El pasado mes de octubre, en el Auditorio del Parque de Investigación Biomédica de Barcelona, tuvo lugar el 4º Espacio Factor Humà bajo el leitmotiv "Nuevo management... ¿Nuevo? ¡Urgente!" y dentro del cual, entre otros ponentes, participó Alex López, gran amigo y profesional, Director de la empresa Sartia y autor del libro "Cliente digital, vendedor digital". Dio su visión sobre hacia dónde se dirige la interacción del trabajador y la empresa a nivel de redes sociales.

Alex López: Cómo hacer marca personal y marca de empresa en LinkedIn y en otras redes sociales

Como podréis ver en el vídeo, hemos pasado de una visión del año 2010 de las redes a nivel lúdico y familiar donde Facebook era el referente, a disponer actualmente de un abanico de posibilidades bastante importante y segmentado como para poder elegir en función de nuestro público objetivo o candidato a reclutar y saber en qué red social nos conviene más tener presencia (LinkedIn, Instagram, SNAPCHAT, Pinterest, Twitter, beBee, Womenalia...).

También ha evolucionado la manera de interaccionar con ellas. Como Alex López comentó en el marco del Espacio Factor Humà, LinkedIn por ejemplo se etiquetaba como una red para la búsqueda de trabajo y por eso no estaba muy bien visto estar en ella, dependiendo de las circunstancias profesionales. Ahora, sin embargo, se ha convertido en una herramienta muy importante donde tener nuestra propuesta de valor como si fuera un escaparate a nivel mundial, 365 días al año, 24 horas al día. Allí podemos buscar talento para nuestras empresas, encontrar proveedores, conseguir nuevos clientes, aprender de otros profesionales de nuestro sector y así estar al día (EPA- Espacio Personal de Aprendizaje), hacer networking online, trabajar la marca personal, etc.

LinkedIn está potenciando, y más lo hará durante el 2017, que los trabajadores sean embajadores de marca de las empresas para las que trabajan, los artículos que publiquen en PULSE aparecerán dentro de la página de empresa de la que formen parte, pondrá las fotografías de los mejores embajadores, podrá recomendar al Departamento de RH a otras personas para ser incorporadas... Este será un cambio importante, ya que la marca de empresa será distribuida entre las células de la organización, sus trabajadores, y no solamente quedará en manos del departamento de comunicación o de su community manager. El capital social de cada trabajador cobrará más importancia y la empresa deberá saber recompensar el trabajo que ha ido haciendo la persona. Como dice Alex, es interesante que esta apuesta de LinkedIn se contagie a las empresas y a sus propias páginas web o redes sociales corporativas. Que el propio trabajador sea quien comunique, opine, comparta fotos y momentos de la vida de la empresa, dando así una imagen más cercana y humana de la organización.

LinkedIn potenciará mucho el trabajo con los freelance con herramientas de pago como Profinder que permite que podamos contratar a trabajadores autónomos para proyectos concretos.

El candidato que está en búsqueda activa de trabajo o que, a pesar de estar trabajando, está abierto a un posible cambio, también podrá valorar más si le conviene o no una empresa, viendo qué dicen sus trabajadores. Ahora, con opciones como Glassdoor, nos es muy fácil porque permite que de forma anónima cualquier empleado opine sobre cómo es su jefe, o sobre el ambiente de trabajo, los sueldos... disponiendo de más variables a sopesar para su apuesta.

Como dice Alex, vamos hacia un mundo más mobile donde el reclutamiento, las compras, la información, la búsqueda de trabajo... se hace cada vez más por móvil y eso debe hacer que RH cambie su "Trabaja con nosotros "de la web corporativa, por un "Cumplimentar con el perfil de LinkedIn "donde no haya que pasar por formularios pesados. Si no lo hacemos así nos arriesgamos a perder talento que quizás está aplicando a nuestra oferta porque la ha visto en Twitter desde el móvil mientras viajaba en metro y no guardará la opción para cumplimentarla con calma desde el ordenador de casa. Pensemos que el uso de Internet para móvil ya ha superado al de cualquier otro dispositivo y que el talento joven, millennials, generaciones z e incluso los que ya tenemos una edad, vamos cambiando nuestros hábitos de consumo y de socialización hacia estos aparatos. ¿Está RH adaptándose?

Pienso que también habrá que ir acostumbrándonos a cambiar la idea de que en Internet todo es gratuito y que tendremos que empezar a pagar por servicios que hasta ahora utilizábamos sin coste excepto por nuestro tiempo. Los últimos cambios que está haciendo LinkedIn para potenciar su servicio Premium, incluso a nivel de usuario particular (ya no se podrá guardar el perfil en PDF, perderemos la posibilidad de gestionar nuestros contactos con etiquetas y anotaciones, se perderán métricas sobre quién ha visto tu perfil...), van en dicha línea y me gustaría que me dijerais qué pensáis sobre ello. ¿Cómo lo veis vosotros?

Agradecer a Anna Fornés, Directora de la Fundació Factor Humà, y a todo su equipo, la propuesta para que preparara estas líneas e invitaros a conocerme un poco más, visitando mi casa digital: www.celiahil.com

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.