Webs y apps

En este apartado encontrarás destacadas otras páginas web o aplicaciones que, por sus características, te recomendamos

Stayfocused y Freedom: navegando con productividadPor si no se es capaz de gestionar y/o no se tiene suficiente fuerza de voluntad para resistir las ganas de perder el tiempo en Internet, hay soluciones al alcance. Stayfocused y Freedom son dos herramientas que nos ayudan a evitar las tentaciones. ¿Cómo? Con pequeñas diferencias nos permiten por ejemplo bloquear durante un tiempo definido aquellos sitios web que nos distraen.

“¿No deberías estar trabajando?” Esta es la pregunta que nos hacemos cuando derrochamos tiempo en determinados sitios web, cuando perdemos la concentración y el foco en aquello que realmente tenemos que hacer. La procrastinación es una tentación constante que se hace más fuerte cuando la tarea se realiza en un ordenador con acceso a Internet. Consultar el correo electrónico, las notificaciones de las redes sociales, las novedades del timeline… son minas a la productividad.

Stayfocused es una extensión de Chrome, el navegador de Google. Una vez instalado hay que dedicar un tiempo a su configuración. Es muy sencilla, pero hay que meditarla bien para que resulte eficiente y no suponga un problema. Además la podemos exportar para aplicarla a otros dispositivos. Stayfocused nos da acceso a un sitio web durante un tiempo limitado. Cada vez que accedemos nos resta tiempo y, una vez consumido del todo, ya no nos permite visitarlo hasta el día siguiente. Si queremos volver, el navegador nos redirigirá a su página y nos preguntará: “¿No tendrías que estar trabajando?”.

Stayfocused se instala en la barra del navegador donde nos indicará, con una cuenta atrás, cuánto tiempo nos queda para visitar una página censurada. Si vamos a la configuración, encontraremos las opciones más interesantes. Desde allí podremos programar diferentes acciones a la vez. La aplicación tiene un listado predefinido con aquellos lugares que entorpecen la productividad, y se pueden añadir todos los que hagan falta. Podemos bloquear un dominio completo (twitter.com) pero permitir una url concreta de aquel mismo dominio (twitter.com/fundfactorhuma) o dar luz verde a ciertas páginas que no se deben bloquear nunca. Tal y como advierte la misma aplicación, sitios como el correo electrónico o las páginas bancarias pueden ser necesarias. La aplicación también tiene una opción radical “Nuclear” que lo bloquea todo, excepto lo que está marcado en verde.

Las opciones avanzadas permiten acciones más personalizables como programar el tiempo diario permitido (por defecto, 10 minutos) o qué días de la semana se activa el control y entre qué horas. Esta es una muy buena opción si orientamos esta herramienta a nuestra productividad laboral. También podemos decidir a qué hora la aplicación se restablece y vuelve a darnos permisos. Hay que tener en cuenta que solo se permite hacer cambios en la configuración si no se ha agotado el tiempo de permiso.

Si no confiamos mucho en nuestra fuerza de voluntad, podemos pedirle a la aplicación que nos plantee un reto cada vez que queramos cambiar la configuración. Por ejemplo, tener que copiar un texto bastante extenso, carácter por carácter.

Ahora bien, hecha la ley hecha la trampa. La principal limitación de Stayfocused es que solo funciona en un perfil de Chrome. Si nos queremos saltar las normas, solo hay que cambiar de navegador o de perfil. Si necesitamos una dosis extra de control, la misma aplicación nos recomienda Freedom, una aplicación de pago con mucho más campo de actuación.


Freedom
tiene un funcionamiento muy similar a Stayfocused pero va algo más allá y es más completa. Los usuarios se crean un perfil y pueden utilizarla en diferentes dispositivos (iPhone, iPad, Android, PC) y/o en diferentes navegadores. Además, no solo bloquea webs, también restringe acceso a apps y limita sus notificaciones. Iniciamos una sesión y la aplicación se pone en funcionamiento. La versión de prueba te permite iniciar siete, después será necesario contratar alguno de sus planes de pago para continuar.

Desde la aplicación por ordenador (que hace falta instalar) o el sitio web, se puede gestionar la configuración de restricciones en diferentes dispositivos sincronizados. Podemos añadir diferentes dispositivos y sincronizarlos. La principal diferencia entre ambas aplicaciones es que Stayfocused da un tiempo para visitar lugares señalados, y Freedom es mucho más estricta. Una vez empezamos una sesión, los lugares/apps quedan inhabilitados. No hay marcha atrás, y hasta que el tiempo no pasa no se pueden recuperar.

Con Freedom podemos escoger entre hacer un bloqueo general o personalizado. Para esta última opción existe la posibilidad de configurar diferentes listados con webs/app prohibidas y activarlas en función de nuestras necesidades cuando empiece la sesión. Estas sesiones pueden iniciarse manualmente accediendo a la aplicación o programando un calendario semanal para que se activen en diferentes días y horarios. También tenemos la posibilidad de ser algo más duros y blindar la configuración activando el “Locked Mode”, que no nos dejará hacer ningún cambio ni excepción hasta que la sesión no acabe.

Es imposible eliminar todas distracciones que tenemos a nuestro alrededor, pero también es cierto que la red puede resultar demasiada golosa. Estas dos aplicaciones no nos salvarán de todas las tentaciones, pero si bien los caballos llevan el paso recto cuando llevan las anteojeras, nosotros podemos usar algo similar para mejorar nuestra productividad.

 

Acceso a Stayfocused: https://chrome.google.com/webstore/detail/stayfocusd/laankejkbhbdhmipfmgcngdelahlfoji?hl=es 

Acceso a Freedom: https://freedom.to/

 

Articles relacionats / Artículos relacionados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.