Humor y curiosidades

¿Sabías que por la Red corren muchos contenidos divertidos o curiosos relacionados con el ámbito laboral? Aquí tienes unos cuantos. ¡Seguro que tú también sabes alguno! Si nos lo envías, lo difundiremos
Vies de tren ¿Qué relación puede existir entre el ancho de vía en los ferrocarriles de Estados Unidos, de 143,5 centímetros, con el trasero de un caballo? ¿Y ese mismo trasero con los cohetes espaciales? Pues mucha más de lo que nos podamos pensar.

El ancho de vía en los ferrocarriles de Estados Unidos es de 143,5 cm (4 pies y 8,5 pulgadas). Es un número bastante extraño.

¿Cuál es la razón de ese ancho?

Una respuesta rápida y sencilla es que así se construyen en Gran Bretaña y las mismas fueron construidas por los ingleses expatriados.

¿Y por qué los ingleses usaban ese ancho?

Los primeros trenes fueron construidos por las mismas personas que habían construido los antiguos tranvías y esta es la anchura que usaban.

¿Y por qué ellos usaban tal cifra?

Porque utilizaban las mismas plantillas y herramientas que se usaban para construir carruajes que usaban ese espacio entre ruedas.

Bien. ¿Y por qué los carruajes usaban esa extraña cifra de espacio entre ruedas?

Porque, si hubiesen usado otra cualquiera, se hubiesen roto en algún viejo camino inglés, ya que esa es la distancia entre las huellas.
(Nota: las huellas son las marcas dejadas en un camino por los carruajes que pasaron anteriormente).

¿Y quién construyó esos viejos caminos con huellas?

Las primeras carreteras de larga distancia en Europa (e Inglaterra) fueron construidas por el Imperio Romano para sus legiones y han sido usadas desde entonces. Los carros de guerra de las legiones romanas formaron las huellas iniciales, que cualquier otro tenía que imitar por miedo a destruir las ruedas de sus carruajes. Ya que los carros fueron hechos para (o por) el Imperio Romano, eran todos iguales en cuanto a distancia entre ruedas.

El ancho de vía férrea estándar en EE.UU. es de 143,5 cm, y deriva de las especificaciones originales para un carro de guerra romano.

A su vez, los carros de guerra romanos se hicieron con el ancho justo para acomodar los traseros de dos caballos. Con lo que ya tenemos la respuesta a la pregunta original.

Hay una interesante continuación a la historia acerca de anchos de vía y traseros de caballo.

Cuando vemos los trasbordadores espaciales de la NASA en su rampa de lanzamiento, observamos dos grandes cohetes unidos a los lados del principal tanque de combustible.

Son los llamados SRB (Solid Rocket Boosters) y son construidos por Thiokol en su fábrica de Utah.

Los ingenieros que los diseñaron habrían preferido hacerlos algo más anchos, pero los SRB han de ser enviados por tren desde la fábrica hasta el lugar de lanzamiento. La línea férrea pasa por un túnel en las montañas y los SRB han de caber a través de ese túnel, el cual es ligeramente más ancho que el propio ancho de la vía, la cual es aproximadamente del ancho de dos traseros de caballo.

Así pues, el diseño de los cohetes impulsores del más avanzado sistema de transporte del mundo fue determinado hace dos mil años por el ancho del trasero de un caballo romano.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.