Noticias de las organizaciones asociadas

Este es el espacio dedicado a las noticias relacionadas o que generan las organizaciones asociadas a la Fundació Factor Humà

Entrevista de La Vanguardia a Dídac Ramírez, Rector de la Universitat de Barcelona: "La universidad ha de dar un buen servicio a la sociedad, y para hacerlo se tiene que poder gobernar. Todos tenemos que remar en la misma dirección."


La Universitat de Barcelona (UB) perdió la oportunidad de renovar sus estatutos el martes. Durante más de un año, profesores, estudiantes y personal de administración han trabajado para dar forma a una nueva propuesta, pero un grupo de alumnos boicoteó el claustro que debía debatirla. Los detractores de aseguran que restará democracia a la institución. El rector, en cambio, cree que los nuevos estatutos servirían para presionar al Ministerio de Educación y la Generalitat, que preparan una reforma del gobierno de las universidades.

¿Por qué quiere cambiar los estatutos de la UB?


Primero, porque es un compromiso electoral. Hay que actualizarlos a las leyes aprobadas desde el 2003 (última reforma).

Y la gobernanza.

Ese es el segundo gran objetivo. Desde el gobierno central y de la Generalitat hacen propuestas para reformar la gobernanza de las universidades, así que consideramos que teníamos que liderar este cambio y crear un modelo propio de la UB.

Pero hagan lo que hagan, tendrán que aplicar el modelo que decida el Ministerio de Educación, estarán obligados por ley.


Pero es una vacuna. Tanto el ministro Wert como la Generalitat han dicho que la reforma de la ley de universidades se hará con consenso.

Como haya el mismo consenso que con la Lomce…

No es lo mismo. Las universidades participarán a través de la Conferencia de rectores y de la Associació Catalana d'Universitats. Y es más fácil negociar si vas con una propuesta propia, actualizada y aprobada por la universidad. De esta manera tienes más autoridad para influir en lo que se decida al final.

Pues ahora se le ha desmontado la estrategia. Ya no hay tiempo de celebrar otro claustro para votar los estatutos.

Ha perdido fuerza, sí, pero la propuesta de nuevos estatutos está aprobada por la comisión y la hago mía. La defenderé ante el Ministerio y la Generalitat.

Uno de los puntos más polémicos de su propuesta es la de que el rector designe al decano. ¿Por qué cree que hay que elegirlo directamente?

La universidad ha de dar un buen servicio a la sociedad, y para hacerlo se tiene que poder gobernar. Todos tenemos que remar en la misma dirección.

¿Es que ahora no se puede gobernar?

Ahora, a los decanos los elige la junta de facultad, y el rector no tiene nada que ver en esta elección. A veces los intereses de la facultad o de los departamentos pueden entrar en conflicto con el interés general de la universidad. Y eso hace que el trabajo del decano sea muy complicado. Si el rector designa al decano habrá una confluencia de voluntades.

Entiendo pues que hay conflictos de intereses entre usted y algunos decanos.


No, esto no es así. Y de hecho la mayoría de decanos ha votado a favor de este punto en la comisión que ha redactado la propuesta de estatutos. Pero es una situación que se podría producir en general. Yo no me presentaré a la reelección y por tanto no tengo ningún interés personal en que la elección del decano cambie, pero sí creo que es lo mejor para la institución.

El argumento que usted utiliza para defender la designación del decano es el mismo que da el Ministerio y la Generalitat para eliminar las elecciones a rector: puede estar sujeto a los intereses de sus votantes.

No, porque el rector no entra en conflicto con el interés general de la universidad.

¿No cree que designar al decano resta democracia?

La democracia interna de la institución queda garantizada con la elección por sufragio del rector. Y si escogemos una persona, debemos dejarla gobernar. Que no se encuentre que le hacen la puñeta porque no le han votado.

¿A usted le hacen la puñeta?

No, pero es verdad que hay facultades o centros que comparten los objetivos de la UB y otros que no. De todos modos, yo no quiero imponer un virrey, como se ha dicho. El rector propondría a un decano, pero es la junta de facultad la que tendría la última palabra, porque debe ratificarlo.

También se ha cuestionado la reducción de los órganos de gobierno.

Lo que proponemos es reducirlos a la mitad pero manteniendo la representación de todos los colectivos. Esto agilizaría la toma de decisiones.

¿Por qué no evitó el boicot del claustro?

Es difícil. Intentamos evitar confrontaciones personales. ¿Querían que trajese a la policía? Me hubieran criticado igual. Lo que me gustaría es que la gente que se rasga las vestiduras porque el claustro no se ha celebrado hiciera alguna manifestación contra los verdaderos causantes del boicot. No veo que digan nada.

La Generalitat propondrá a Wert que deje que las comunidades autónomas decidan su modelo de gobernanza.


Me parece bien que Catalunya pida estas competencias.

El Govern quiere eliminar las elecciones a rector. ¿Cómo valora esto?

Yo siempre defenderé la elección del rector por sufragio y no a dedo. ¿Quién garantiza que un comité de sabios o el Parlament elijan mejor? No hemos tenido un buen ejemplo con las cajas de ahorros. Un Blesa nunca saldría elegido por votación.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.