Noticias de las organizaciones asociadas

Este es el espacio dedicado a las noticias relacionadas o que generan las organizaciones asociadas a la Fundació Factor Humà

La Universitat de Barcelona (UB) pagará la matrícula a los estudiantes con problemas económicos sobrevenidos y que no tengan una beca general del Ministerio de Educación o de la Generalitat. El objetivo es que ningún estudiante tenga que abandonar la universidad por una cuestión de dinero, según el rector de la UB, Dídac Ramírez.


Los estudiantes que quieran acceder a estas ayudas deberán acreditar su situación económica con documentación oficial. La UB ha preparado una partida de 300.000 euros para estas becas, que podrían llegar a cubrir la matrícula de unos 200 estudiantes. Aparte de este programa, la universidad cuenta con otro plan de ayudas, el bkUB, dotado con 600.000 euros, para sufragar parte de la matrícula a estudiantes de master o grado.

La fuerte subida del precio de la matrícula y el endurecimiento de los requisitos para acceder a una beca general han obligado a algunas universidades a abrir programas de ayudas propios. Todo eso, en un momento en el que la financiación pública a las universidades ha caído un 30% desde el 2010. “Ya hemos tocado hueso, no podemos recortar más”, dijo al respecto Ramírez. La UB trata ahora de aumentar la financiación privada, que en estos momentos sólo supone un 3% de su presupuesto. Ramírez insistió en que las aportaciones privadas no han de sustituir la financiación pública, “esta también debe incrementarse”, sino contribuir a aumentar el presupuesto total. “En las grandes universidades europeas y norteamericanas, la financiación privada llega al 30% de su presupuesto”, añadió. Y sus fondos públicos también son mayores. La Universidad de Aarhus, en Dinamarca, cuenta con un presupuesto de 890 millones de euros para 40.000 estudiantes, mientras que el presupuesto de la UB, con 50.000 estudiantes de grado, es de 300 millones, puso Ramírez a modo de ejemplo.

La universidad quiere superar el millón de euros en aportaciones externas para el año que viene. El rector ha empezado una ronda de contactos con diferentes empresarios para cerrar las donaciones, a las que ayudaría una ley del mecenazgo, dijo.



El programa se retrasa

El programa de contratación de profesorado Serra Húnter se ha retrasado por un problema con el Ministerio de Hacienda, señalaron ayer en la UB. El Gobierno central sólo permite reponer un 10% de las jubilaciones, y no quedaba claro que el Serra Húnter respetase este límite. Ahora, con algunas modificaciones de la tasa de reposición, el programa sí podrá aplicarse. Los primeros profesores se incorporarán el año que viene.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.