“En un mundo tan complejo e interconectado, la idea de que una única persona tiene la respuesta a todo es absurda”, afirma Lorna Davis, experta en liderazgo, embajadora de B Corp y ex CEO de Danone en América del Norte. Lo explica en un reciente evento TED, durante el cual recuerda que las organizaciones no necesitan a líderes con voluntad de héroe solitario, sino que deben tener como objetivo la interdependencia radical.

Guía sobre liderazgo compartido

En una charla TED que tuvo lugar en septiembre de 2019 en Bombay (India), Lorna Davis explica que si queremos superar los desafíos que el mundo debe afrontar hoy en día nos necesitamos unos a otros, por lo que debemos trabajar conjuntamente. Esa idea se debe trasladar también al mundo empresarial, dónde sigue instalada la “cultura del héroe”. Así pues, hay líderes que aún creen que separándose del resto y optando por un liderazgo heroico van a ser intocables. Según Davis, no se fomenta más el trabajo conjunto porque esto requeriría que el líder fuera más transparente y se mostrara vulnerable. Por este motivo, la ex CEO de Danone afirma que “es más difícil ser interdependiente que ser un héroe”.

A pesar de que la “cultura del héroe” aún está presente, son muchos los negocios que van más allá de la mera consecución de beneficios económicos, buscando generar impacto positivo y convirtiéndose en actores con propósito, tanto a nivel social como medioambiental.  Es el caso de las empresas que cuentan con la certificación B Corp: organizaciones que optan por estos nuevos modelos de negocio porque se consideran parte de un sistema o engranaje mucho más amplio que su propia estructura. Lorna Davis lo ejemplifica con el caso de una empresa dedicada a la producción de refrescos. El  sistema del que forma parte está integrado también por el agua, el azúcar, sus productores, etc. Las actuaciones de la empresa tienen consecuencias sobre las demás piezas del engranaje y algunas de ellas son negativas para el medio ambiente y para la sociedad (generan residuos, producen obesidad, etc.).

Pero, ¿en qué se distinguen los líderes de estas organizaciones de los más tradicionales? La embajadora de B Corp explica que existen diferencias a la hora de definir los objetivos. Los líderes que apuestan por la interdependencia se fijan metas que son imposibles de lograr por una sola persona o empresa. Por lo tanto, estas organizaciones saben que más allá de pretender ser competitivas, deben trabajar conjuntamente para abordar problemas comunes. Así lo hacen las empresas del sector textil que forman parte de B Corp y que, tal y como explica Davis, se comprometen a reducir residuos a través de iniciativas como el pago a clientes por entrega de ropa que posteriormente será transformada o el arreglo de ropa antigua de forma gratuita, lo cual desincentiva la compra de nuevas piezas. Este tipo de iniciativas no se dan cuando las organizaciones son lideradas por perfiles más tradicionales, que proponen objetivos pensados para ser conseguidos individualmente.

Por otra parte, existen diferencias en cuanto al modo de anunciar dichos objetivos. El líder que actúa como un héroe únicamente da a conocer sus objetivos cuando sabe que se van a lograr. En cambio, el líder interdependiente opta por anuncios en forma de invitación a colaborar para favorecer la participación y la creación conjunta. La ex CEO de Danone en América del Norte lo ejemplifica a través de su propia experiencia: cuando se encontraba en Danone anunció que querían convertirse en una organización B Corp. Lo hizo sin proponer un plan específico, lo cual incentivó a los trabajadores a exponer sus opiniones y, a su vez, favoreció que otras organizaciones les ofrecieran su apoyo.

Por último, los líderes interdependientes se distinguen de los tradicionales en su forma de relacionarse con los demás. Así pues, entienden que necesitan a otras personas u organizaciones y se consideran parte de un conjunto. Lorna Davis explica una anécdota que le sucedió durante el período en que dirigió Kraft Foods en China, dónde descubrió la verdadera importancia de la gestión y la comunicación interna. La empresa fabricante de galletas Oreo en el país asiático lanzaba continuamente nuevos productos que fracasaban. ¿Qué hicieron para solucionarlo? Volvieron a hablar en chino en las reuniones, a pesar de que casi todos los trabajadores dominaban el inglés a la perfección. De este modo, se sintieron con más confianza para expresar sus opiniones, lo cual les llevo a conocer nuevos puntos de vista y a comprender que existían diferencias entre los gustos estadounidenses y los orientales.

Cosas como esa nos demuestra que para ser un buen líder no hace falta ser un héroe acostumbrado a dar grandes discursos. Lo que es verdaderamente importante es aceptar la ayuda de los demás y sus sugerencias, y saber escuchar y colaborar. Los grandes objetivos, aquellos que nos afectan a todos como sociedad, no los puede lograr una sola persona, ni siquiera una única empresa. Para afrontar los grandes desafíos del mundo es necesario creer en la interdependencia.

 

Acceso a la conferencia 'TED BCG: Mumbai' de Lorna Davis: https://www.ted.com/talks/lorna_davis_a_guide_to_collaborative_leadership?language=es

Articles relacionats / Artículos relacionados

 

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.