La sorprendente crisis laboral de 2013... y cómo empezar a resolverla yaLa digitalización y la automatización han proporcionado más y mejores recursos y han permitido la creación de nuevos tipos de empleo. Pero al mismo tiempo existe el temor de que las máquinas acaben sustituyendo a los humanos en el mercado laboral. Rainer Strack, experto alemán de The Boston Consulting Group, afirma en una enriquecedora conferencia del reciente TED@BCG Berlin que sucederá todo lo contrario, pues en 15 años existirán más puestos de trabajo que personas que los puedan ocupar.

El TED@BCG, un evento producido por el TED Institute con la colaboración de The Boston Consulting Group, multinacional de la consultoría estratégica, reunió a líderes del ámbito empresarial que han vivido en primera persona el cambio y la transformación que ha sufrido la sociedad en los últimos tiempos. El último evento de la serie TED@BCG fue el que tuvo lugar el pasado octubre en Berlín, en el que Rainer Strack, experto en Recursos Humanos de BCG, invitó a la reflexión con un interesante discurso.


Strack empieza mostrando un gráfico que refleja la tasa de natalidad en Alemania y el progresivo el envejecimiento de la población. Este no es más que un pretexto para hablarnos de un problema que le preocupa: en 2030 la población en edad de trabajar será mucho menor que ahora, es decir, la fuerza laboral disminuirá y lo hará de forma significativa.

El ponente calcula que si Alemania quiere mantener su PIB actual y que su productividad siga creciendo harán falta 8 millones de personas, más del 20 % de la fuerza laboral actual alemana. Para no estancarse, dicho país deberá aumentar significativamente la migración, atraer a muchas más mujeres al mercado laboral y aumentar la edad de jubilación. ¿Cómo lograrlo?

Strack hace mención a los robots, a la automatización y a la tecnología, y formula la siguiente pregunta: ¿Cambiará la tecnología la situación y aumentará la productividad? Hasta el momento parece que vamos en esa dirección. La implementación de nuevas tecnologías ha facilitado la ejecución de diferentes tipos de trabajos, antes costosos y que suponían una mayor pérdida de tiempo. La industrialización y la automatización de algunos sistemas de producción supusieron un importante avance en el mercado laboral, dando lugar a nuevos puestos de trabajo asociados a dichas transformaciones. Pero fijándonos en las cifras, podemos ver que las industrias que tradicionalmente generaban más empleo están en declive, sobre todo en la Europa del Sur.  Nos encontramos pues ante un dilema: ¿nos llevará la tecnología del presente de vuelta a la creación de más empleo?

¿Dónde reside el problema? Pues, aunque parezca contradictorio, en la propia revolución digital. Como apunta el ponente, los robots, el Big Data o la automatización reemplazarán muchos puestos de trabajo, de hecho en algunas profesiones como el periodismo ya lo están empezando a hacer. Pero para Strack, la clave es otra: ¿cuándo, con qué rapidez y en qué medida? Es decir, ¿será capaz la revolución digital de crear empleo a un ritmo que compense su destrucción?

Alrededor de esta cuestión gira el Documento de Prioridades de Investigación, una carta abierta firmada por más de 400 personalidades del mundo de la ciencia y la innovación. En el texto se plantean cuestiones como el establecimiento de una renta básica universal como contrapartida a la incorporación de máquinas en puestos de trabajo actualmente ocupados por humanos.

“Para poder frenar la destrucción de empleo que traerán los robots tenemos que centrarnos en todo lo contrario: en las personas, o mejor dicho, en los talentos. Tenemos algo de lo que las máquinas no disponen: inquietudes, aspiraciones y mucho talento. No debemos olvidar que los robots son fruto de nuestras ideas y que si existen es para ponerse a nuestro servicio y facilitar el desarrollo de nuestro potencial.

Para poder retener a las personas hay que indagar en sus preferencias laborales y actuar sobre ellas. La principal resulta ser la búsqueda de reconocimiento, según una encuesta realizada entre más de 200 000 solicitantes de empleo de 189 países. Como apunta Strack, estamos ante un enorme desafío de perfeccionamiento profesional, en el que empresas y los gobiernos deberán crear estrategias para atraer a los mejores y saber darles lo que pidan.

“Los empleados son recursos, son activos; no costes, ni nóminas, ni máquinas. Ni siquiera los alemanes.”

 

Acceso a la conferencia de Rainer Strack de TED@BCG Berlin: https://www.ted.com/talks/rainer_strack_the_surprising_workforce_crisis_of_2030_and_how_to_start_solving_it_now?language=es

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.