Llibres

El nostre catàleg et permetrà identificar novetats editorials i, mitjançant el nostre cercador, tots aquells recursos bibliogràfics que et puguin interessar sobre qualsevol assumpte de RH

Big DataEn su nuevo libro, Viktor Mayer, profesor de Oxford y Kenneth Cukier, editor de datos de The Economist, nos ofrecen un análisis esclarecedor sobre uno de los grandes temas de nuestro tiempo y sobre el inmenso impacto que tendrá en la economía, la ciencia y la sociedad en general. El Big Data (datos masivos) representa una revolución que ya está cambiando la forma de hacer negocios, la sanidad, la política, la educación y la innovación.




Artículo El futuro está en los datos, en La Vanguardia, 13/10/2013.



Unas semanas antes de que en el 2009 el virus H1N1 ocupase los titulares de todo el mundo, unos ingenieros de Google habían publicado un artículo en la revista Nature que causó sensación entre los funcionarios de la sanidad y los científicos de la computación: Google podía predecir la propagación de la gripe invernal en Estados Unidos por zonas con sólo estudiar qué buscaba la gente en internet. Un logro factible gracias a que Google recibe más de 3.000 millones de consultas a diario. Y las almacena todas. Sin hacer frotis bucales con bastoncitos, sólo con seguir una combinación de 45 términos de búsqueda que se disparan junto con el avance de la epidemia, Google podía en tiempo casi real –y no dos semanas después como los Centros de Control de Enfermedades– decir dónde se propagaba la gripe.

Es, como recuerdan en su nuevo libro el profesor de Oxford Viktor Mayer-Schönberger y el editor de datos de The Economist Kenneth Cukier, la revolución de los big data, de los datos que las nuevas tecnologías de la comunicación permiten acumular en cantidades inimaginadas y que están reconfigurando sectores de negocio enteros. Como en la compra de billetes de avión, cuyos precios varían de forma brutal al estar basados en multitud de factores que sólo conocen las líneas aéreas, desde la estacionalidad a los asientos sin vender: el científico Oren Etzioni, enfadado porque el compañero de asiento en un vuelo había pagado menos que él pese a comprar el billete más tarde, desarrolló el buscador Farecast para predecir el precio de los vuelos, sus subidas y bajadas, a partir del análisis de los millones de datos disponibles de precios anteriores. Farecast funcionó y Microsoft lo compró en el 2008 y lo integró en su buscador Bing. Justo cuando Etzioni iba a aplicar el mismo método para predecir la evolución de los precios de hotel o las entradas de conciertos: cualquier cosa con diferenciación reducida de producto, un grado elevado de variación en el precio y toneladas de datos.

Los datos, dicen los autores de Big data, pueden convertirse en un manantial de innovación y servicios nuevos. Y en el nuevo mundo de los big data cambiarán muchas cosas. Antes había que analizar muestras. Ahora podemos emplear todos los datos, lo que permite ver subcategorías y submercados que las muestras no podían estimar. Antes queríamos exactitud en la búsqueda, ahora con tal abundancia de datos nos basta una tendencia general. Y, sobre todo, se nos ha enseñado a buscar causas a todo aunque resulte difícil. Con los big data ya no sabremos por qué se producen las cosas, sus causas. Sólo el qué: las correlaciones nos indicarán que se producirán.

La revolución de los datos masivos consiste en hacer predicciones a partir de enormes cantidades de datos. Y, dicen los autores, “nos ayudará a ver el sentido de nuestro mundo de una forma que apenas intuimos”. En el futuro, muchos aspectos hoy competencia exclusiva del juicio humano se verán incrementados o sustituidos por sistemas computarizados, y no sólo conducir un coche: Amazon ya recomienda el libro ideal y Google la web más relevante. Y las mismas tecnologías, dicen, se aplicarán al diagnóstico de enfermedades o, como si fuera vieja ciencia ficción, a identificar delincuentes antes de que cometan un delito.

El conocimiento especialista importará menos en un mundo donde la probabilidad y la correlación lo son todo. Los especialistas en una materia no desaparecerán pero deberán competir con lo que determine el análisis de datos masivos. Y el futuro ya no será lo mismo: las predicciones basadas en datos masivos lo dejan menos abierto e intacto. Parece estar ya esbozado con trazos que pueden discernir los que poseen la tecnología adecuada. A la vez, seremos para siempre prisioneros de nuestras acciones pasadas, ya que todas quedarán registradas. Por último, si los datos moldean las decisiones, ¿qué papel queda para las personas? Para los autores está claro: la creatividad, la intuición y la ambición intelectual, que no están en los datos, que permiten crear, en vez de un caballo más rápido para los clientes, un Ford T.

 

Mayer, Viktor; Cukier, Kenneth. "Big Data. La revolución de los datos masivos". Ediciones Turner, 2013. ISBN 978-84-15832-10-2

Libro en castellano.

 

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.