la vanguardiaCon motivo del VII Premio Factor Humà Mercè Sala, los miembros del Consejo Asesor de la Fundació han publicado conjuntamente un artículo en La Vanguardia sobre qué debe hacer la dirección empresarial para fomentar el compromiso en las organizaciones. Los autores: Salvador Alemany, Núria Basi, Victòria Camps, Manel del Castillo y Josep Santacreu.


la vanguardia¿Cuáles son los vínculos que unen a las personas? ¿Qué hace posible que nos comprometamos con los demás, con causas o con ideas? En definitiva, ¿qué significa comprometerse? Compromiso es el cumplimiento de una promesa u obligación. Pero también es la vinculación afectiva intensa, duradera, de carácter singular, que se desarrolla y consolida entre dosomás personas.

Dicho vínculo se manifiesta claramente en el ámbito familiar: progenitores e hijos están unidos, más allá de la biología, por relaciones de ayuda mutua, en la crianza y la educación, en la transmisión de valores, en la participación de un proyecto común. Existe un compromiso común.

Como Consejo Asesor de la Fundació Factor Humà creemosque dicho modelo de compromiso debería exportarse al ámbito organizativo. Ciertamente una empresa no se dirige como una familia; son dos realidades complejas y muy distintas –ni la dirección ejerce de padre o madre ni la persona trabajadora quiere un educador–. Pero también es bien cierto que son las personas las que fundan, se desarrollan, trabajan y prosperan en las empresas. Y es que los beneficios del compromiso en la empresa son notables: sin ir más lejos, repercute directamente en el aumento de la productividad e incrementa la aportación de valor del trabajador o trabajadora.

No obstante, estudios recientes como los realizados por la consultora Towers Watson, Global Workforce Study 2014 y Talent Management and Rewards 2014, ponen de manifiesto que en España sólo el 35% de los empleados manifiesta sentirse “altamente comprometido” con la empresa en la que trabajan, mientras que el 23% dice estar “desmotivado”, el 21% se considera “comprometido pero sin apoyos” y el 21% restante se encuentra “desconectado”. Ambos informes nos revelan que hay mucho camino por recorrer y muchos temas a mejorar tras tantos años de crisis.

Hemos asistido en los últimos tiempos a tomas de decisiones drásticas, que no siempre han sido argumentadas adecuadamente a los sujetos pasivos de las mismas. Pero también hemos visto cómo en algunas empresas se ha llegado a acuerdos que han implicado una rebaja salarialodeotras condiciones laborales para evitar despidos o incluso el cierre. Eso ha ocurrido en organizaciones en las que, por encima del miedo, se han sabido transmitir y compartir unos objetivos y los empleados se han sentido comprometidos con ellos. El compromiso de los empleados es fundamental para la competitividad de una empresa. Sólo se puede asumir el riesgo de innovar si hay compromiso y la alta productividad es propia de empleados capaces y comprometidos.

La gran pregunta es: ¿qué debemos hacer desde la dirección empresarial para fomentar el compromiso profesional en nuestras organizaciones? Son muchos los factores que pueden influir en el compromiso, pero a nuestro juicio hay cuatro elementos clave a destacar muy brevemente:

1.Claridad y estabilidad en el proyecto y en los valores. Es difícil comprometerse con una organización que no tiene bien definido quién es o adónde va. Según J. Collins y J. Porras en su libro Built to Last, que analiza 50 empresas americanas que han durado más y con mayor éxito que sus competidoras (tales como Disney, HP, 3M, Marriot....), uno de los elementos comunes entre ellas es que a lo largo de los años se han adaptado a los cambios del entorno, pero sus valores han permanecido estables.

2.Coherencia en el desarrollo del proyecto y los valores formulados. De poco sirven las grandes declaraciones de valores si al final no se es capaz de cumplir con lo planteado.

3.Participación en la toma de decisiones. Dependiendo de los sectores y de las categorías profesionales, todos los estudios ponen de manifiesto que uno de los principales drivers del compromiso es sentirse escuchado por el superior y saber que la empresa apoya el desarrollo profesional.

4.Liderazgo de la alta dirección y sobre todo de los mandos intermedios. Aspecto, este último, no bien resuelto en ningún sector pero clave en la generación de compromiso y en la retención del talento (People join companies, but leave managers).

Ahora que entramos en una situación de inflexión en la situación económica, quizá ha llegado el momento de corresponder al compromiso demostrado por parte de tantas personas trabajadoras durante los tiempos más complicados y sobre todo asumir con convicción que el compromiso tiene un impacto claro y beneficioso para los equipos y para el devenir de las organizaciones.


Texto firmado conjuntamente con los miembros del Consejo Asesor de la Fundació Factor Humà: Salvador Alemany (Presidente de Abertis y del CAREC); Núria Basi (Presidenta de Basi S.A y del Consejo Social de la Universitat Pompeu Fabra); Victòria Camps (Catedrática Emérita de Filosofía Moral y Política de la Universitat Autònoma de Barcelona); y Josep Santacreu (Consejero Delegado de DKV).

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.