Noticias de las organizaciones asociadas

Este es el espacio dedicado a las noticias relacionadas o que generan las organizaciones asociadas a la Fundació Factor Humà

La diferencia entre lo que ganan los trabajadores y trabajadoras del Ayuntamiento de Barcelona alcanza el 13,4% a favor de los hombres, según un informe realizado por el propio consistorio que por primera vez analiza “el impacto de género en el presupuesto”. El estudio concluye que la principal causa de esta diferencia está en los complementos salariales, que suponen, de media, dos tercios del sueldo que perciben los trabajadores.

Y además en el hecho de que la dirección está muy masculinizada. El equipo que dirige la alcaldesa Ada Colau asegura que está trabajando para reducirla.

Hay varias formas de medir la brecha salarial, y este máximo del 13,4% se obtiene de sumar los salarios y complementos de la plantilla del consistorio, sin contar con los trabajadores de la Guardia Urbana y los Bomberos. Los cuerpos uniformados se han restado del cómputo global porque la Guardia Urbana y los Bomberos tienen “criterios de adjudicación de retribuciones directas e indirectas que están fijados de manera más formalizada” y se aplican igual a hombres que a mujeres. Para el conjunto de la plantilla, con uniformados incluidos, la brecha es del 5,9%. En cambio, si solo se cuenta a Guardia Urbana y Bomberos, la brecha es casi imperceptible, del 0,6%.

Uno de los sesgos que puede tener calcular lo que cobran los trabajadores municipales a final de mes es que las mujeres suelen pedir más reducciones de jornada que ellos. Pero aun así, si se mira la media de ingresos por hora, la brecha sigue siendo muy alta (10,4%) si se descuenta a los cuerpos uniformados. Y del 1,5% si se contempla la plantilla entera.

En conjunto, el gasto de personal en el Ayuntamiento de Barcelona ascendió en 2016 a 355,7 millones de euros, el 14% del presupuesto. La plantilla total es de 6.594 trabajadores. Son 4.351 hombres (el 66% aunque perciben el 67%) y 2.243 mujeres (el 34%, que cobran el 32,6%). Restando a los uniformados, las mujeres son el 62,5% y reciben el 59% del capítulo 1 –los gastos de personal- y los hombres son el 37% y reciben el 40,7%.

La concejal de Feminismos y LGTBI del consistorio, Laura Pérez, subraya que el estudio ha revelado que “los complementos salariales determinan la brecha”. En el consistorio hay cuatro tipos de complementos: por antigüedad en la plantilla; por destinación (en función de la categoría, la responsabilidad, la especialización o la complejidad del puesto de trabajo). El complemento específico, que retribuye la especialización, dificultad técnica, dedicación, emergencias, peligrosidad, distribución de jornada o peligrosidad. Y el complemento “personal de migración” entre un catálogo anterior de puestos de trabajo y el actual.

Pérez explica que las recomendaciones del informe “hablan de aplicar mecanismos que faciliten equilibrar la composición de la plantilla, que la hagan más paritaria”, y entiende que habrá que “revisar los criterios de asignación de los complementos”. Otra cuestión que revela el informe es que “la dirección está muy masculinizada”, explica.

Las causas de la brecha, concluye la concejal, están en la distribución de las tareas domésticas, que provoca que las mujeres pidan más reducciones de jornada; que los hombres están más valorados y hay categorías históricamente feminizadas (maestras, trabajadoras sociales, personal de limpieza); y que sigue existiendo un techo de cristal que discrimina a las mujeres a la hora de acceder a los puestos de mayor responsabilidad, donde se cobra más.


Los gastos de personal en el consistorio

  • Gasto total en 2016: 355,7 millones de euros (el 14% del presupuesto)
  • Plantilla: 6.594 trabajadores (4.351 hombres y 2.243 mujeres)
  • Plantilla Guardia Urbana y Bomberos: 3.017 (1.890 hombres y 1.127 mujeres)
  • Gasto mensual: 18,4 millones (12,5 a hombres; 6 M a mujeres)
  • Desequilibro mensual: las mujeres representan un 34% de la plantilla y reciben un 32,6% del gasto. Los hombres suponen el 65,9% y perciben el 67,3.
  • El salario base es un tercio del total. Los complementos son dos tercios
  • Hay más equilibrio cuando se excluye a la plantilla uniformada
  • Brecha para toda la plantilla, sumando salarios y complementos: 5,9%
  • Brecha sin contar a los cuerpos uniformados: 13,4%
  • Brecha sueldo /hora: 1,5% toda la plantilla. 10,4% sin uniformados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.