disminución de los productos intermedios, la participación en investigación y formación, y la integración de los residentes en el sistema de trabajo del GAPI y la autocobertura de las ausencias de los profesionales.

El grupo llevará al próximo congreso de la Sociedad Española de Medicina Familias y Comunitaria esta conclusión general: "El modelo GAPI ha incrementado la satisfacción de los usuarios y los profesionales, mejorando la eficiencia, la innovación y la atención al paciente y dotando a la consulta de una mayor profesionalidad".

Pero la gracia está en el detalle. Según ha avanzado a Diario Médico Augusto Anguita, coordinador del proyecto GAPI, han creado un circuito especial para enfermos crónicos que ha reducido su asistencia a las consultas; envían los resultados de las pruebas por e-mail (previo consentimiento informado) para que los pacientes no vayan a las consultas a recogerlos; los certificados se dejan en manos de los administrativos para que los titulares los recojan cuando deseen, y los médicos están a disposición de los pacientes por teléfono hasta las 18 horas.

Todo esto, y otras medidas más, han permitido realizar 1.645 visitas menos que el año pasado en el mismo periodo, y también 271 analíticas menos.

Al bajar la demanda de visitas, la demora ha pasado de ocho días de media antes de iniciarse la experiencia a dos días en la actualidad.

Otros resultados preliminares: está bajando el gasto en farmacia (el 40 por ciento de lo que se receta son genéricos) y está aumentando el tiempo de visita, puesto que se está pasando de 35-40 pacientes al día por médico a 20-25.

"Ahora vemos auténticas patologías e, incluso, reflexionamos sobre la posibilidad de asumir más cupo; esto demuestra que el profesional motivado y que se lo cree puede hacer mucho trabajo", ha afirmado Anguita.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.