“Si en las carreras profesionales el progreso solo significa promoción, nos perdemos muchas oportunidades que están a nuestro alrededor”, afirma Sarah Ellis, consultora de desarrollo de carrera y Cofundadora de Amazing If. En una charla virtual TED, Ellis conversa con Helen Tupper, Cofundadora de la misma firma de desarrollo profesional, sobre la necesidad de dejar atrás el anticuado modelo de progreso en las carreras profesionales, que se podría representar a través de una escalera que se debe subir en línea recta y con un único enfoque para llegar a la cima.

El mejor camino profesional no siempre va en línea recta

En esta charla virtual TED, que fue difundida en febrero de 2021, Ellis y Tupper hablan de cómo han cambiado sus puntos de vista acerca del progreso profesional a lo largo de sus respectivas carreras. Inicialmente, ambas querían tener una carrera exitosa y le daban mucha importancia a los ascensos, a los aumentos de salario y al nombre del cargo que ocupaban. Creían que su camino hacia la cima debía tener forma de escalera. Sin embargo, llegó un momento en que vieron que la escalera profesional podía estar siendo un impedimento, puesto que a ambas les gustaba explorar nuevas posibilidades que no necesariamente estaban relacionadas con lo que habían hecho anteriormente. Fue entonces cuando vieron que tal vez la mejor opción era apostar por una carrera irregular marcada por la incertidumbre, pero también por el aumento de posibilidades y oportunidades. 

Las Fundadoras de Amazing If han compartido su idea sobre el progreso profesional a través de su libro The Squiggly Career: Ditch the Ladder, Discover Opportunity, Design Your Career. Son muchas las personas que consideran que las carreras irregulares son atractivas. Sin embargo, el modelo de la escalera profesional, que fue creado para motivar ya a principios del Siglo XX, está muy arraigado. Ellis explica que este modelo ya no tiene sentido hoy en día. “Ese mundo de conformidad y control de hace más de 100 años es irreconocible actualmente”, afirma. 


Y parece que aún tendrá menos sentido en un futuro, puesto que cada vez es más habitual que una misma persona trabaje en varias empresas muy distintas entre sí a lo largo de su carrera profesional. Además, las habilidades que se requieren hoy en día para desarrollar un determinado trabajo no serán las mismas dentro de pocos años. El modelo de escalera tradicional solo hacia arriba, que limita el aprendizaje y las oportunidades, no es el adecuado en un momento en el que las personas están más dispuestas que nunca a adaptarse al entorno cambiante y en el cual es necesario aprender continuamente.    

Es evidente que debemos caminar hacia un modelo de carreras más irregulares, pero esto hace que nos planteemos algunas cuestiones: ¿Cómo se recompensará y se motivará a la gente que trabaja muy bien pero que prefiere no ser ascendida? ¿Cómo se evitará que el aprendizaje dependa del nivel de responsabilidad alcanzado en la organización? Sarah Ellis explica que para dejar atrás el modelo de escalera el primer paso es una redefinición de nuestra relación con la formación en el ámbito laboral. “El aprendizaje es personal y la buena noticia es que su desarrollo ya no depende de otras personas”, afirma. 

“En carreras irregulares todos están aprendiendo y todos son maestros”, comenta Tupper. Un modelo a seguir en este sentido podría ser el de la compañía global de tecnología y marketing MVF, que puso en marcha el programa “Aprendizaje conectado”. Tal y como explica Helen Tupper, promueven que sus empleados se junten aleatoriamente para que aprendan unos de otros, sin importar a qué se dedican o a quién conocen. Según les dijo el Director Ejecutivo de la compañía a las dos consultoras: “Todos están a cargo de su propia formación. Todos aprendemos de todos y nos va mucho mejor”. 

En definitiva, el talento de las personas puede ser usado de muchas maneras distintas y el modelo de escaleras profesionales no lo favorece. Ya ha surgido una nueva forma de pensar, pero el cambio vendrá de las acciones. Así que es el momento de que las personas diseñen sus carreras sin límites y, cuando sea así, las organizaciones se beneficiaran de tener empleados curiosos, con capacidad de adaptación y con voluntad de aprendizaje constante.

 

Acceso a la charla TED de Sarah Ellis y Helen Tupper: https://www.ted.com/talks/sarah_ellis_and_helen_tupper_the_best_career_path_isn_t_always_a_straight_line?language=es

Articles relacionats / Artículos relacionados

 

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.