Noticias de las organizaciones asociadas

Este es el espacio dedicado a las noticias relacionadas o que generan las organizaciones asociadas a la Fundació Factor Humà

Según el Índice de Empresa Familiarmente Responsable (IFREI), los empleados con flexibilidad horaria faltan un 30% menos al trabajo y rotan seis veces menos. Random House Mondadori o Consum son ejemplos de empresas que aplican y corroboran esta teoría.

Las dificultades para conciliar la vida laboral y familiar llevan años protagonizando las quejas de muchos trabajadores y, especialmente, trabajadoras, por lo que cada vez más empresas empiezan a aplicar tímidamente medidas para flexibilizar la jornada laboral. Sin embargo, "muchas siguen considerando que estas medidas son un coste que tienen que asumir por ley o para responder a tensiones internas, y no porque crean realmente en ellas", lamenta Nuria Chinchilla, directora del Centro Internacional Trabajo y Familia del Iese Business School.

Es evidente que estas medidas favorecen la satisfacción de los empleados, además de ser un gran reclamo para la captación de talento: según una encuesta de Randstad, el 76% de los candidatos reconoce que la conciliación es un factor importante a la hora de buscar trabajo. Pero ¿y si pudiera demostrarse con cifras que estas medidas no son un coste sino una inversión que genera beneficios económicos para la empresa? "Todavía hay pocas empresas que evalúen con números los resultados de sus medidas de conciliación", reconoce Chinchilla.

Lo cierto es que algunos de estos resultados resultan difíciles de cuantificar, pero otros resultan reveladores. Por ejemplo, las empresas que ofrecen este tipo de medidas reducen hasta un 30% el nivel de absentismo de su plantilla, según el índice de empresa familiarmente responsable (IFREI, en sus siglas en inglés), desarrollado por el Iese. Otras cifras llamativas: el compromiso de los empleados se multiplica por dos en las empresas flexibles, y la intención de marcha se divide por seis. Es decir, una empresa que no aplica medidas de conciliación tiene seis veces más posibilidades de que sus trabajadores se vayan a la competencia. "Este dato es muy importante - destaca Chinchilla-:ahora con la crisis las empresas se han olvidado del problema de la rotación, pero cada trabajador que se marcha genera para la compañía un coste equivalente a un año y medio de salario".

Random House Mondadori es una de las empresas que cuantifican internamente los resultados de sus iniciativas de conciliación, que se pactan con la plantilla mediante encuestas para decidir en qué tipo de medidas invertir. Por ejemplo, los empleados pueden escoger libremente cómo repartir sus 8 horas de trabajo entre las siete de la mañana y las siete de la tarde. "Hemos notado un descenso del 12% en el absentismo, especialmente en los puestos de almacén, porque ahora los trabajadores que tienen algún problema pueden plantear a la empresa cualquier tipo de situación - explica Marta Grau, directora de recursos humanos de la compañía-.También hemos advertido una menor rotación y un mayor compromiso, y eso se nota cuando nos toca pedir a la plantilla algún esfuerzo extra".

Los trabajadores de Consum también disfrutan de algunas medidas de flexibilidad. La cadena de supermercados ha establecido un nuevo modelo organizativo para que el 92% de la plantilla disponga de jornada intensiva. "Puede parecer una medida modesta, pero en nuestro sector supone una revolución", asegura Guillermina Cano, directora de recursos humanos de Consum. Además, acaban de poner en marcha una nueva iniciativa para garantizar que este verano todos los empleados tengan al menos 15 días de vacaciones y compensar económicamente a los que no puedan hacerlo, principalmente los trabajadores de los supermercados de las zonas turísticas de la costa. "La medida nos costará unos 200.000 euros anuales", explica Cano. El resultado ha sido un descenso en el absentismo y la rotación y un aumento de la productividad. "Sabemos que parte del motivo es la crisis - reconoce Cano-,pero los cambios han sido significativos y estamos seguros de que las medidas de conciliación también son parte de la explicación".


Un apoyo a la decisión personal

Los directores del curso del Idec-UPF, Juan Marcos y Juan Luis Fernández, definen el perfil del participante para el que está pensado. Aseguran que es "tanto para directivos en activo que deseen explorar como alternativa de futuro personal la consultoría, como para los que han dejado recientemente la compañía y quieren desarrollar su siguiente etapa profesional en este campo". Con respecto al programa, explican que su diseño y el enfoque de su contenido pueden ayudar especialmente a los profesionales que están en proceso de decisión, ya que durante las sesiones podrán conocer muchos detalles y aspectos del mundo de la consultoría "que les permitirán tener una opinión sólida y razonada de todo lo que ofrece la profesión". Como resumen, afirman que "en el programa se ofrecen los elementos de juicio necesarios para tomar una decisión fundamentada y ajustada a la casuística personal y a las expectativas propias de cada uno".

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.