Noticias de las organizaciones asociadas

Este es el espacio dedicado a las noticias relacionadas o que generan las organizaciones asociadas a la Fundació Factor Humà

Creativos, entusiastas y siempre dispuestos a arrimar al hombro. Así son los colegas con los que todos querrían trabajar. Si eres uno de ellos, no dejes que se aprovechen de tus virtudes si eso impide que cumplas tus objetivos laborales. Eva Rimbau, profesora de recursos humanos de la UOC da algunos consejos sobre el tema.


Los que se escaquean, los pelotas, los trepas, los acaparadores y un largo etcétera son algunos de los compañeros que pueden minar el trabajo en equipo y amargar la jornada laboral. Pero también existen otros colegas que son colaboradores y entusiastas por naturaleza, capaces de transformar la misión más imposible en una oportunidad para aprender y compartir una experiencia profesional irrepetible. Quiénes son, cómo localizar a estos personajes es el objetivo de muchos trabajadores, porque ¿quién no quiere a uno de ellos como compañero de pupitre?

Los buenos de la película

La honestidad y la integridad dibujan la personalidad de los trabajadores ideales. Eva Rimbau, profesora de recursos humanos de la UOC, señala que “son personas orientadas a las soluciones, no a los problemas. No son amigas de regodearse ni de compartir las lamentaciones y la quejas de sus colegas. Al contrario, tratan de ver el lado positivo y de ponerse a trabajar cuanto antes para resolver”.

También forman parte de este grupo los que tratan de agilizar la tarea al resto. “Responden rápido a los emails, no hay que repetirles las cosas y procuran no hacer perder el tiempo a los demás”, añade Rimbau, para quien la simpatía y la empatía también suelen caracterizar a estos trabajadores eficaces siempre dispuestos a echar una mano.

Por esta razón, si tienes el privilegio de trabajar con personas de este tipo, trata de valorarlas y ser solidario con ellas. No caigas en la tentación de sacar partido de su buen hacer en tu propio beneficio.

Sin embargo, si crees que eres de los que mejor encaja en tu equipo de trabajo por que siempre arrimas el hombro, colaboras en todo y caes bien, no olvides que tú también tienes tus objetivos, “y esos no pueden salir perjudicados si dedicas buena parte de tiempo a ayudar a los demás. Dosifica tu entusiamo”, concluye Rimbau.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.