Nuestro mundo es todo menos simple. De hecho, el cambio rápido, continuo e impredecible es  "la nueva normalidad". La complejidad está a la orden del día en cada nivel de la sociedad, desde los sistemas familiares hasta los sistemas globales. Se ha denominado mundo VUCA (volátil, incierto, complejo y ambiguo), un mundo que sentimos cada vez más impredecible, caótico e inseguro. Cuanto más tratamos de "arreglar las cosas” o de "tenerlas bajo control", más  "fuera de control" están.

¿Complicado, Complejo, o ambos? Claves para navegar en un mundo que cambia rápidamente

En términos generales, antes del año 2000, vivíamos en un mundo fundamentalmente complicado. Podíamos averiguar qué estaba pasando en base a nuestro conocimiento y experiencia. Podíamos entender el mundo 'pensando', trazando una secuencia causa-efecto de las decisiones, acciones y acontecimientos que nos habían conducido hasta la situación actual. Podíamos hacer un plan, paso a paso. El entorno que nos rodeaba era lo suficientemente estable y previsible como para analizar lo que había sucedido y predecir los futuros resultados.

Se esperaba que los líderes tuvieran respuestas a las preguntas, que definieran claramente los problemas, que supieran cómo resolverlos y desarrollar visiones claras para el futuro. Se esperaba que diseñaran estrategias adecuadas para conseguir que las cosas sucedieran. Sin embargo, el siglo XXI ha traído una nueva era.

En un mundo complejo, casi nada es estable o predecible. El suelo bajo nuestros pies cambia constantemente; los patrones de movimiento son circulares y erráticos en lugar de lineales. Hay muchas piezas en movimiento y muchas ideas y opiniones diferentes sobre cuáles deberían ser los resultados. Aunque muchas cosas pueden estar sucediendo al mismo tiempo, las conexiones entre ellas no son obvias a primera vista. El mundo complejo, por otra parte, opera mucho más en el estado de "onda", un estado de energía en constante movimiento donde todo es posible. Cuanto más entendemos la vida, las relaciones, los sistemas sociales y las estructuras organizativas como energía en movimiento, más claro tenemos cómo navegar este mundo complejo.

Ahora, los líderes necesitan ser intuitivos, creativos, imaginativos, innovadores, flexibles y capaces de responder rápidamente a lo que está sucediendo. En lugar de tener todas las respuestas, deben aprender a sentirse cómodos ante el "no sé". Y para eso deben ser capaces de ver más allá de la superficie, es decir, percibir más allá de lo obvio.

Para el intelecto, un mundo complejo es confuso y abrumador. Por otra parte, la mente intuitiva que es más amplia, tiene una capacidad mucho mayor para manejar la complejidad. Está diseñada para explorar y descubrir, reconocer los patrones emergentes, detectar los mensajes ocultos y "conectar los puntos" entre circunstancias y eventos aparentemente no relacionados.

El liderazgo transformacional es un enfoque que proporciona un conjunto de habilidades que, cuando se utilizan de manera conjunta, construyen y amplían las capacidades para la conciencia, la comprensión, la percepción y la acción efectiva.

En el centro de este conjunto de habilidades y capacidades está lo que hemos denominado Whole-Mind Thinking (“Toda la Mente Pensante”) y  Whole-Being Awareness (“la Conciencia de Todo el Ser”), que representan la conjunción total de nuestras capacidades intuitivas. Whole-Mind Thinking conecta la mente intelectual y la mente intuitiva consiguiendo una rica relación entre ellas. Whole-Being Awareness ensancha nuestra mente más allá de lo habitual para incluir la increíble conciencia innata, comprensión y sabiduría que tenemos a nuestra disposición a través de nuestro sistema energético. A medida que desarrollamos nuestras habilidades para Whole-Mind Thinking y Whole-Being Awareness, descubrimos que tenemos una mayor capacidad de "ver el panorama completo" de lo que está sucediendo y de comprender hechos y circunstancias dentro de un contexto mucho más amplio.

Por supuesto, muchas situaciones tendrán elementos complicados y complejos a la vez. Lo que realmente nos va a ayudar a navegar en este mundo VUCA es ser capaces de poder cambiar rápida y fácilmente de un enfoque a otro. La clave es la conciencia y la práctica. A medida que practiques Whole-Mind Thinking y Whole Being Awareness, aumentarás tu nivel de conciencia y podrás reconocer rápidamente qué parte de tu situación es complicada y qué parte es compleja. Y entonces entenderás más claramente cómo avanzar.

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.