Noticias de las organizaciones asociadas

Este es el espacio dedicado a las noticias relacionadas o que generan las organizaciones asociadas a la Fundació Factor Humà

El informe Talent Trends 2020 elaborado por Randstad concluye que para la mayoría de las compañías es más eficiente reciclar a los empleados que contratar. El mismo informe, realizado cuando la crisis de la Covid-19 aún no había estallado, evidencia que la mayor parte de los trabajadores consideran que las organizaciones en las que trabajan están poco o nada preparadas para adaptarse a las circunstancias derivadas de una crisis. 

No hay por qué buscar fuera el talento que ya se tiene en casa. Esta es una de las principales conclusiones que arroja Talent Trends 2020, un informe elaborado por Randstad con encuestas realizadas a 800 jefes de recursos humanos a finales de 2019, cuando el coronavirus era todavía una lejana amenaza.

Con todo, las respuestas de los encuestados tuvieron algo de profético de cara a la crisis sanitaria que vino después. Para empezar, casi la mitad, un 49%, veían a sus empresas poco preparadas para adaptarse a las circunstancias si, como sucedió, sobrevenía una gran crisis. A ellos se sumaban un 14% que no veía a sus compañías nada preparadas, mientras que un 31%, más optimista, se consideraban totalmente listos para cualquier eventualidad.

En segundo lugar, como una premonición, destacó entre los jefes de recursos humanos como tendencia de cara al 2020 la necesidad de reeducar el talento de la propia empresa antes de buscar fuera, algo que, afirman los expertos, es especialmente importante en momentos de crisis y resulta la estrategia más acertada en el largo plazo. Los propios encuestados así lo veían. Mientras que un 45% de ellos entendieron que adaptar las habilidades de sus empleados a las nuevas necesidades de la compañía había resultado, al menos, efectivo, el 41% juzgó que este tipo de estrategia había sido muy efectiva. En total, casi un 90% de los líderes en recursos humanos entendía ya a finales de 2019 que apostar por formar a quienes ya están en la compañía era una buena idea que, incluso, ayuda mejorar la imagen corporativa, es decir, lo qué opinan los propios empleados sobre la misma, algo cada vez más importante en la detección y retención del talento. En ello, el salario pierde cada vez más peso en favor de factores como el teletrabajo.

La explicación es sencilla, detalla el informe. Ante el temor a posibles rebrotes, cada vez será más frecuente que las personas con buenas perspectivas laborales y capacidad de elegir entre varias alternativas opten por compañía que les den más garantías de que cuentan con planes de contingencia en caso de que sea necesario un nuevo confinamiento. Es por ello que las empresas han acelerado su ritmo de transformación digital. Si hace un año el 60% de los jefes en recursos humanos afirmaban que esta se estaba haciendo demasiado rápido y que incluso convenía bajar la marcha, en 2020 este porcentaje se redujo hasta el 45%, con lo que más de la mitad de los encuestados están ya adaptados a los ritmos que exigen las nuevas estrategias de captación de talento.

Un reclutamiento que ha sido importante incluso en mitad de la pandemia, recuerda el informe. Aunque el coronavirus ha ralentizado notoriamente el ritmo de contratación en todos los sectores, no han faltado empresas como Wallmart, que asegura haber contratado desde marzo 200.000 nuevos socios solo en EE UU, o Amazon, que se ha visto en la tesitura de tener que contratar 100.000 personas más como resultado del aumento de demanda de reparto de productos. En países como la República Checa, por su parte, el 90% de las compañías de servicios empresariales siguieron buscando gente en los peores meses del coronavirus. “Si la agilidad es fundamental para las organizaciones en estos tiempos difíciles, entonces la flexibilidad del talento será clave”, detalla el estudio, que especifica que, entre el personal nuevo, los jefes de recursos humanos buscan a quienes son capaces de resolver problemas, pero también a quienes tienen empatía y pueden comunicarse bien para coordinarse con sus compañeros.

Un nuevo escenario

Esto, en un contexto en el que los jefes de recursos humanos son cada vez más importantes. “Hasta ahora, durante la crisis, los líderes del capital humano se han erigido claramente como estrellas del espectáculo. Han determinado cómo comunicarse con el talento, qué políticas ayudarían a mantener a todo el mundo seguro y formado al tiempo que decidían cómo capacitar rápidamente a los trabajadores que ya tienen”, explica al respecto Cindy Keavaney, jefa de personal en Randstad.

No están solos en esta tarea. La incorporación de nuevas tecnologías al ámbito de la gestión del talento es una herramienta cada vez más indispensable para los expertos en recursos humanos. Así, si hace apenas cuatro años, en 2016, el porcentaje de líderes que consideraba crucial para su trabajo el análisis exhaustivo de datos se situaba en el 68%, esta cifra se ha disparado en 2020 hasta el 81% tras repuntar en 2019 hasta el 83%. Tanto es así, explica el informe, que casi la mitad de los jefes de personal, un 47%, afirmaron que estaban invirtiendo en análisis predictivo del talento. Además, el 64% indicó que ya estaban invirtiendo significativa o moderadamente en capacidades de análisis. “El uso de la tecnología y una buena gestión del talento pueden sacar a las empresas de la crisis”, concluye el informe.

 

Articles relacionats / Artículos relacionados

 

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.