Noticias de las organizaciones asociadas

Este es el espacio dedicado a las noticias relacionadas o que generan las organizaciones asociadas a la Fundació Factor Humà

Según un informe de Randstad, el 27% de las empresas ha subido la retribución a los trabajadores en el último año y se prevé que la cifra crezca en 2016, sobre todo en aquellas profesiones donde la oferta es superior a la demanda. Pero el sueldo no es lo único importante, pues los profesionales valoran también el tipo de proyecto o la capacidad de desarrollo en la empresa.

 

Los salarios están subiendo. Un informe realizado por Randstad revela que, en el último año, el 27% de las compañías ha mejorado las condiciones económicas de sus trabajadores, un 64% las ha mantenido y solo un 7% las ha disminuido.

La recuperación económica y las buenas perspectivas que los organismos internacionales prevén han motivado un clima de optimismo, señala Josep Ollonarte, director de Randstad Professional Catalunya, lo cual ha provocado mayor movimiento en el mercado y nuevas pugnas por atraer y retener empleados que generan valor. “La creación de puestos de empleo y el aumento del negocio en las empresas motivan una competencia por atraer y fidelizar el talento, y el salario continúa siendo el factor más determinante para elegir una empresa, por lo que una mejorade la retribución supone una de las herramientas más útiles de negociación”. Además, en un contexto en el que la especialización continúa siendo escasa en relación a la demanda del mercado laboral, la ausencia de perfiles muy concretos provoca una mayor competencia por contratar a este tipo de profesionales.

Además, la urgencia de asentar lo que funciona y de aumentar áreas de negocio ha provocado que los puestos clave cuenten con más opciones de ser mejor retribuidos. Figuras como el director financiero o el de ventas son perfiles estrella porque, afirma Ollonarte, “de ellos dependen los resultados económicos de las compañías. En una recesión se busca mantener el volumen de negocio para poder mantener una posición altamente competitiva en el momento de la recuperación”.La creación de nuevos empleos y la dinamización de la economía generan nuevas oportunidades de negocio que las empresas están aprovechando. “Debemos ser conscientes, por tanto, del cambio de paradigma: la competencia yanoes con laempresa de la región od el país. Competimos en un mercado global, en el que las empresas demandan talento, que es lo que les otorga una ventaja respecto a la competencia. Si el fin último de las empresas es conseguir y mantener clientes. ¿Qué mejor manera de conseguirlo que a través de un buen director de ventas?”.

Mejores remuneraciones

El informe Randstad analiza cuál ha sido el cambio en las retribuciones en cada uno de los sectores, y cuáles han sido los puestos más beneficiados con la recuperación. En el área de las finanzas, son los directores financieros (CFO) los trabajadores con retribuciones más elevadas, con un salario anual medio cercano a los 80.000 euros. En el sector de marketing y ventas destacan los salarios de los profesionales con un perfil comercial. De media, un director de ventas recibe una retribución económica de 70.000 euros. En el sector de las ingenierías, los mánagers y directores de áreas perciben un salario que oscila entrelos 47.000 y 63.000 euros anuales de media.

Este crecimiento salarial no es puntual. Según Ollonarte, y como subraya el informe, “el 27% de empresas indica que ha subido la retribución de sus trabajadores en el último año y es probable que esta cifra sea aún mayor de cara a 2016. El 53%de las organizaciones encuestadas opina que la mejora de la situación económica se ha traducido en un incremento de su actividad empresarial, y es de esperar que esta mejora se prolongue en los próximos meses.

Buenas perspectivas

No hay sectores en retroceso, afirma Ollonarte, porque “la generación de empleo se está dando en todos los sectores productivos y las perspectivas son positivas. En los próximos años determinadas profesiones donde la oferta es superior a la demanda verán cómo sus salarios aumentan en menor medida, pero no prevemos un descenso en ningún caso. Los perfiles académicamente elevados y especializados seguirán siendo más demandados y, por ello, las retribuciones seguirán aumentando”.

Sin embargo, a la hora de atraer y retener talento, las empresas deben tener en cuenta que si bien el salario es importante, no es decisivo, ya que “una vez se alcanzan valores estándar en el mercado, deja de tener tanto valor”. No todos los profesionales, en especial aquellos demayor cualificación, se mueven únicamente por salarios. “En muchos casos, un proyecto atractivo, una empresa donde el empleado tenga una mayor capacidad de desarrollo, la posibilidad de realizar un empleo con proyección internacional o la posibilidad de conciliar son factores más determinantes que el salario para cambiar o permanecer en un empleo”.


Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.