“Nos hace falta tiempo para poder disfrutar del tiempo de vida.” Así lo afirma Teresa Torns, profesora jubilada de Ciencias Políticas y Sociología de la UAB y experta en gestión del tiempo y desigualdades de género, en una entrevista reciente del programa Terrícoles de BTV donde nos habla de la importancia de la racionalización de los horarios y de la adaptación de la jornada laboral a nuestras necesidades vitales. Hay un largo camino por recorrer, sobre todo en términos de cambio de mentalidad, pero si establecemos consensos sociales colectivos el triunfo de las políticas de tiempos y conciliación será posible.

(Vídeo en catalán)

El mercado de trabajo, las políticas de tiempo y la conciliación son sólo algunos de los temas sobre los que el programa de BTV Terrícoles reflexionó de la mano de Teresa Torns, Doctora en Sociología y miembro del Centre d’Estudis Sociològics sobre la Vida Quotidiana i el Treball (QUIT), el pasado mes de noviembre. Lluís Reales, Director y Presentador del programa, conversa cada tarde de lunes a jueves con "habitantes de la tierra de todos los colores que pisan con fuerza y tienen mucho que decir".

Torns, que lleva muchos años dedicándose a la investigación de las desigualdades de género en el trabajo, empieza hablándonos de la lucha por la conciliación, de la cual hemos podido ver los frutos a partir del nuevo siglo con el objetivo de que las mujeres desarrollen otros papeles en la vida además del de ser madres y cuidadoras de sus familias. Promover el empleo femenino, que en Europa no es tanto como debería, es el origen de las políticas de conciliación, que parece que cada vez más empresas incluyen en sus planes.

Hemos pasado de la ama de casa a la superwoman, rol que adoptan sobre todo las mujeres más jóvenes, que tienen claro que su proyecto de vida se centra en formarse y en construir una trayectoria profesional sólida, al igual que los hombres. Pero a pesar de que las nuevas generaciones observen el mundo desde otra perspectiva, su mirada a veces no corresponde con la realidad de un país que todavía tiene que llevar a cabo un profundo cambio de mentalidad, que sigue siendo muy masculina. En España se ofrecen permisos de maternidad y paternidad, pero no servicios de apoyo al hogar, como hacen otros países europeos. Torns comenta que eso es debido a que en el régimen mediterráneo del bienestar hemos desarrollado una tradición que hace que las mujeres de la familia sean las que se acaban haciéndose cargo de las personas mayores o de los niños.

En cuanto a las políticas de tiempo, la socióloga comenta que todo el mundo tendría que poder flexibilizar su jornada según sus necesidades vitales, que varían en función del punto del ciclo de vida en el que nos encontramos, y evitar así problemas como el presentismo. Aún así hay trabajos que ya tenemos pactados que se hagan por turnos y con unos horarios preestablecidos, sobre todo en el ámbito de la sanidad y de la educación. El apoyo de la ley es fundamental para poder poner dichos temas sobre la mesa, pero aprender a vivir de otro modo es una tarea colectiva de creación de consensos sociales que exige constancia e insistencia.

¿Pero qué quiere decir racionalizar el tiempo? Para Torns la respuesta es fácil y clara: racionalizar significa que la jornada laboral no ocupe todas las horas del día de los mejores años de nuestra vida. Nos recuerda además, que hemos venido al mundo a hacer algo más que trabajar, empezando por cuidar de nosotros mismos. Esta es una premisa que cuesta de entender a aquellas personas que llevan a cabo un trabajo asalariado satisfactorio, a pesar de que también ha habido un cambio generacional y los jóvenes están menos dispuestos a sacrificar su tiempo por muy satisfactorio que sea su trabajo. Ideas como la realización personal prevalecen por encima de los hitos profesionales.

El teletrabajo se plantea como una solución para evitar desplazamientos y poder desarrollar el trabajo tanto en casa como en la oficina. Pero Torns nos advierte de que el teletrabajo es sólo una herramienta útil cuando es un mismo quién lo controla y no cuando viene impuesto. Se trata de negociar y llegar a acuerdos con la empresa para que los beneficios de trabajar desde casa sean mutuos. Las medidas de flexibilidad laboral conducen a la productividad cuando somos nosotros los que decidimos cómo gestionarlas.

Torns, quien ha pasado toda la vida dedicada a lo que realmente le gusta y que confiesa pasarlo muy bien haciendo lo que hace, promueve el afán por el saber como instrumento más poderoso para cualquier persona, independientemente de su ámbito de actuación. Su experiencia le ha enseñado que la pasión y el convencimiento nos pueden hacer llegar muy lejos sin necesidad de grandes recursos.

 

Acceso a la entrevista del programa Terrícoles en la web de BTV: http://www.btv.cat/alacarta/terricoles/42339/

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.