Noticias de las organizaciones asociadas

Este es el espacio dedicado a las noticias relacionadas o que generan las organizaciones asociadas a la Fundació Factor Humà

Entrevista de La Vanguardia a Daniel Serra, Decano de la UPF Barcelona School of Management de la Universidad Pompeu Fabra: "La organización jerárquica se irá sustituyendo por un enfoque más horizontal y requerirá profesionales más polivalentes. Se trabajará en equipo a través de la red, con mayor dinamismo, diversidad y flexibilidad."


Daniel Serra de la Figuera es el decano de la UPF Barcelona School of Managament de la Universidad Pompeu Fabra -primera universidad española según el Times Higher Education Ranking (2015)- y director del UPF Business Analytics (BA) Research Group.

Todo el mundo habla hoy de Big Data y Business Analytics, pero ¿están las empresas españolas suficientemente adaptadas?

Todavía no. Las empresas han vivido cambios significativos en los últimos años pero, según los analistas, el gran salto se dará en el año 2020 cuando sean las nuevas generaciones, los Milenials, las que lideren la actividad económica. Estos jóvenes han nacido prácticamente con el ordenador debajo del brazo, y tienen una forma diferente de entender la vida, las profesiones y el mundo de los negocios.

¿Y en qué benefician estas técnicas al mundo de los negocios?

En las últimas décadas han permitido un enorme salto en la productividad empresarial. La cantidad ingente de datos que han aparecido permite que aquellos modelos cuantitativos y analíticos que ya se iban desarrollando desde hacía tiempo puedan ser realmente aplicados en el mundo empresarial y que esas técnicas nos permitan mejorar la productividad de la economía española.

¿Estamos ante un cambio de ciclo?


Ciertamente estamos ante el inicio de una nueva era que nos deberá llevar hacia un modelo de producción más acorde con las demandas de una sociedad abierta y globalizada, una forma de economía cuyo principal reto será construir y asegurar nuevas cuotas de bienestar, cohesión y seguridad en nuestras sociedades. Y ante tales cambios no podemos seguir formando a los profesionales con los modelos de siempre.

¿Eso implica, por ejemplo, modificar el tradicional MBA?

El MBA entendido como hasta ahora está en fase terminal. Hoy en día no basta con ofrecer la clásica formación empresarial. Las escuelas de negocios de todo el mundo están perdiendo cuota de mercado y por eso las escuelas más innovadoras están aprovechando este momento de crisis para transformarse y adaptar su oferta formativa hacia modelos alternativos.

¿Por ejemplo?


En la Pompeu Fabra nos interesa mucho lo que están haciendo escuelas como la d-School Stanford (California), la Rotman School of Managament (Canadá), Timi Akatemia (Finlandia), Kaos Pilot (Dinamarca) o The New School (New York). Todas están aplicando nuevos modelos de formación en los que resaltan conceptos como personalización, aprendizaje práctico, mentoring y multidisciplinariedad. No hay vuelta a atrás. Por un lado las nuevas generaciones nos exigen nuevos modelos de aprendizaje y por el otro las empresas exigen directivos con una preparación más integral, capaces de dar respuestas creativas, eficaces y rápidas en un sector cambiante y complejo. Las escuelas de negocio nos enfrentamos a la necesidad de reorientar y rediseñar los ejes de formación hacia modelos más multidisciplinares, capaces de aunar materias hasta ahora dispares como el business analytics y la creatividad o las finanzas y las humanidades.

¿Lo está haciendo ya la Pompeu Fabra?


Estamos empezando a implantar un nuevo modelo educativo en la formación de postgrado. Este año hemos lanzado un nuevo Executive MBA con un 40% de formación personalizada. El alumno trabaja en un proyecto personal y este se convierte en el eje vertebrador de su aprendizaje. Cada proyecto requiere contenidos y habilidades diferentes y eso nos supone a los docentes un mayor esfuerzo para ayudarle en la resolución de su reto. El rol de profesor cambia y pasa a convertirse en un mentor. Queremos que los profesionales que se formen con nosotros incorporen en su ADN principios como la gestión basada en la evidencia, la mirada crítica y la sostenibilidad.

¿El directivo del futuro es un hombre-orquestra?


Definitivamente, el profesional del futuro debe incorporar nuevas competencias como la creatividad, la inteligencia social o el conocimiento transversal. La organización jerárquica se irá sustituyendo por un enfoque más horizontal y requerirá profesionales más polivalentes. Se trabajará en equipo a través de la red, con mayor dinamismo, diversidad y flexibilidad. Hay que prepararse para todo esto y las escuelas de negocios están llamadas a impulsar este nuevo modelo que permita ejercer un buen liderazgo y gestión de las organizaciones públicas y privadas.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.