Mira a tu alrededor. ¿Sabes cuánto cobra tu compañero o compañera? Y, si no lo sabes, ¿crees que sería justo que cobrara más que tú? El experto en gestión empresarial, David Burkus, expuso en una conferencia TED celebrada en la University of Nevada su tesis sobre la transparencia salarial, alegando que es más productivo para una empresa publicar la relación de salarios de toda su plantilla. Y tú, ¿sabes cuánto te pagan en relación a los demás?

Y entonces, ¿cuánto te pagan?

David Burkus desafía los principios tradicionales y ampliamente aceptados de la gestión empresarial demostrando que están obsoletos, anticuados o que, simplemente, no funcionan. El autor de gran éxito de ventas, podcaster galardonado y Profesor Asociado de Gestión en la Oral Roberts University, presentó sus ideas en el TEDxUniversityofNevada sobre Por qué deberías saber cuánto ganan tus colegas, donde mostró algunas ventajas de que la transparencia salarial forme parte de la cultura corporativa.

Popularmente nos referimos al asunto salarial en nuestros empleos como si fuera materia reservada. Culturalmente entendemos que puede generar agravios comparativos, ya que presumimos una falta de equidad. Y eso pasa, sobre todo, entre aquellos trabajadores que llegan nuevos a una empresa, donde solamente en una tercera parte de los casos los recién llegados cobran igual que los empleados antiguos.

La mayor parte de nosotros trabajamos codo con codo con otros compañeros o compañeras de la misma empresa y, pese a no ser del mismo campo, una pregunta recurrente es “¿cuánto debe cobrar por hacer lo que hace?” Según el estudio de Burkus, “cuando la gente no sabe cómo es su sueldo en relación con el de sus colegas, son más propensos a sentirse mal pagados y tal vez incluso discriminados.”

Tanto es así, que todos los esfuerzos que la empresa pueda hacer para recompensar al trabajador con un salario acorde al mercado, pueden ser invisibilizados por esa discriminación que quizá sienta el empleado. Burkus se pregunta: “¿Quieres trabajar en un lugar que tolere la idea de que te sientas mal pagado o discriminado?”

Los economistas aseguran que mantener los salarios en secreto conduce a la “asimetría de la información”. Una situación en la que hay un desequilibrio entre la información que poseen ambas partes de una negociación. Para Burkus, la asimetría puede conducir a un fallo total del mercado laboral. Además, “en la contratación, promoción o evaluación anual una empresa puede querer usar el secreto para ahorrarse dinero. Imaginen lo bien que podrían negociar sus condiciones salariales [los empleados] si supieran el sueldo de todo el mundo.”

Hacer público y compartir el sueldo de tus empleados es una estrategia empresarial de motivación interna y, al mismo tiempo, favorece la implicación del trabajador. Hasta podemos decir que conocer el sueldo de tus compañeros te hace más eficaz. Además, según un estudio citado por Burkus, cuando la gente sabe cómo es su salario con respecto al de sus compañeros es más probable que trabajen arduamente para mejorar su rendimiento, hay más probabilidades de que sean contratados indefinidamente y de que renuncien menos.

Dejando de lado todos los aspectos que afectan a la productividad empresarial, uno de los factores que la transparencia puede eliminar, o reducir en todo caso, es la desigualdad. Hoy en día la brecha salarial se sitúa en niveles más altos de lo debido por culpa de la crisis, según dicen los expertos, pese a que dicha desigualdad podría ser en realidad un problema más estructural que circunstancial. Una empresa que incorpora la transparencia en su cultura corporativa asegura que los salarios para sus empleados son igualitarios, sin discriminaciones por razón de género, raza o cualquier otro prejuicio social.

La transparencia es la solución al problema y tiene muchas formas de aplicación, según Burkus: “No es una misma fórmula para todos. Algunos publican los salarios para que todos los vean. Algunos los difunden solamente dentro de la empresa. Algunos publican la fórmula para calcular el pago, mientras que otros publican los niveles de remuneración y todos se colocan en dichos niveles.”

Si los directivos se deciden a trabajar en la línea de Burkus, en un futuro cercano, cuando miremos a lado y lado de nuestro escritorio, podremos preguntar sin temor: “Y entonces, ¿cuánto te pagan?”

 

También puedes ver la charla de David Burkus en TEDxUniversityofNevada en el siguiente enlace: https://www.ted.com/talks/david_burkus_why_you_should_know_how_much_your_coworkers_get_paid?language=es

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.