“Necesitamos líderes valientes y humildes, guiados por una brújula moral y que tengan un propósito social y unos principios”, reflexiona la ex candidata presidencial islandesa y CEO de “The B Team” Halla Tómasdóttir. Lo explica en una entrevista dentro de un reciente evento TED. Tómasdóttir plantea cómo deberían ser los líderes modernos y recuerda que muchos de ellos necesitan cambiar su forma de actuar a riesgo de convertirse en irrelevantes.

crisis liderazgo

En el marco del evento TED Salon: U. S. Air, que tuvo lugar en febrero de 2019 en Estados Unidos, la periodista Bryn Freedman entrevista a Halla Tómasdóttir. Al inicio de este evento, la CEO de “The B Team” plantea el liderazgo como una “crisis real de conformidad”. Con esta afirmación se refiere a que los líderes siguen haciendo negocios y liderando del mismo modo en que lo han hecho siempre. Sin embargo, deberían plantearse su rol de una forma distinta, asumiendo como propias las inquietudes de la sociedad. En este sentido, Tómasdóttir pone como ejemplo una de las principales preocupaciones sociales actuales: el cambio climático. La empresaria recuerda que los ciudadanos salen a la calle para pedir a los líderes que se comprometan con su futuro. No obstante, la mayoría de grandes directores corporativos no cree que el cambio climático sea un tema que concierna a sus empresas.

Lo mismo sucede con otras dos preocupaciones sociales más: la desigualdad social existente a nivel mundial y la desconfianza en los líderes e instituciones. La CEO de “The B Team” plantea que la situación actual es compleja, puesto que dichas problemáticas se interrelacionan entre ellas y para encontrar una solución efectiva se requiere de la implicación de todos los actores presentes en la sociedad. Pero, ¿qué pueden hacer las organizaciones empresariales para dar respuesta a tan compleja situación? Es necesario que vayan más allá de una implicación aparente, definiendo cómo van a liderar y cómo van a hacer negocios. No es suficiente limitarse a decir lo que la gente quiere escuchar.

Algunos líderes y empresas ya se han percatado de la importancia de su rol. De hecho, para fomentar un modo de hacer negocios que priorice el bienestar de las personas y el respeto al planeta, se creó la iniciativa sin ánimo de lucro “The B Team”. Este proyecto reúne a grandes líderes empresariales para desarrollar una acción conjunta que sitúe el desarrollo social y ambiental en el centro de los intereses de las corporaciones, más allá del beneficio económico. Tal y como explica su CEO, algunos de los miembros de “The B Team” se han convertido en auténticos ejemplos, tanto por las ideas que defienden como por el impacto de sus acciones.            

Es el caso de Emmanuel Faber, CEO de Danone. Tómasdóttir recuerda que Faber se ha comprometido con los principios defendidos por “The B Team”: la sostenibilidad, la igualdad y la responsabilidad. Por un lado, ha hecho más sostenible el proceso de producción en su negocio y, además, ha ido más allá haciéndolo extensivo a toda la cadena de suministros. Por otro lado, se responsabiliza del impacto que su empresa tiene sobre la ciudadanía y el planeta e informa de forma transparente de su desempeño, por lo que ya ostenta algunos reconocimientos como el certificado BCorp. Con el fin de promover la igualdad en la empresa, entre otras cosas, en Danone han creado un ejecutivo equilibrado y han fomentado que el permiso de paternidad sea igual al de maternidad.

El liderazgo del CEO de Danone, responsable y comprometido con su entorno, es un ejemplo de lo que necesitan las empresas del Siglo XXI, según la entrevistada. Halla Tómasdóttir recuerda que el nuevo líder debe lidiar también con dos problemáticas empresariales actuales, que son la brecha generacional y las desigualdades de género.

También en relación con el liderazgo, la ex candidata presidencial islandesa plantea que “hay un líder dentro de cada uno de nosotros y nuestra labor es liberarlo”. En este sentido, es importante tener en cuenta que el líder no es únicamente la persona que se encuentra en una posición de poder. Hay personas que se convierten en líderes sin estar en un lugar privilegiado que les otorgue autoridad. Es el caso de la joven activista sueca Greta Thunberg, que empezó a hacer huelga delante del Parlamento de Suecia para mostrar su rechazo al cambio climático. Su iniciativa fue la semilla de un movimiento global que le ha permitido hablar con líderes mundiales sobre el futuro del planeta.

En definitiva, para transformar el mundo en un sitio más justo y humanitario hace falta el esfuerzo de ciudadanos comprometidos como Greta Thunberg, pero también la responsabilidad de las grandes empresas. Más allá de la necesidad que tienen la ciudadanía y el planeta de que las organizaciones den respuesta a las preocupaciones sociales, es evidente que para estas no hacer lo correcto es arriesgado. ¿Cómo pueden verse afectadas las empresas que no son social y medioambientalmente responsables? No solo pueden perder la capacidad de atraer talento, compradores y capital, sino que además pueden ver como se alejan nuevas oportunidades de negocio, teniendo en cuenta que el compromiso social y medioambiental es el futuro. 

 

Acceso a la entrevista en TED Salon: U.S. Air Force de Halla Tómasdóttir: https://www.ted.com/talks/halla_tomasdottir_and_bryn_freedman_the_crisis_of_leadership_and_a_new_way_forward?language=es

 

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.