Es un honor colaborar en este blog. En este artículo aportaré reflexiones a partir de la mesa redonda 'Cómo hacer de los managers mejores líderes' que tuvo lugar durante el último Espacio Factor Humà y que contó con la participación de Sandra Vilaseca (everis), Antonia Arévalo (Ordesa) y Carmen Jordà (Sanofi).

(Vídeo en gran parte en catalán)

Como decía Antonia Arévalo durante este debate que tuvo lugar en el Espacio Factor Humà 2016, ya estamos un poco saturados de oír hablar y hablar de entornos VICA. Ya toca pasar a la acción, resumiéndolo en un "de VICA en VICA y tiro porque me toca".

Casi de lo único que tenemos certeza es que la incertidumbre se ha instalado en nuestras vidas profesionales de forma estable; que los tiempos VICA ya son la nueva estabilidad y que el cambio es la nueva normalidad.

Transformación, complejidad, velocidad, incertidumbre, conceptos que hemos oído mil veces hasta que los hemos incorporado a nuestro día a día, aprendiendo a funcionar con ellos y desarrollando nuevas competencias necesarias para el nuevo entorno.

Estamos de acuerdo en que la capacidad de análisis y evaluación crítica, la gestión de la información y el conocimiento, la resiliencia, la capacidad de adaptación, la flexibilidad, el autodesarrollo, las competencias digitales, la innovación, la colaboración y un largo etcétera son ya imprescindibles. Son tiempos que exigen estar más informados de las tendencias para adaptarnos a cambios cada vez más rápidos y globales.

No podemos averiguar el futuro, pero como dice Michael Hammer: "El secreto del éxito no es prever el futuro, sino crear organizaciones que tengan éxito en cualquier futuro que no puede ser previsto."

Pero qué está pasando con el liderazgo en nuestras empresas? El cambio en los modelos de liderazgo ya no es sólo importante, ahora es urgente. Necesitamos líderes que creen organizaciones que tengan éxito en un futuro imprevisto.

Necesitamos líderes capaces de transformar las organizaciones.

Modelo de las 6 dimensiones del liderazgo transformador

* Modelo de las 6 dimensiones del liderazgo transformador

Supermujeres y superhombres con muchas cualidades, aunque las más importantes son:

1. Líderes que creen organizaciones con agilidad estratégica. Las organizaciones ágiles son aquellas que mantienen sus estructuras jerárquicas y formales para dar respuestas a la actividad del día a día, y las combinan con organizaciones en red, que imprimen velocidad al cambio y trabajan para acelerar la organización y para resolver el estrategia de la compañía. Son redes de agentes de cambio, las llamadas Organizaciones Duales, enfocadas a liderar las iniciativas estratégicas.

2. Líderes que creen organizaciones conectadas, que potencien la colaboración y la inteligencia organizativa. Sabemos que para innovar y tener visión estratégica, necesitamos tener información de lo que ocurre fuera de los límites de nuestras empresas, comunicación continua con el exterior que nos permita conocer la evolución del mercado, saber cómo se comporta la competencia, las necesidades de nuestros clientes, las tendencias en nuestro sector... Todo con el fin de mejorar, innovar, avanzar y ser más competitivos. Necesitamos a líderes que sean conectores de talento y potencien la creación de entornos de vigilancia estratégica.

De izquierda a derecha, Xavier Graset, Carme Jordà, Antonia Arévalo y Sandra Vilaseca

3. Necesitamos líderes que potencien el autodesarrollo. El aprendizaje es continuo y cada vez más social, se han abierto múltiples posibilidades de acceder al conocimiento de una forma más rápida y más globalizada. Están cambiando de una forma muy profunda las maneras en que aprendemos y aún cambiarán más con la entrada al mercado de trabajo de las nuevas generaciones. ¿Cómo gestionamos el compromiso de los profesionales de nuestras organizaciones? ¿Cómo acompañamos a los profesionales de nuestra organización en el viaje hacia su desarrollo? Nos estamos convirtiendo en coaches del aprendizaje social, en los diseñadores de experiencias de aprendizaje, en arquitectos de entornos personales y organizativos de aprendizaje. Pero, sobre todo, los líderes tienen que conseguir que dicha necesidad de autodesarrollo salga de lo más profundo de cada uno de nosotros, porque no podemos dejar en manos de otros la responsabilidad de nuestro crecimiento profesional.

4. Necesitamos líderes que creen intraemprendedores en sus organizaciones, porque los intraemprendedores son una fuente interna de innovación, contagian su entusiasmo, imprimen agilidad a la organización, mejoran la motivación y el clima interno y, en definitiva, contribuyen a que las empresas sean más productivas y mejoren resultados.

5. Y ahora más que nunca, se necesitan líderes muy inspiradores, que contagien su pasión por lo que hacen y que afronten el gran reto de gestionar las emociones de las personas de la organización. Y otro reto aún más difícil: líderes que sepan crear emociones colectivas positivas. Sin embargo, tal y como se comentaba en la mesa redonda, son líderes que dan ejemplo y que han hecho un trabajo previo de dentro hacia fuera, un trabajo de autoconocimiento y autogestión emocional.

En definitiva, ¡necesitamos líderes transformadores que empiecen a actuar ya!

 

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.