El auge del teletrabajo está irremediablemente unido a la irrupción de la pandemia. La mayoría de las personas que ahora trabajan desde casa no estaban haciendo lo mismo hace un año. Pero la pregunta del millón es la siguiente: ¿seguiremos trabajando en remoto cuando esta pesadilla haya terminado?

Teletrabajar y comer fuera de casa

En primer lugar, hay que entender que no existe una única manera de teletrabajar, sino que tenemos tres:

  • Teletrabajo a tiempo completo: realizas toda la actividad laboral íntegramente desde tu casa y no vas nunca a la oficina.
  • Teletrabajo a tiempo parcial: el trabajo a distancia se reduce a ocasiones puntuales. El resto del tiempo tienes que acudir a tu puesto de trabajo.
  • Semanas de trabajo comprimidas: llegas a un acuerdo con la empresa y acudes a la oficina tres o cuatro días por semana, trabajando los restantes desde casa.

Según el INE, tan solo el 27% de las empresas españolas cuenta con empleados que teletrabajan de forma habitual. Pero todo hace indicar que esta tendencia va a cambiar en los próximos años.

“Debería ser más habitual, porque hay informes que demuestran que aumenta la productividad, algunos hasta el 60%”, afirma Silvia Leal, asesora de la Comisión Europea y directora de programas de tecnología del IE Business en declaraciones a ABC.es, mientras que José Ramón Pin, profesor del IESE, asegura en el mismo diario que la “tendencia al teletrabajo aumentará sin dudas”.

Formas de encauzar el trabajo a distancia

El trabajo a distancia tiene grandes beneficios. Gracias al mismo, podemos conciliar mejor, lo que implica tener más tiempo para nosotros y disfrutar más de la familia y de los amigos, ahorramos en desplazamientos y nos adaptamos mejor a los horarios de los clientes. Además, el teletrabajo facilita la creación de un equipo potente, sin que la ubicación geográfica suponga problema alguno.

Pero no todo es de color de rosa. El teletrabajo también implica algunos retos.

1-Una necesidad de abordar la confianza y la privacidad de los empleados: la confianza en un equipo es fundamental y el hecho de eliminar el contacto físico supone un riesgo en este sentido para el empleado. Además, pese a que pueda resultar costoso, crear un entorno seguro en el que esté garantizada nuestra privacidad es fundamental. 

2-La falta de modelos de escalabilidad: el talento se paga. Las empresas van a necesitar invertir más en reclutamiento. El objetivo va a ser encontrar a las personas adecuadas que sepan innovar y avanzar hacia la rentabilidad.

3-La necesidad de fomentar el reconocimiento y la felicidad de los empleados: la felicidad del empleado es un factor crucial en el trabajo del futuro. Que te sientas motivado y apreciado pese a no tener un contacto cara a cara todos los días tiene una importancia que hace no mucho tiempo no se valoraba. La empresa tiene que conseguir que nos identifiquemos con ella aunque trabajemos desde nuestro hogar. 

Beneficios sociales también en casa

El empleado pasa a estar en el centro y esto implica que la mayoría de los beneficios sociales van a seguir estando presentes aunque teletrabajemos. La gran parte de los gastos que afrontamos vamos a tener que seguir abonándolos.

Ticket Restaurant de Edenred continúa siendo un producto fundamental en estos nuevos tiempos. La pandemia ha traído consigo una normativa que evita la discriminación por el lugar en el que estamos desarrollando nuestra labor profesional. Es decir, vamos a poder seguir haciendo el uso del mismo, tanto en establecimientos de restauración, como de alimentación en general, aunque trabajemos desde casa.

Y es que, trabajar en casa no significa que no podamos salir de ella. Es momento de crear nuevas rutinas, de salir a comer fuera en nuestros restaurantes de barrio, tal y como hacíamos cuando íbamos a la oficina, o incluso, si lo preferimos, pedir nuestros platos favoritos a domicilio a través de la app MyEdenred, que permite pagar cómodamente con los Ticket Restaurant. 

Asimismo, aunque el teletrabajo nos trae una mayor conciliación familiar, los más pequeños deben seguir acudiendo a las escuelas infantiles. Y es por ello que Ticket Guardería que ofrece Edenred va a seguir funcionando. Los empleados con niños siguen necesitando este tipo de ayudas para costear el pago de la escuela infantil de sus hijos.

El único beneficio social que, lógicamente, no continúa aplicándose es el relacionado con el pago del transporte, ya que trabajando desde casa no tenemos que realizar desplazamiento alguno. No obstante, en el caso de que tengamos que acudir varias veces al mes a la oficina sí que podría seguir existiendo.

En definitiva, la pandemia ha dejado de manifiesto que el empleado es una pieza clave en el funcionamiento de la empresa. Es el recurso más preciado al que hay que cuidar y aportar valor. Esto implica que los beneficios sociales van a seguir formando parte de nuestra vida profesional de una manera más activa y la retención de talento va a ser más importante. La ola es imparable y tendrán que subirse a ella las empresas que hasta la fecha no ofrecían este tipo de compensación.

 

Articles relacionats / Artículos relacionados

 

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.