Mientras que los trabajadores con más edad disfrutan a menudo de estabilidad laboral y de salarios más elevados, los más jóvenes sufren el paro y la precariedad laboral más que nadie. Un reportaje reciente del programa de Televisió de Catalunya Valor Afegit nos habla de esta dualidad del mercado laboral, la gran asignatura pendiente para resolver en una futura reforma del Estatuto de los Trabajadores.

 La dualitat del mercat laboral

España llega casi a los 5 millones de parados y la precariedad es una de las más altas de Europa. El mundo del trabajo pasa por un momento de transición entre la seguridad y los derechos que se consagraron al inicio de la democracia y la inestabilidad, individualismo y bajos salarios que sufren las nuevas generaciones. Dos caras de una misma moneda que a pesar de resistir a los cambios sigue sin proporcionar todo el empleo necesario para dejar atrás las altas cifras de paro.

(Vídeo en catalán)

En 1980, bajo la legislatura de Adolfo Suárez y con el fin de regular las relaciones laborales, se aprobó el primer Estatuto de los Trabajadores en España, que ha sufrido más de una cincuentena de cambios hasta día de hoy. Cómo señala Joan Pujol, Secretario General de Foment del Treball, la regulación no promueve el empleo, pero un buen sistema de relaciones laborales favorece que el mercado de trabajo sea mes eficiente y funcione mejor. Pero, ¿proporciona realmente esta ley soluciones a la realidad laboral presente?

Josep M. Álvarez, Secretario General de UGT, afirma que la reforma laboral ha convertido en inservible el Estatuto de los Trabajadores, que tendría que abrir una puerta a la participación de los trabajadores en el seno de la empresa. Todas las modificaciones que este texto ha sufrido han acabado devaluando el carácter protector de los más débiles, un papel que actualmente representa la gente joven.

Compaginan dos o más trabajos con sus estudios y aceptan contratos temporales para poder sobrevivir y pagar sus gastos. La crisis económica les ha penalizado y el miedo a no encontrar un trabajo acorde a su calificación les hace acomodarse en puestos de trabajo que nada tienen que ver con aquello que un día soñaron. La estabilidad laboral ya no significa permanecer en la misma empresa a lo largo de toda la vida, sino permanecer activo y tener empleo. ¿Lo tuvieron más fácil sus padres?

Jaume lleva más de 25 años trabajando en Asepeyo y desde que acabó la carrera de fisioterapia no ha tenido nunca problemas para encontrar trabajo dentro del sector. Siempre ha podido cambiar de empresa con total facilidad y le llovían las ofertas. Aún así sabe que si ahora se quedara en paro la situación ya no sería tan sencilla, pues el mercado laboral busca nuevos talentos y las organizaciones rejuvenecer las plantillas.

La clave está en saber gestionar la diversidad y aprovechar las cualidades de los dos segmentos de edad, de los mayores la experiencia y de los jóvenes la creatividad y las nuevas maneras de entender el mundo que les rodea. El mercado laboral no tiene que ser excluyente y tiene que dar cabida a todo el mundo, a pesar de que la anómala tasa de paro española en relación a los países de su entorno sigue dificultando la tarea.

 

También puedes ver el reportaje en la web de Televisió de Catalunya: http://www.ccma.cat/tv3/alacarta/valor-afegit/la-dualitat-del-mercat-laboral/video/5599488/

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.