Oscar Garcia e Imma Marín: experiencias con el poder del juegoSiempre que nos convocan a un evento en el que se hable de gamificación, nos aparece una sonrisa en el rostro, se disparan nuestras expectativas y hacemos lo posible por asistir. Es lo que tiene el juego, nos mueve a la acción, nos motiva y nos ilusiona. Y esto es lo que sucedió en el 2º Espacio Factor Humà del pasado mes de octubre, a raíz de las intervenciones de Oscar García, Socio de Cookie Box, y de Imma Marín, Directora de Marinva.

(Vídeo en catalán)

"La madurez del hombre es haber vuelto a encontrar la seriedad con la que jugaba cuando era niño."
F. Nietzsche en "Más allá del bien y del mal"

Siempre que nos convocan a un acto, una conferencia, un seminario… sobre el juego (gamificación), nos aparece una sonrisa en el rostro, se disparan nuestras expectativas y hacemos lo posible por asistir. Es lo que tiene el juego, nos mueve a la acción, nos motiva y nos ilusiona.

Y esto es lo que sucedió en el 2º Espacio Factor Humà del pasado mes de octubre sobre Talentos Híbridos, a raíz de las intervenciones de Oscar García, Socio de Cookie Box,  y de Imma Marín, Directora de Marinva.

Oscar comienza su charla lanzándonos un beso, un “motivador intrínseco”, nos dice, importantísimo para meterse al público en el bolsillo, como cuando en un concierto el músico menciona el nombre de la ciudad en la que actúa. Las personas deseamos, buscamos “motivadores intrínsecos” y los encontramos en el juego.

Sin embargo, a la que nos hacemos adultos, nos dicen que jugar es perder el tiempo, lo mismo que ahora en muchas organizaciones nos dicen que entrar en Facebook es perder el tiempo.

Afirma Oscar García que hablar de juego es hacerlo de estética y arte, de buenas historias y sólo un poquito de tecnología. La narración es la base del juego y cita a Joseph Campbell y su “El viaje del héroe” como esqueleto o plantilla de muchas de las buenas historias que subyacen detrás de los videojuegos y de muchas películas. La tecnología no es más que el medio, mientras que la historia es lo que hace funcionar el juego.

Comenta que poner a correr a alguien detrás de una zanahoria no es gamificar. Para que exista “juego” no basta con poner un anzuelo, el jugador debe poseer el mando, decidir qué hacer, al modo de los libros que le regaló a Oscar su madre cuando tenía once años que contenían guiones “no lineales”. Se llamaban “Elige tu propia aventura”  y el lector debía escoger entre varios caminos a seguir, y que consiguieron que a través del juego Oscar se aficionara a la lectura.

Y es que el juego está asociado al placer, al júbilo, a la felicidad, a la superación de un obstáculo o un reto y que esa experiencia nos proporcione lo que ha venido a llamarse “epic win”,  esa sensación genial y sorprendente de triunfo, de ser el ganador. Y podemos ser “ganadores” si podemos compartir, decidir, ganar, mejorar el mundo…

Y en contextos de empresa el juego ayudará a desarrollar trabajadores felices en entornos memorables.

“La gamificación es muy seria pero nada aburrida”, concluye Oscar García.

A continuación Imma Marín nos invita a definir qué entendemos por juego en un ejercicio de rememoración que nos lleva hasta nuestra infancia en la que jugar era vivir.

Recuerdos, emociones, palabras que resumen qué es el juego para nosotros van apareciendo en la sala y podrían resumirse en aquello que nos constituye como humanos: somos seres sociales.

El juego se desarrolla en la ficción pero nos mueve en el mundo real, por eso nos lo tomamos tan en serio. Es una actividad libre, no puede ser impuesto, entrar en el juego es una decisión individual. Es una actividad placentera, pero se trata de un placer que no está ligado a la inactividad sino al esfuerzo, al desafío, al reto. La diversión es un beneficio colateral del juego, una consecuencia, pero el objetivo es mantener de forma sostenida un esfuerzo. Es consustancial al juego la gratuidad de forma que si aparece una finalidad oculta, como por ejemplo que incremente mi productividad en el trabajo, el juego desaparece. El jugador no espera otro beneficio que el propio placer de jugar (de nuevo la motivación intrínseca).

Imma nos hace distinguir entre ‘PLAY’ y ‘GAME’ tal como hace la lengua inglesa y afirma que el ‘GAME’ (juego) sin el ‘PLAY’ (jugar), no existe. “PLAY” traduce una actitud vital que nos permite convertir cualquier cosa en un juego.

Es importante desarrollar nuestra capacidad lúdica porque nos permite desarrollar más defensas frente a la frustración, nos hace más creativos, más humanos, más sociables. Los espacios de juego, en el trabajo, en formación, en cualquier situación, son espacios donde es posible equivocarse, donde no seré juzgado, donde puedo volverlo a intentar y por diferentes caminos, son entornos que permiten la creatividad.

“El juego es algo muy serio”, coincide Imma con Óscar.

Definido lo que significa para Imma Marín el juego, nos invita a jugar. Se trata del tradicional juego del pulso chino que consiste en intentar atrapar el pulgar del adversario juntando las manos y dejando los dos pulgares hacia arriba. En un momento toda la sala enlaza sus manos con dos compañeros de forma que se crea una auténtica red de batalla de pulsos. La gente grita, se ríe, disfruta del juego.

Reflexionando sobre el juego que se ha desarrollado en la sala, parece claro que el cambio fundamental que se ha producido tiene que ver con la energía que se respira después: la gente ha reído, se ha relacionado, se ha relajado y desinhibido…

Finaliza Imma enumerando los doce poderes del juego que se inician con la “curiosidad” que es el motor del aprendizaje y que va enumerando: nos propone retos, nos hace aceptar reglas, desarrolla nuestra creatividad, crea complicidad y vínculos, nos hace salir de nuestra zona de confort, nos proporciona satisfacción, facilita nuestro compromiso, incrementa nuestra autoestima, desarrolla nuestra empatía, nos acostumbra a la incertidumbre, nos otorga optimismo y nos ayuda en la toma de decisiones.

El juego es un gran disparador de emociones que nos conectan, sin emoción no hay vínculo y sin emoción no hay aprendizaje, concluye Imma, que cierra su intervención describiendo el círculo virtuoso del juego: con el juego hemos compartido conocimiento que ha mejorado nuestro clima, hemos mejorado nuestra comunicación y hemos creado confianza.

Son los reyesLiderar eficientemente es una ardua tarea estrechamente ligada a las características personales, experiencia y modo de ver el mundo. Este reportaje reciente de Comando Actualidad en TVE nos muestra ejemplos como los de Carme Ruscalleda, Onésimo Migueláñez o Mar Raventós que han logrado ser referentes en sus ámbitos. Muchos no han recibido formación en gestión, ni nacieron con afán de liderar, sino que ha sido su pasión y su empeño lo que les ha llevado lejos.

Pertenecen a sectores muy distintos, pero tienen algo en común: han logrado destacar en lo suyo y se han convertido en personajes altamente conocidos. Unos han continuado con el imperio que les legaron generaciones anteriores, otros lo han construido partiendo de cero, pero el resultado es el mismo: ahora son auténticos reyes.

Es autodidacta, se abastece a sí mismo y tiene claro que es un miembro más del equipo: Víctor Arguinzoniz, el mejor  cocinero a la brasa del mundo, no dirige a sus trabajadores desde la puerta de la cocina, sino que se ensucia las manos y trabaja codo a codo con ellos. Un líder ha de ser creativo, flexible y carismático, pero sobre todo, ha de ser un ejemplo para su equipo. Un buen directivo es aquel que empatiza con sus empleados, pues para poder entender las tareas que tus trabajadores desarrollan y las dificultades que éstas implican debe empezar por ponerse en su lugar. En algunas grandes compañías incluso hacen rotar a sus ejecutivos por todos los departamentos para así conocer de primera mano la realidad del negocio.

Liderar implica un aprendizaje recíproco, una influencia mutua y unos beneficios compartidos, ya que sin un buen equipo que se sienta parte de la empresa un líder no tiene nada que hacer. El camino del liderazgo es un camino de autodescubrimiento entre empleados y directivos.

Igual de autodidacta que Arguinzoniz lo es la reina de la cocina por excelencia, Carme Ruscalleda. Es la cocinera con más estrellas Michelin del mundo, pero su consolidado reconocimiento no ha frenado sus ganas de seguir creciendo y experimentando. Aprende preguntando, ensayando y equivocándose, porque para llegar a lo más alto hay que caer unas cuantas veces y más si eres mujer. Trabaja en un ámbito caracterizado por la elevada población masculina pero, como ella señala, estamos ante una transformación de roles: “las mujeres entran en la cocina profesional y los hombres en la doméstica”. Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer y, aunque cada vez hay más presencia femenina en las cúpulas directivas, hay que seguir luchando por romper el techo de cristal.    

Otro ejemplo de que las mujeres están sobradamente preparadas es Mar Raventós, psicóloga, economista, madre de 6 hijos, habla 4 idiomas y está al frente de una de las empresas más antiguas de España, Codorníu. Su ajetreada vida laboral no le impide atender a su familia, pues afirma tener tiempo para todo y conseguir además que su negocio sea de éxito. ¿La clave? Ser exigente y valorar la calidad por encima de todo.

Onésimo Migueláñez sabe de primera mano que para triunfar hay que ser el mejor y que las medias tintas no bastan. Empezó repartiendo caramelos en una furgoneta y ahora es el rey de las golosinas. Apunta que lo único que hizo fue detectar cuál era el momento adecuado para iniciar su negocio y dedicarse a él las 24 horas del día. Es cuestión de trabajar duro y ponerle ilusión, esos son para él los factores más poderosos contra la crisis. Se debe a su empresa y la siente parte de sí mismo, algo que hay que transmitir a los empleados, pues para que realicen un buen trabajo tienen que estar comprometidos con el mismo y sentir que pertenecen a la empresa.

Para ser el mejor hay que rodearse de los mejores, así lo afirma y así lo hace Humberto Cornejo, referente internacional en el mundo textil. Para mantener a tu lado a los mejores talentos hay que recompensarles y no solo salarialmente, sino también con reconocimiento y políticas empresariales que les motiven. Por ello Cornejo no duda en brindar las máximas oportunidades que puede a sus empleados, que lo conciben como un líder cercano.

No hay que esperar a que te lo pidan, tienes que adelantarte, intuir qué esperan los demás de ti. Solamente así lograrás ser un referente en tu campo de trabajo, tal y como señala Richy Castellanos, el rey de las Relaciones Públicas.

Lucha por ser el mejor, transmítelo a quienes te rodean y sobre todo, demuéstralo.

 

También puedes ver el reportaje en la página web de RTVE: http://www.rtve.es/alacarta/videos/comando-actualidad/comando-actualidad-son-reyes/2981617

{iarelatednews articleid="11495,11564"}

Marc Cortés: La digitalización que todo lo cambiaReflexiones a partir de la muy recomendable conferencia de Marc Cortés, Socio-Director general de Roca Salvatella, en el marco del último Espacio Factor Humà de octubre del año pasado. A partir de la estructuración conceptual que hace Cortés de la evolución que hemos vivido, a menudo inconscientemente, gracias a los cambios tecnológicos, a mí me gustaría hablar en un formato más abierto, menos estructurado, más intuitivo, más personal.

(Vídeo en catalán)

Hagamos un poco de historia muy reciente: en agosto de 1991, el CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear) publicó el proyecto World Wide Web, y dos años después Tim Berners-Lee inició la creación del HTML y el HTTP. En 1993 el Centro Nacional para Aplicaciones de Supercomputación de la Universidad de Illinois desarrolló el primer navegador web. ¡Han pasado sólo 21 años!

Google fue fundada en 1998, poco antes de que Telefónica comprara el Portal Olé por 2.000 millones de pesetas (12 M €) para convertirlo en Terra. Era la época en que algunos teníamos teléfono Nokia (en 1991 sólo había 15 millones de usuarios de móvil en todo el mundo; actualmente hay más de 1.500 millones) y tuvimos que esperar hasta el verano de 2007 para ver nacer la primera versión de los Iphone y empezar a cambiar las pantallas deslizando los dedos, en vez de hacerlo con la rueda del Ipod. Para complementar con otros hechos principales, 2004 es el año de arranque de Facebook, en febrero de 2005 aparece Youtube y en marzo de 2006 es el momento en que se presenta Twitter. ¡Entre el Nokia y el Iphone 6 o entre el portal Olé y la actualidad no han pasado ni 20 años! Facebook, Youtube o Twitter apenas están en proceso de celebrar su décimo aniversario.

¿Todavía hay alguien que dude que "la digitalización lo ha cambiado todo?" En el marco del último Espacio Factor Humà, Marc Cortés hace una muy recomendable conferencia en la que estructura conceptualmente la evolución que hemos vivido, a menudo inconscientemente, gracias a dichos cambios. Ahora me gustaría hacerlo en un formato más abierto, menos estructurado, más intuitivo, más personal. ¿Como ha afectado y afectará la digitalización a nuestras vida y a nuestra sociedad? Algunas reflexiones desordenadas y nada exhaustivas:

  1. El mundo del trabajo: por un lado, en los últimos veinte años, el crecimiento económico no ha venido acompañado de un incremento en el promedio de los salarios, acelerando la polarización salarial y la desaparición progresiva de los salarios medios. Por el otro, la aparición de nuevas profesiones (algunas de ellas efímeras) abren nuevas oportunidades laborales. Os recomiendo el especial de The Economist de 2014: “The Third Great Wave”.
  2. El mundo de la información: ¿cuántos de vosotros sabíais de PODEMOS antes de la noche de las elecciones europeas de 2014? Reconozco que yo no sabía prácticamente nada de nada, pero la perplejidad ante los resultados me permitía comprender que hay un mundo paralelo al mío en el que pasan muchas cosas y del cual estoy desconectado. No me considero un incomunicado digital, procuro seguir diferentes redes sociales, periódicos digitales y otras herramientas; pero eso no significa que no haya espacios desconocidos para mí y en los que hay una riqueza extraordinaria. Como en la vida real.
  3. El mundo financiero: en 1981 se instalaron los primeros cajeros automáticos de la Caixa de Barcelona (primera entidad que apostó por este tipo de tecnología) y con ellos aparecían las tarjetas de débito. 34 años más tarde el dinero físico ha pasado a un segundo nivel y sigue, poco a poco, desapareciendo. No tengo datos exactos pero hoy en día la operativa transaccional bancaria se hace fuera de la oficina en un porcentaje superior al 80%. 2014 haría falta también recordarlo por haber sido el de la presentación del Iphone 6 que incorpora la tecnología para hacer pagos con tarjeta de crédito (acuerdo Apple - VISA) y que permite desplazar una parte del negocio de las tarjetas desde el entorno financiero al tecnológico. Será bueno estar atentos de anotar la fecha en la que podamos pagar en "apples" o en "googles", en vez de dólares o euros.
  4. El mundo industrial: más allá de la deslocalización que provoca desequilibrios territoriales, la digitalización (robotización) de la industria conlleva una pérdida acelerada de puestos de trabajo, y todavía no hemos sido capaces de encontrar respuesta a qué hacer con todas las personas que no podrán acceder a un empleo. Como dice Nussbaum: "Los seres humanos necesitan sentido, comprensión y perspectiva además de trabajo".

El mundo ha cambiado, o mejor dicho, comenzó a cambiar hace 20 años y todavía tiene que cambiar mucho más. Las sociedades cambian cuando cambia la tecnología, pero también las "sociedades cambian cuando cambian sus dioses" (Antonio Machado). Hemos cambiado la tecnología y los dioses; también estamos cambiando nosotros.

{iarelatednews articleid="11180"}

El Grupo Mutua de Propietarios pasa a formar parte de la lista de organizaciones asociadas a la FundacióEl Grupo Mutua de Propietarios, especialista en la Protección y la Salud del Edificio, con una amplia gama de seguros en el ámbito de la Propiedad Inmobiliaria y de Servicios Técnicos especializados, pasa a formar parte de nuestra comunidad de socios. Damos la bienvenida a las aproximadamente 150 personas que ahí trabajan y, muy especialmente, a José Antonio Ogazón, Director del Departamento de Personas y Talento.

La sorprendente crisis laboral de 2013... y cómo empezar a resolverla yaLa digitalización y la automatización han proporcionado más y mejores recursos y han permitido la creación de nuevos tipos de empleo. Pero al mismo tiempo existe el temor de que las máquinas acaben sustituyendo a los humanos en el mercado laboral. Rainer Strack, experto alemán de The Boston Consulting Group, afirma en una enriquecedora conferencia del reciente TED@BCG Berlin que sucederá todo lo contrario, pues en 15 años existirán más puestos de trabajo que personas que los puedan ocupar.

El TED@BCG, un evento producido por el TED Institute con la colaboración de The Boston Consulting Group, multinacional de la consultoría estratégica, reunió a líderes del ámbito empresarial que han vivido en primera persona el cambio y la transformación que ha sufrido la sociedad en los últimos tiempos. El último evento de la serie TED@BCG fue el que tuvo lugar el pasado octubre en Berlín, en el que Rainer Strack, experto en Recursos Humanos de BCG, invitó a la reflexión con un interesante discurso.


Strack empieza mostrando un gráfico que refleja la tasa de natalidad en Alemania y el progresivo el envejecimiento de la población. Este no es más que un pretexto para hablarnos de un problema que le preocupa: en 2030 la población en edad de trabajar será mucho menor que ahora, es decir, la fuerza laboral disminuirá y lo hará de forma significativa.

El ponente calcula que si Alemania quiere mantener su PIB actual y que su productividad siga creciendo harán falta 8 millones de personas, más del 20 % de la fuerza laboral actual alemana. Para no estancarse, dicho país deberá aumentar significativamente la migración, atraer a muchas más mujeres al mercado laboral y aumentar la edad de jubilación. ¿Cómo lograrlo?

Strack hace mención a los robots, a la automatización y a la tecnología, y formula la siguiente pregunta: ¿Cambiará la tecnología la situación y aumentará la productividad? Hasta el momento parece que vamos en esa dirección. La implementación de nuevas tecnologías ha facilitado la ejecución de diferentes tipos de trabajos, antes costosos y que suponían una mayor pérdida de tiempo. La industrialización y la automatización de algunos sistemas de producción supusieron un importante avance en el mercado laboral, dando lugar a nuevos puestos de trabajo asociados a dichas transformaciones. Pero fijándonos en las cifras, podemos ver que las industrias que tradicionalmente generaban más empleo están en declive, sobre todo en la Europa del Sur.  Nos encontramos pues ante un dilema: ¿nos llevará la tecnología del presente de vuelta a la creación de más empleo?

¿Dónde reside el problema? Pues, aunque parezca contradictorio, en la propia revolución digital. Como apunta el ponente, los robots, el Big Data o la automatización reemplazarán muchos puestos de trabajo, de hecho en algunas profesiones como el periodismo ya lo están empezando a hacer. Pero para Strack, la clave es otra: ¿cuándo, con qué rapidez y en qué medida? Es decir, ¿será capaz la revolución digital de crear empleo a un ritmo que compense su destrucción?

Alrededor de esta cuestión gira el Documento de Prioridades de Investigación, una carta abierta firmada por más de 400 personalidades del mundo de la ciencia y la innovación. En el texto se plantean cuestiones como el establecimiento de una renta básica universal como contrapartida a la incorporación de máquinas en puestos de trabajo actualmente ocupados por humanos.

“Para poder frenar la destrucción de empleo que traerán los robots tenemos que centrarnos en todo lo contrario: en las personas, o mejor dicho, en los talentos. Tenemos algo de lo que las máquinas no disponen: inquietudes, aspiraciones y mucho talento. No debemos olvidar que los robots son fruto de nuestras ideas y que si existen es para ponerse a nuestro servicio y facilitar el desarrollo de nuestro potencial.

Para poder retener a las personas hay que indagar en sus preferencias laborales y actuar sobre ellas. La principal resulta ser la búsqueda de reconocimiento, según una encuesta realizada entre más de 200 000 solicitantes de empleo de 189 países. Como apunta Strack, estamos ante un enorme desafío de perfeccionamiento profesional, en el que empresas y los gobiernos deberán crear estrategias para atraer a los mejores y saber darles lo que pidan.

“Los empleados son recursos, son activos; no costes, ni nóminas, ni máquinas. Ni siquiera los alemanes.”

 

Acceso a la conferencia de Rainer Strack de TED@BCG Berlin: https://www.ted.com/talks/rainer_strack_the_surprising_workforce_crisis_of_2030_and_how_to_start_solving_it_now?language=es

eQuàliment, la solidaritat intel·ligent: tecnologia al servei de les persones!A causa de la crisis, la distribución de alimentos a familias en situación de necesidad ha vivido un crecimiento espectacular en los últimos cuatro años. En este contexto nació eQuàliment, para dar respuesta a dicho incremento y como solución para abordar la necesidad urgente de contar con mejores herramientas de gestión en la captación y distribución de alimentos solidarios y de coordinación entre los diferentes actores de un territorio.


(Vídeo en catalán)

La necesidad de alimentos sigue creciendo, a pesar de las cifras macroeconómicas actuales.

La distribución de alimentos a familias en situación de necesidad ha vivido un crecimiento espectacular -próximo al 60% - en los últimos cuatro años, con motivo de la grave crisis actual y parece que las "buenas" noticias macroeconómicas no acabarán a corto plazo con esta situación.

En este contexto nació eQuàliment, para dar respuesta a este incremento espectacular de la demanda y como solución para abordar la necesidad urgente de contar con mejores herramientas de gestión en la captación y distribución de alimentos solidarios y de coordinación entre los diferentes actores de un territorio.

Actualidad de la distribución de alimentos solidarios

En la actualidad el sistema eQuàliment ya se aplica en más de 30 municipios de Catalunya, como Barcelona, ​​Terrassa, El Prat, Cornellà, Vic, Manlleu, Sant Adrià, Sant Boi, Santa Coloma, Girona, Figueres, Sabadell, Vilafranca del Penedès, Reus o Tortosa, entre muchos otros. En estos momentos está implantado en ayuntamientos que representan aproximadamente el 30% de la población de Catalunya. Se pueden consultar las referencias completas en la web: www.equaliment.org

En Catalunya, como en España, la entrega de alimentos a los beneficiarios la realizan numerosas entidades locales de voluntariado, de diferentes dimensiones y capacidades, que reciben las partidas más importantes de alimentos de las fundaciones de Bancos de Alimentos y de Cruz Roja que, en calidad de "mayoristas", distribuyen los alimentos provenientes de los presupuestos de los excedentes alimentarios de la Unión Europea y los que obtienen de empresas y particulares a través de donaciones y colectas. Sólo en la provincia de Barcelona hay más de 600 entidades que reparten alimentos a beneficiarios finales.

En estos últimos años, numerosas entidades y servicios sociales municipales han ido tomando conciencia de la necesidad de coordinar esa actividad y ya están en marcha con la ayuda de eQuàliment en numerosos municipios proyectos que racionalizan la distribución de alimentos en los que se involucran colaborativamente el conjunto de actores implicados.

Qué aporta eQuàliment

eQuàliment es un sistema para gestionar la distribución de alimentos solidarios, con tres objetivos:

  • - Ser más eficiente, facilitando el trabajo de los voluntarios y la previsión de necesidades
  • - Ser más equitativo, para que llegue a todo el mundo que lo necesite según sus necesidades, y
  • - Ser más transparente, con información clara y a tiempo para todos los actores involucrados –entidades, voluntarios, administración, empresas, mayoristas y la sociedad en general.

Incluye:

  • - una aplicación informática diseñada específicamente, y
  • - un acompañamiento en la implantación y seguimiento de los proyectos.

La aplicación informática permite gestionar el ciclo completo del proceso, desde la prescripción por parte de los técnicos de servicios sociales hasta la entrega equitativa de alimentos a los beneficiarios. De este modo se integra en una única plataforma el sistema de citas y de entregas a las familias, la gestión logística del almacén y la explotación de datos para hacer una previsión concreta de las necesidades de alimentos.

Esquema general de funcionamiento de la actividad de distribución de alimentos solidarios

eQ_Solidaridad Inteligente, el nuevo programa de voluntariado corporativo

eQuàliment también es inclusivo con las empresas a través del nuevo programa de voluntariado corporativo "eQ_Solidaritat inteligente". Un ejemplo es la empresa LUCTA, SA, gracias a la cual cuatro municipios del Vallès Oriental han implantado eQuàliment para hacer más eficiente, equitativa y transparente la distribución de alimentos.

El programa de voluntariado corporativo permite a las empresas y a los voluntarios acabar con la recogida de alimentos "a ciegas" y expresar su solidaridad a partir de los datos reales que aporta eQuàliment, disponiendo de información sobre el impacto real de su cooperación en un territorio concreto.

Premios y reconocimientos

eQuàliment recibió en mayo de 2014 el premio Barcelona Digital en la categoría de impacto social y ha aparecido en diferentes medios de comunicación como por ejemplo el programa de TV3 “Valor Afegit” (vídeo incrustado al inicio). Este reportaje y toda la información sobre eQuàliment se puede consultar en la web: www.equaliment.org. También se puede seguir la cuenta de Twitter: @eQualiment

El peligro de ocultar quién eresEl miedo a no ser aceptados nos paraliza, nos empequeñece e incluso nos hace olvidar quien somos realmente. Vivimos en una sociedad que aunque cada vez se muestre más permisiva y liberal sigue juzgando cada uno de nuestros movimientos, condicionando así nuestro modo de ser y actuar. Morgana Bailey, profesional de los Recursos Humanos, nos revela en esta conmovedora ponencia que tuvo lugar recientemente en el TED@State Street de Londres quién es realmente y el por qué de su prolongado silencio.

Producido conjuntamente por el TED Institute y State Street, una multinacional financiera, tuvo lugar el pasado noviembre en Londres el TED@State Street London, un evento en el que los oradores lograron impactar e inspirar a muchos de los asistentes a través de la riqueza de su experiencia personal y laboral. Entre ellos destacó el valiente discurso de Morgana Bailey,  que trabaja en el departamento de Recursos Humanos de una empresa norteamericana de Kansas.

Bailey empieza remontándonos a su pasado, cuando era joven, rebelde y sin miedo a probar cosas nuevas ni a salirse de lo corriente. Seguía los patrones de cualquier adolescente hasta que un viaje de estudios a Londres le cambió la vida. No es precisamente casualidad que nos cuente todo esto en esa misma ciudad, pues supuso un punto de inflexión para ella.

Descubrió algo de sí misma que desconocía hasta entonces, algo que formaba parte de su ser pero que sin embargo no la dejaba ser. Se convirtió en lo contrario de lo que era, cambió las fiestas en discotecas y los eventos por esconderse en su habitación. Una vez el miedo se apodera de ti es difícil librarte y dar un paso al frente, señala. Durante 16 años ha vivido asustada y con temor a los reproches y a ser juzgada. ¿Por qué?

Por el simple hecho de ser: Lesbiana. Palabra que no quería que la definiera, ni que condicionara los pensamientos o actitudes de los que la rodeaban. Pero era su verdadera identidad, Morgana Bailey, era homosexual y eso no la hacía ni mejor ni peor, la hacía ser ella misma.

Si la ponente ha tenido el valor de confesar su secreto,  de mostrarse tal y como es y ser capaz de dar el paso hacia delante ha sido gracias a un artículo de la revista Advocate que habla sobre los efectos de la homofobia. Cuando lo leyó se dio cuenta de que su silencio tenia repercusiones más graves a largo plazo, y no sólo sociales, sino que también de salud. El artículo lo deja claro: La esperanza de vida de los gays y de las lesbianas que viven en ambientes de poca aceptación se reduce en 12 años frente a ambientes en los que sí son aceptados.

Los efectos del estrés personal y el estigma social son una combinación mortal. El estudio encontró que los homosexuales de las comunidades donde no los aceptan eran más propensos a las enfermedades cardíacas, a la violencia y al suicidio. El problema aquí no reside en las personas que luchan por vencer sus miedos y confesar que son lo que son, sino que reside en las sociedades que los rodean, alimentadas de prejuicios y reacias a los cambios.

“Mi elección de ocultar quién soy realmente puede haber contribuido indirectamente a este mismo entorno y a crear un ambiente de discriminación”, apunta Bailey. Igual que ella, muchas otras personas deberían darse cuenta de que la lucha empieza por aceptarse a uno mismo, porque si tú mismo piensas que no perteneces al conjunto de gente “ordinaria” y por ello te ocultas, te estás autodiscriminando. Aunque parezca inverosímil, los mayores obstáculos por superar son las inseguridades que se albergan en nuestro interior.

Morgana reflexiona sobre la ironía que supone trabajar en Recursos Humanos, una profesión que defiende la diversidad social y su reflejo en el lugar de trabajo y, aun así, no hacer nada para abogar por ello. Todas las empresas y sus empleados deberían promover políticas contra la discriminación y comprometerse con la diversidad, pues al fin y al cabo es lo que hace único y especial el lugar en el que vivimos.

Todos somos diferentes, no hemos nacido en la misma ciudad, ni hemos leído los mismos libros, ni pensamos igual, ni, obviamente, nos gustan las mismas cosas. Todos estamos dentro del gran saco de la diversidad, saco que no debería convertirse en jaula para aquellos que son considerados distintos por sentirse atraídos por alguien de su mismo sexo.

Igual que el mercado laboral se ha adaptado a las nuevas tecnologías, al boom que ha supuesto la digitalización o a los cambiantes contextos económicos, debe adaptarse también a la época en la que vive y a sus avances sociales, un periodo en el que la libertad de expresión no tiene porque acarrear consecuencias negativas, ni la homosexualidad ser un tabú.

Bailey finaliza su conferencia más segura de cómo la empezó, pues en tan solo 10 minutos ha tenido el valor de revelar algo que ha escondido durante 16 años. Más vale tarde que nunca, dicen, y más si eso sirve para ayudar a otros que se sienten apartados por ser ellos mismos. Ninguna de las piezas que construyen nuestro puzle personal es más o menos válida. Por eso, si confías en ti y te aceptas tal y como eres, los demás no podrán reprocharte nada y mucho menos frenar tu crecimiento personal.

“Porque al enfrentarte a tus miedos, dentro de ti, podrás cambiar la realidad que te rodea”, concluye Morgana.

 

Acceso a la conferencia de Morgana Bailey de TED@State Street London: https://www.ted.com/talks/morgana_bailey_the_danger_of_hiding_who_you_are?language=es

¿Qué harías si no tuvieras miedo?

En el último Espacio Factor Humà de octubre del año pasado, tuvimos la suerte de disfrutar de muy buenas ponencias, entre ellas una a cargo de Borja Vilaseca: "El nuevo paradigma Organizacional". Compartió con todos nosotros su visión de cómo dar pasos hacia adelante en el actual entorno. Y lamento, a la vez que me alegro, deciros que todo pasa por una transformación personal; transformación a la que Borja nos invita y anima mediante la pregunta: ¿Qué harías si no tuvieras miedo?

Estoy convencida de que prácticamente todos estamos ya de acuerdo en que el tablero de juego ha cambiado de tal manera que los anteriores modelos de gestión organizacional están en crisis, obsoletos. Venimos de sistemas, en los que el control, las instrucciones, los formalismos, los 'por si acaso', las jerarquías… marcaban la cultura. Quizás eso valía en entornos locales, regulados, con productos estándar, mercados muy estables, etc. Pero no en entornos de incertidumbre, multiculturales, de alta competencia y fragmentación; entornos globales y desregulados que exigen formas de trabajo mucho más ágiles, flexibles, abiertas, por proyectos, mayor interactividad, innovación, creatividad… Entornos que  exigen pasar del 'yo' al 'nosotros'.

Ello exige de una cultura colaborativa y de responsabilidad donde cada uno es responsable del desarrollo eficiente de la función encomendada en cada momento, para la consecución del objetivo común. Confianza, flexibilidad, autonomía, liderazgo emocional, buen clima laboral, altruismo, responsabilidad, proactividad, productividad, compromiso, fidelidad… son ingredientes clave del éxito. Se trata de culturas de alto rendimiento que se caracterizan por ser muy adaptables, se guían y conducen por su visión y valores; se preocupan por todos sus grupos de interés; son resilientes y tienen bajos niveles de entropía (Richard Barrett). El verdadero diferenciador lo marca la cultura empresarial.

Siguiendo con R. Barrett (“El nuevo paradigma del liderazgo"): Del mismo modo que el carácter forja el destino de una persona, la cultura determina el destino de una empresa. La cultura puede ser el mayor activo o el mayor pasivo de una empresa, una cultura fuerte crea cohesión interna y mejora la capacidad de la organización para la acción colectiva mediante la construcción de la confianza. La cultura se convierte en un pasivo cuando muestra altos niveles de entropía, cuando los comportamientos limitantes tales como la culpa, la burocracia, la competencia interna y la manipulación inhiben el buen funcionamiento de la organización. La transformación cultural comienza con la transformación personal de los líderes. Las organizaciones no se transforman, lo hace la gente de las organizaciones. La cultura es un reflejo de los valores y creencias de los líderes actuales y de los líderes del pasado institucionalizados a través de las políticas, estructuras, sistemas, procesos y procedimientos implementados en tiempos anteriores.

En el último Espacio Factor Humà de octubre del año pasado, tuvimos la suerte de disfrutar de muy buenas ponencias, entre ellas una a cargo de Borja Vilaseca: "El nuevo paradigma organizacional".

Pudimos disfrutar de un Borja muy directo en sus planteamientos, no hay tiempo para paños templados, no hay ya excusas para no iniciar el descubrimiento interior, ni a nivel individual ni a nivel organizacional. Es más, ese descubrimiento se convierte en requisito sine qua non en la nueva era que iniciamos. Era que a Borja le gusta llamar de Conocimiento y que yo añadiría de Consciencia.

En línea con lo expuesto, Borja compartió con todos nosotros su visión de cómo dar pasos hacia adelante en el actual entorno. Y lamento, a la vez que me alegro, deciros que todo pasa por una transformación personal; transformación a la que Borja nos invita y anima mediante la pregunta: ¿Qué harías si no tuvieras miedo?

Estamos en la era del conocimiento (consciencia), lo que significa que las personas tanto a nivel profesional como personal no podemos huir ya de nuestro propósito vital, aportar valor añadido y aportarlo desde la pasión, desde la creatividad, desde el sentido, desde la reinvención y con talento. Ya no existen las zonas de confort porque la velocidad de estos tiempos nos van a impedir acomodarnos, continuamente vamos a tener que diferenciarnos, vamos a tener que dejar aflorar la mejor versión de nosotros mismos, nuestra autenticidad, nuestra esencia, nuestra verdadera identidad. Porque sólo así estaremos capacitados para crear. La creatividad, la innovación surgen de la libertad, surgen del amor a uno mismo y, para amarse de verdad, hay que conocerse, ser auténticos... no nos queda otra que mirar para adentro y buscar a nuestro verdadero yo, reconciliarnos y ponernos a crear.

¿Cómo vamos a transformarnos? ¿Cómo sabemos si soy o no soy el que soy? ¿Cómo sabemos si somos nosotros o nuestra falsa identidad? Venimos de un viejo paradigma muy marcado por las creencias heredadas y adoptadas por el propio sistema. Nos han programado para el automatismo, la queja, el victimismo, la falsa seguridad; actuamos como autómatas programados, dormidos, condicionados por el entorno social, familiar, económico... ¡por el propio sistema educativo!

Somos ignorantes emocionales... Entonces, ¿cómo vamos a saber? Y Borja nos planteó de nuevo la gran pregunta: ¿Qué harías si no tuvieras miedo? El miedo saboteador nos impide ver más allá, nos impide responsabilizarnos, por tanto nos priva del aprendizaje, de nuestra propia evolución, de actuar bajo nuestra propia libertad de decisión, de acción, nos impide 'Ser'.

Borja insistió: ¿Qué harías si no tuvieras miedo? Y nos da una gran pista para seguir avanzando: para vencer los miedos hay que ser muy honesto con uno mismo, mirarse al espejo, reconocer la ignorancia, quitarnos la venda de los ojos, empezar de nuevo, volver a lo esencial y, yo añado, práctica, mucha práctica y amor, mucho amor.

Todo esto es una muy buena noticia, como dijo Borja, la obsolescencia del anterior sistema en el que obtuvimos mucho 'bientener' y muy poco bienestar, da paso a esta nueva era de verdadero bienestar, da paso a una era de abundancia espiritual, a una era en la que las personas estamos ocupando nuestro lugar, aunque haya que pasar este sarampión de aprendizaje, este dolor del crecer, del desprenderse de la máscara, de las falsas identidades. El resultado de esa transformación, de ese reencontrarse, eleva a las personas al lugar en el que debemos estar a nivel humano y organizacional.

Las organizaciones que quieran permanecer y trascender también deberán transformarse, dejar espacio a la creatividad de sus profesionales, abandonar, el control, el resultado por el resultado y dejar paso al concepto de valor añadido, crear riqueza, construir sus relaciones sobre la base de la confianza, atraer al talento mediante el salario emocional, disponer de líderes vocacionales, líderes que se quieran a ellos mismos, libres de influencias, líderes sin miedo a enfrentarse a la ignorancia y al cambio, capaces de aportar lo mejor para los demás, íntegros, auténticos, inspiradores felices de ser, sin necesidad de tener.

En esta era del conocimiento ya no caben las organizaciones de cuerpo presente, y mente y corazón ausentes, y de la misma manera que a nivel individual debemos iniciar el viaje, dejar atrás los viejos paradigmas, deben hacer las organizaciones que se llamen como tales.  Replantearse su sentido, sus valores, su Misión y Visión, su razón de existir y alinearse con esta nueva era de verdadero bienestar si es que quieren disponer de profesionales con talento, comprometidos e identificados, como un 'solo uno', como el sistema que son.

Sé el cambio que quieres ver en el mundo, si cambiamos nosotros, cambia nuestro entorno, fluye, ¡¡despierta!! ¿Qué harías si no tuvieras miedo?

En la era industrial, la calidad fue el diferenciador clave de rendimiento. En la era de la información lo fue el capital intelectual. Ahora, en la era de la consciencia, el capital cultural se ha convertido en el factor clave de alto rendimiento.

¡Despierta! ¿Qué harías si no tuvieras miedo?

El MACBA de adhiere a la Fundació Factor HumàEl Museu d’Art Contemporani de Barcelona es el primer museo que se incorpora a la lista de organizaciones asociadas a la Fundació Factor Humà. Damos la bienvenida muy especialmente a Imma López, su Directora de Gestión, y a las cerca de 100 personas que ahí trabajan.

Cómo plantar semillas de innovaciónLa Fundació ha colaborado con La Vanguardia en un artículo que sostiene que antes de incorporar nuevos procesos de mejora es preciso aumentar la receptividad al cambio de cada organización. Han colaborado en su elaboración Tomàs Llompart, Director del área de personas de Suara Cooperativa; Juliana Vilert, Responsable del eje de innovación y talento de la Generalitat; y Anna Fornés, Directora de la Fundació Factor Humà.

Damos la bienvenida a Leroy Merlin como nueva organización asociada a la FundacióLeroy Merlin, se ha incorporado recientemente a la lista de socios de la Fundació Factor Humà. Damos la bienvenida a todos sus equipos y muy especialmente a todos/as los/as profesionales del área de Recursos Humanos.

Una tertulia radiofónica sobre el valor de las personasGastronomía y Recursos Humanos se unen en esta emisión reciente de Club 21, un programa emitido por Radio 4. Sin el factor humano la cocina no conquista, el secreto reside en el sentimiento que ponen aquellos que crean sabores. Lo mismo sucede en las empresas, pues hay que saber gestionar a las personas y valorar sus talentos para lograr el buen funcionamiento de las organizaciones. Hablan de ello el pastelero Oriol Balaguer y la Directora de la Fundació Factor Humà, Anna Fornés.

(Àudio en catalàn)

Club 21 es un programa radiofónico dirigido y presentado por David Escamilla que nos presenta cada semana a empresarios y emprendedores con visión de futuro dispuestos a descubrirnos nuevos caminos y maneras de hacer. Es gente que trabaja fuerte y que comparte valores esenciales como la innovación, la creatividad y la excelencia.

En el programa del 27 de diciembre contaron con la presencia de dos mentes inquietas que a pesar de pertenecer a ámbitos muy distintos se rigen por esos mismos valores. Oriol Balaguer, pastelero y Anna Fornés, Directora de la Fundació Factor Humà, pusieron en común experiencias e ideas a través de una tertulia.

Si algo comparten los dos invitados es el afán por el trabajo bien hecho y la apuesta por el ser humano. La búsqueda de este factor humano resulta fundamental para ver y llegar más allá, pero también lo es la búsqueda del chocolate de la vida, aquel punto de placer que nos hace estar bien con ella.

Balaguer es un hombre creativo que combina arte y pastelería y se mueve por la innovación constante, respetando siempre la tradición. Tal y como nos indica, poner pasión y sensibilidad en aquello que haces es la clave para que un postre golpee al público con los cinco sentidos. Siempre intenta estar en contacto con su equipo y ser así un ejemplo de pasión para él.

Para Fornés, dedicada a ayudar a las empresas a que se den cuenta de que las personas son tan importantes como para ponerlas en el centro de las decisiones, innovar es sinónimo de escuchar y de hacer participar. Una visión muy parecida a la de Balaguer, con el que se muestra totalmente de acuerdo, pues para ella “pasión es estar cerca de las personas y preocuparte por ellas”. Señala además que los liderazgos han de ser sobre todo ejemplificadores.

Al final del programa los invitados nos acaban confesando su secreto, aquello que les define y  que casualmente comparten ambos: rigor y calidad como camino para llegar a la excelencia. Eso sí, alcanzar la excelencia pero siempre con un toque de dulzura.

 

También puedes escuchar el programa desde la página de RTVE: http://www.rtve.es/alacarta/audios/club-21/club-21-oriol-balaguer-pastisser-anna-fornes-fundacio-factorhuma/2918647

{iarelatednews articleid="11361"}

Personas, creación de valor compartido y empresas sostenibles (sobre un discurso de César Molins, el ingeniero humanista)Escuchar las palabras de agradecimiento del Director General de AMES, empresa ganadora del VI Premio Factor Humà Mercè Sala 2014, al recibir el galardón, era como sentir una bocanada de aire fresco, después de una tanda de declaraciones grandilocuentes de tantos y tantos directivos de organizaciones vendiendo sus realizaciones de última generación, a medios de comunicación, conferencias y altavoces de difusión de todo tipo.

(Vídeo en catalán)

Me atrevo a decir que Cèsar Molins es lo que podríamos definir como ingeniero humanista y que la particularidad de su discurso reside en que gran parte de sus afirmaciones eran absolutamente extrapolables a la vida de la mayoría de nosotros. Vean, si no.

Cèsar Molins nos habló de cordura, de tratar bien a las personas, porque se lo merecen y, además, bien tratados todos somos más positivos y generosos y por lo tanto colaboramos con lo mejor de nosotros para el éxito de proyectos comunes: en este caso la empresa.

Defendió la innovación incremental, es decir, del día a día, de aquello que sabemos que no funciona y a pesar de esto dejamos de banda tan a menudo, porque nos parece una nimiedad enfrentada al reto de la vida entera, en mayúsculas. Y, aun así, tendríamos que saber que si somos capaces de resolver estos fallos cotidianos, al cabo del tiempo nuestra vida será mejor (y la de la empresa).

Hay que mirar a largo plazo. Mirar más allá, ser capaces de avanzarnos a lo que vendrá. El Director General de AMES nos hablaba de empresa, pero su discurso era fácilmente replicable al modelo de vivir, era de escala humana -y se le entendía todo-.

Y, más allá de su discurso, un repaso a los valores de su empresa nos dice que han entendido perfectamente aquello que los que trabajamos en el ámbito de la responsabilidad social y la sostenibilidad nos cansamos de predicar: la fuerza de la construcción compartida, del valor compartido de los proyectos.

¡Ah! y no olvidemos el sentido común. Tan raro como una piedra preciosa y al cual el señor Molins apelaba para la construcción de nuestras empresas y para no perdernos en la velocidad, a veces turbulenta, de los tiempos actuales.

Aunque Cèsar Molins acabó sus palabras lamentando que hablaba para un foro de “convencidos”, que compartían ya de entrada muchas de sus ideas y realizaciones, no tengo ningún tipo de duda de que, entre las personas que lo escuchábamos en aquel auditorio, no fui la única que pensé: ¿este señor no podría explicar su visión y hacer seguidor de la misma a un número relevante de empresarios de este país “invencible” que, según sus palabras, podríamos llegar ser?

Acabamos: para los que no estuvisteis, y por si encontráis un momento, aquí tenéis el link: https://www.youtube.com/watch?v=N6kkirdoAy8

 

{iarelatednews articleid="11366"}

Amores laborales con futuroLa Fundació ha colaborado con La Vanguardia en un artículo sobre la importancia del encaje de la personalidad del empleado en la cultura de su empresa. Cuenta con las declaraciones de Simon L. Dolan, Profesor de la escuela de negocios Esade; y de Anna Fornés, Directora de la Fundació Factor Humà.

Cuando los jefes no dan ejemploLa Fundació Factor Humà ha colaborado con La Vanguardia en un artículo sobre un estudio de Iese que apunta que la plantilla trabaja más motivada cuando la dirección se muestra cohesionada. Participan Anneloes Raes, profesora de la escuela de negocios Iese; Pilar Jiménez, Directora de Recursos Humanos y Organización de Grup TCB; y Anna Fornés, Directora de la Fundació Factor Humà.

¡Feliz año 2015! Danang International Fireworks competition

"Fluir en vez de resistir nos permite construir en vez de destruir."

Rob McBride

Campofrío, un futuro colectivoSegún un reportaje reciente de Informe Semanal en TVE la incertidumbre invade a los empleados de Campofrío, que han visto arder el lugar donde trabajaban en el incendio que ha destruido la planta de la compañía en Burgos. Los burgaleses, que han visto nacer la empresa y forma parte ya de sus vidas, no pueden evitar sentirse abatidos por el incidente. Sin embargo su Presidente, Pedro Ballvé, propone ya algunas soluciones al desastre y prevé un futuro optimista.

Han pasado pocas semanas desde que un devastador incendio pusiera fin a la actividad de La Bureba, la planta principal de la empresa de elaborados cárnicos Campofrío en Burgos. El incendio, que duró 11 días, se considera el fuego industrial más importante en España.

La historia de Campofrío va estrechamente ligada a la historia de Burgos, convirtiéndose en uno de los símbolos de identidad de la ciudad. Hace 63 años que la compañía estableció su primera planta en el barrio de Capiscol que ha vivido de cerca su expansión y crecimiento. La Bureba era una herencia generacional, testigo del trabajo durante décadas de varias generaciones de burgaleses.

La destrucción de la fábrica ha supuesto, además de un coste económico, un coste humano y simbólico para los habitantes de Capiscol, pues la mayoría pertenece a la plantilla de 900 personas que se han quedado sin empleo tras el incendio. En cuestión de segundos las ilusiones y planes de futuro se convirtieron en cenizas. La incertidumbre abraza a las cientos de familias burgalesas que ignoran aún cuándo y cómo podrán recobrar su trabajo. Sin embargo, la esperanza es el motor que mantiene en pie a los trabajadores y al propio Presidente de Campofrío, Pedro Ballvé, que no ha dejado de mantenerse optimista ha hecho referencia al compromiso histórico que tiene la compañía con Burgos y que se proyecta hacia el futuro.

Ballvé se compromete a reconstruir en la ciudad la que será "la fábrica más moderna del mundo desde el punto de vista tecnológico" y se prevé que esté lista en 2016. Con los últimos rescoldos todavía humeantes, el Grupo ya está trabajando en la redacción del nuevo proyecto, que ha nacido forzadamente como plan B ante este hecho inesperado.

La misma tarde del incendio, Campofrío transmitió un mensaje de tranquilidad a los empleados y proveedores, mostrando así su preocupación desde el primer momento por estos colectivos. La empresa pretende asegurar respuestas claras y concretas a la par de compromisos para volver a ilusionar a los burgaleses en desempleo. La constante comunicación con sus públicos directos e indirectos y las soluciones inmediatas planteadas por la compañía, denotan la sólida estrategia que ha diseñado ante esta situación de crisis, que lejos de hundirla, la han sacado a flote.

La fábrica tenía contratadas pólizas con aseguradoras de prestigio pero Ballvé anota que el objetivo es no depender de las compensaciones de los seguros ni de las ayudas públicas prometidas. Informa además que se pasará a recolocar “con celeridad”  la producción, bien sea en algunas de las ocho plantas restantes del Grupo en España o en las fábricas de Europa.

Además de la construcción de la nueva planta y la recolocación de la producción, otra de las soluciones propuestas y que ya se ha comenzado a ejecutar, es la recolocación también de la plantilla. La reubicación ya se ha iniciado en la empresa Carnes Selectas y en el almacén de productos terminados de la compañía, a las que se ha destinado al personal administrativo, logístico y de Recursos Humanos, un total de 120 trabajadores. La Dirección se compromete a recolocar a otros 135 empleados más en otros centros, elevando así el porcentaje de reubicaciones a casi el 30% y a más de 250 trabajadores en menos de dos semanas.  Campofrío se convierte así en un buen ejemplo de empresa que se preocupa por sus trabajadores en cualquier situación. Recientemente hemos conocido otros ejemplos como el de Fagor que, viéndose abocada al cierre, se ha comprometido a salvar buena parte de los puestos de trabajo a través de la recolocación de sus empleados entre las otras cooperativas del Grupo Mondragón.

Aún así el número de trabajadores que sigue a la espera de poder recuperar su empleo es elevado. Es por ello que la Junta de Castilla y León se ha puesto en contacto con las entidades financieras a través de las cuales Campofrío pagaba las nóminas, para lograr un acuerdo marco “para salvaguarda” a los empleados en caso de impagos en los préstamos hipotecarios.

Campofrío en todo momento ha velado por el interés de su plantilla y su previsión de futuro es optimista, sólo queda esperar si las ayudas se mantienen constantes y el impacto de la crisis sobre el capital humano es mínimo. Lo que sí se asegura desde la compañía es que se harán más fuertes tras el desastre, porque de todo se aprende.

 

También puedes ver el reportaje de Informe Semanal en este enlace de la web de RTVE: http://www.rtve.es/alacarta/videos/informe-semanal/informe-semanal-campofrio-futuro-colectivo/2870815

Nuevas reflexiones sobre el capital en el siglo XXILa desigualdad económica no es algo nuevo, es más, podría considerarse una condición sine qua non para la existencia de las sociedades capitalistas. Thomas Piketty, economista francés que causó sensación a principios de este año con su libro El Capital en el siglo XXI, habla sobre sus preocupaciones y predicciones acerca del tema en esta conferencia que ofreció recientemente en el TEDSalon Berlin.

La ponencia tuvo lugar el pasado 23 de junio en Berlín, en el primer evento oficial TED celebrado en Alemania. Bajo el título “Pizcas de conocimiento” se enmarcaron charlas de 15 participantes que, a través de sus ideas y conocimientos, exploraron las fuerzas de la innovación política, científica y tecnológica que nos conducen a un cambio que avanza a pasos agigantados.

Thomas Piketty, Director de estudios en la École des Hautes Études en Sciences Sociales (EHESS), fue nombrado en 2012 como uno de los 100 pensadores globales más influyentes. Su nombre resuena cada vez más en los debates de actualidad económica y es considerado uno de los pioneros en la reciente literatura sobre la desigualdad. Estructura su pensamiento alrededor de una idea clave que repite a lo largo de esta conferencia: la creciente desigualdad en la distribución de la riqueza.

El capital en el siglo XXI expone cómo se produce la concentración de la riqueza y su distribución durante los últimos 250 años. Introduce una simple fórmula conocida: r > g, es decir, que el retorno (Return) sobre el capital es generalmente más alto que el crecimiento económico (Growth).  No es más que una conclusión que muestra la desigualdad en la distribución de los ingresos y la riqueza en el mundo, un tema con el que todos estamos familiarizados.

Comienza su discurso hablando de la tendencia a que la tasa de interés del capital supere la tasa de crecimiento de la economía, un hecho que da lugar a una alta concentración de la riqueza. Sin embargo aclara que aunque se centre en esta simple fuerza, existen también otras fuerzas muy importantes para entender y explicar la situación económica actual. Explicita además que todavía quedan por recoger una gran cantidad de datos necesarios.

Esta aclaración podría ser resultado de las numerosas críticas que ha suscitado entre muchos otros expertos, que tachan de dudoso el análisis de datos hecho por Piketty. Financial Times fue uno de los primeros medios en poner en duda la metodología usada y sus conclusiones. Según Chris Giles, editor económico de FT, el economista francés comete errores en las proyecciones que hace para épocas de las que no hay información, en el método que usa para distintos países y en un uso tendencioso de las estadísticas para probar su principal tesis.

Esto ha sido apoyado por otros importantes sectores de la prensa conservadora anglosajona. Incluso el economista Xavier Sala i Martín opinaba sobre el tema en una entrevista con Mònica Terribas en El Matí de Catalunya Ràdio.

En defensa de Piketty salió un medio de indudable filiación capitalista: The Economist, que alegaba que la mayoría de datos recogidos por Piketty han sido usados para crear el World Top Income Database, una iniciativa web promovida por investigadores del Institute for New Economic Thinking de la Oxford Martin School, que pretende proporcionar acceso digital a todos los datos existentes sobre rentas. Este diario no es el único que se posiciona a favor del economista, pues alrededor de su figura y de su libro incluso se ha creado un movimiento denominado Pikettymanía.

Una cosa está clara y es que las tesis del científico social francés han influido mucho en el mundo anglosajón, ya sea entre aquellos que las apoyan como entre sus detractores.

Al final de la misma conferencia TED, Bruno Giussani lanza algunas cuestiones a Piketty acerca de los argumentos que se han ido planteando en contra de su punto de vista. Uno de los argumentos es que la desigualdad económica no es solamente una característica del capitalismo, sino que es uno de sus motores. Piketty cree que la desigualdad no es un problema per se, sino que el problema reside en el grado de dicha desigualdad, pues si se hace demasiado extrema se vuelve inútil para el crecimiento.

Otra cuestión que plantea Giussani es la más controvertida y la que sustenta gran parte de la crítica hecha a Piketty: “Se te ha acusado de elegir datos intencionadamente para justificar tu teoría. ¿Qué respondes a eso?” El autor, seguro de sí mismo, confiesa que el propósito de su libro era estimular el debate y por lo tanto está feliz al haber logrado uno de sus objetivos, ya que si no quisiera tener un diálogo abierto y transparente no hubiera publicado todos los datos y cálculos detallados.

A modo de conclusión hace algunas propuestas de cara al futuro también con el fin de mejorar su metodología. Entre otras cosas aboga  por la necesidad de más transparencia financiera, lo que se traduce en un registro global de los activos financieros o una mayor coordinación internacional en materia de impuestos sobre la riqueza.

Ya sean más o menos acertadas las premisas de Thomas Piketty, de lo que no cabe duda es que nos encontramos ante el nuevo gurú de la economía mundial, “el nuevo Karl Marx” del siglo XXI.

Acceso a la conferencia de Thomas Piketty en el TEDSalon Berlin: https://www.ted.com/talks/thomas_piketty_new_thoughts_on_capital_in_the_twenty_first_century?language=es

Etiquetas: Entorno

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.