Según un estudio reciente, el mercado  de las empresas de creación de redes sociales corporativas crecerá un 40% anual hasta el 2016. El sector pasará de unos ingresos globales de 649 millones de euros en el 2011 a 3.600 millones en el 2016.

La compra de la pequeña empresa Yammer por Microsoft no ha sido exactamente una sorpresa, ya que ambas tenían otras opciones sobre la mesa. Otra cosa es cuánto vale la presa: 1.200 millones de dólares (960 millones de euros según el cambio actual) es mucho dinero, incluso para Microsoft, que acaba de depreciar en libros una cifra cinco veces superior por una mala compra del 2007. Es mucho más de lo que otros han pagado en casos semejantes, y como referencia, la única empresa de su género que cotiza en bolsa, Jive, tiene un valor bursátil de 1.100 millones de dólares (880 millones de euros).

La clave está en lo que Microsoft piensa hacer con Yammer: integrarla como componente social en su herramienta de colaboración SharePoint, combinarla con su plataforma on line Dynamics CRM y, posiblemente, con Office 365. No sería distinto a lo que hacen sus competidores (véase recuadro) que han absorbido otras redes sociales. Entre todos ellos, Microsoft teme especialmente a Salesforce. com –el gran especialista de CRM en la nube–, que desde el 2010 ha integrado con éxito la herramienta social Chatter.

Algunos han comparado estas iniciativas con Facebook, pero la verdad es que los directivos de sistemas aborrecen esta red social, a la que ven más como una pérdida de productividad que como un modelo que imitar. Suspicacias aparte, la diferencia esencial es que los consumidores han adoptado las redes sociales con más avidez que los anunciantes, y este puede ser el problema de Facebook. Las redes sociales de empresa no esperan nada de la publicidad, se guían por otro modelo de negocio. Pero ¿cómo y cuándo serán rentables? Muchos analistas piensan que pueden serlo si aciertan en su integración con las grandes corrientes del software empresarial: ERP (gestión de recursos de la empresa), CRM (ventas y atención al cliente) y recursos humanos, tres categorías que evolucionan decididamente hacia la fórmula de software como servicio.

Las redes sociales para empresa tienen en común varias características que explican su éxito: espacio de trabajo on line para empleados, seguimiento continuo de proyectos, compartición de documentos, conexión a servicios y aplicaciones externas, apertura (a veces) a clientes y proveedores, sincronización con dispositivos móviles. Pero con interfaces de usuario que recuerdan, cómo negarlo, a Facebook y Twitter.

En la consultora IDC opinan que la compra de Yammer ha sido una buena idea, porque si todos los competidores de Microsoft han hecho lo mismo (o lo harán pronto), cuanto antes mejor para dar ese paso. Este mercado que llaman social business o empresa 2.0 pasará de unos ingresos globales de 800 millones de dólares (649 millones de euros) en el 2011 a 4.500 millones de dólares (3.600 millones de euros) en el 2016, un incremento medio anual del 42,4%, según la estimación de IDC. Por tercer año consecutivo, la consultora sitúa a IBM a la cabeza del ranking, con un crecimiento del 70%. Tras el gigante viene Jive, que desde su salida a bolsa en diciembre ha ganado varios enteros y, por eso mismo, podría recibir una oferta de compra que dispararía los precios del resto.

No menos de dos docenas de empresas han aflorado en este segmento; la barrera de entrada es baja, y la expectativa alta. Financiadas por fondos de capital riesgo, todas dicen estar ansiosas por salir a bolsa, pero es probable que la mayoría esté pensando en una buena boda por el camino.

Uno de los mejores partidos del sector –y aparentemente sin novio– es Zyncro, empresa nacida en Catalunya, que fundó en el 2009 el emprendedor Didac Lee, y cuyo consejero delegado es Lluís Font. En enero del 2012, Zyncro tenía 500 clientes corporativos con más de 100.000 usuarios finales. La Caixa –además de accionista a través de su rama de capital riesgo– es su mayor cliente en España. La red privada de la Cambra de Barcelona y varias empresas de los sectores minorista y hotelero también han elegido Zyncro, que tiene clientes en México, Estados Unidos, Alemania y Japón.

Su modelo de negocio –según explica Lluís Font– responde a la modalidad conocida como freemium: en una fase de prueba las prestaciones de la red social son gratuitas, y a partir de un piloto cuyo límite suele estar entre 50 y 100 usuarios, se firma una licencia. La tarifa tipo es de cuatro euros por usuario al mes. Un rasgo singular de Zyncro es que puede explotarse en modo cloud –nube pública o privada– o en el sistema interno del cliente. Incluso contempla un régimen de marca blanca.



Qué se hizo de las intranet

En los 90 se extendió la onda de las intranet. La idea era contar con un portal interno para uso exclusivo de los empleados, pero no cuajó. Con el tiempo, se abrieron paso las redes sociales corporativas, que ahora hacen furor.


Las distintas redes sociales corporativas

Jive: pionera en su género y en bolsa

Cotiza en el Nasdaq desde diciembre, con un valor bursátil de 1.100 millones de dólares (880 millones de euros), para unos ingresos e 90 millones de dólares (72 millones de euros).

Bluekiwi: colaboración sin correo electrónico

Fundada en el 2007 por capital riesgo francés, la compañía internacional Atos pagó 20 millones de euros por esta plataforma coherente con su política de "e-mail cero".

Chatter: para usuarios de Salesforce.com

Esta aplicación desarrollada por Salesforce.com en el año 2010 funciona como complemento social de su plataforma CRM (gestión de relaciones con clientes) en la nube.

Cubetree: gestión de recursos humanos

Success Factors, especialista en software de gestión de recursos humanos, la compró en 2010 y a su vez fue absorbida en el 2012 por el proveedor de software alemán SAP.

Podio: puesto de trabajo virtual

Creada por tres empresarios daneses, fue comprada en abril por Citrix por 45 millones de dólares (36 millones de euros). Ingresos estimados en 10 millones de dólares (8 millones de euros).

Socialcast: complementa la virtualización

VMWare, empresa líder en virtualización e infraestructura en la nube, adquirió esta plataforma a comienzos del 2011 y ha decidido que el servicio sea gratuito hasta 50 usuarios por empresa.

Yammer: la compra marca un listón de precio

Aun antes de la oferta de compra de Microsoft (960 millones de euros), era considerada como la plataforma social favorita de muchas multinacionales: DHL, Shell y Telefónica entre otras.

Zyncro: catalana, con ambición global

Promovida por el grupo inversor Inspirit y nacida en Catalunya, esta plataforma tiene versiones en inglés, portugués, francés, italiano, alemán, japonés... y pronto también chino.

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.