Noticias de las organizaciones asociadas

Este es el espacio dedicado a las noticias relacionadas o que generan las organizaciones asociadas a la Fundació Factor Humà

Aumenta la búsqueda de empleo en otras comunidades o fuera del país pero sólo por necesidad laboral. La tasa -que se obtiene de la relación entre los contratos que implican movilidad a otra provincia y el número total de contratos firmados- se sitúa en el 12,48%, según datos de migración interprovincial recogidos en el Servicio Público de Empleo Estatal y analizados por la firma de Recursos Humanos Randstad.

 

Al igual que muchas empresas se han visto obligadas a abrirse a nuevos países para sobrevivir, la falta de oportunidades laborales y de unos salarios dignos han forzado a muchos, especialmente a los jóvenes, a buscar empleo en otra provincia o bien fuera de las fronteras del país. Así, el tradicional inmovilismo laboral español -consecuencia del arraigo familiar, la vivienda en propiedad o la hipoteca, entre otros- se ha visto modificado en los últimos años, aunque estamos todavía lejos de los niveles de países como EE.UU.

En el primer trimestre del año en curso se ha registrado la tasa de movilidad geográfica por motivos laborales más alta desde el 2010. En concreto, la tasa -que se obtiene de la relación entre los contratos que implican movilidad a otra provincia y el número total de contratos firmados- se sitúa en el 12,48%, según datos de migración interprovincial recogidos en el Servicio Público de Empleo Estatal y analizados por la firma de recursos humanos Randstad. Es decir, de los contratos realizados durante los tres primeros meses del 2014 (3.557.000 contratos), más de 444.000 vienen motivados por la migración, ya que el trabajador consigue acceder al empleo en una provincia diferente a la de su última residencia.

Esta movilidad interna se produce principalmente desde las provincias de Cádiz, Sevilla y Toledo hacia Madrid, Jaén y Barcelona. Y aunque en cifras absolutas el sector que implica una mayor movilidad es el sector servicios (porque es el que ocupa a más población), el sector que mayor movilidad supone es la agricultura. De ahí que Jaén, por la campaña de recolección de aceitunas, esté entre las tres principales provincias receptoras de trabajadores. Por otro lado los más predispuestos a viajar por trabajo son los hombres (con una tasa de movilidad del 14,8% frente al 9,4% de las mujeres) y los jóvenes de 25 a 34 años (con una tasa de movilidad del 14,1%).

El actual periodo de vacas flacas también ha provocado un aumento de la movilidad de jóvenes hacia el extranjero. Casi 20.000 jóvenes catalanes han tenido que emigrar en los últimos cinco años en busca de un trabajo fuera de nuestras fronteras, lo que supone un aumento de más del 55% desde el 2009, según datos de Avalot, la organización juvenil del sindicato UGT.

BENEFICIOS DE LA MOVILIDAD

A pesar de la mayor predisposición a cambiar de lugar de residencia, uno de cada tres trabajadores desempeña su actividad laboral en el mismo municipio en el que nació, según un análisis de Randstad a partir de los datos del Instituto Nacional de Estadística. Y como se comentaba al principio y a pesar de sus muchos beneficios, la movilidad geográfica por motivos laborales sólo tiene lugar por exigencias del guión, no suele ser una cosa deseada.

"La movilidad es necesaria para ajustar la oferta y la demanda laborales. Las empresas no se pueden mover, pero sí las personas. Si se está dispuesto a cambiar de domicilio y/o de país se abre un mundo de posibilidades para encontrar un puesto de trabajo más acorde con la formación y aptitudes de uno, así como con sus expectativas laborales", explica Luis Pérez, de Randstad.

Pérez habla con conocimiento de causa: se ha desplazado ya cinco veces por trabajo tanto dentro como fuera de España. Desde su punto de vista, la movilidad supone "un gran enriquecimiento personal y laboral, y además está el tema del idioma" si se viaja a un país de habla no hispana.

Por contra, si se opta por el inmovilismo laboral Luis Pérez advierte que se corre el riesgo de acabar "en un empleo inferior al de tu perfil, es decir de estar infrautilizado y sobrecualificado".

Sin embargo, Albert Pérez, de Michael Page, sostiene que "las nuevas generaciones tienen otra mentalidad; se relacionan más con gente de fuera, que ha venido a trabajar aquí, y ven la movilidad como algo más natural". En este mismo sentido, el experto de Randstad opina que "la obertura de fronteras, la llegada de inmigración y la mayor movilidad laboral" está haciendo mella, "rompiendo con la barrera psicológica" existente contra la movilidad laboral.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.