Los rápidos cambios tecnológicos, los valores, la guerra por el talento y la transparencia son los factores clave que preocupan a los líderes empresariales, según un informe reciente. No se trata de una crisis económica solamente, es que el mundo se está volviendo más complicado.

Estamos en la era donde no hay una norma fija, no podemos prever lo que pasará mañana. No hay base para proyectar el futuro con la experiencia pasada". La frase es de Ana María Llopis, presidenta de Supermercados Dia y directora general de Ideas4All. Una premisa que deja a los líderes empresariales como funámbulos en la cuerda de la incertidumbre. Pero ¿cómo pueden manejar estos capitanes sus barcos bajo enormes tormentas? ¿Qué buscan? ¿Por dónde hay salida a la crisis? ¿Cómo ayudan las tecnologías?

A estas cuestiones ha intentado responder el estudio Liderar en un mundo hiperconectado, realizado bienalmente por IBM mediante consultas a consejeros delegados y directores generales de todo el mundo. En esta ocasión han contestado 1.700 ejecutivos, 72 de ellos españoles. Especial énfasis han puesto en las tecnologías y la conexión que ofrecen las redes sociales.

"No solo es la crisis. Hay que saber liderar en un mundo cada vez más complicado. Por ejemplo, ¿cómo afectarán las redes sociales a la relación con clientes y empleados?", plantea David Soto, vicepresidente de IBM Global Business Services. El informe ofrece alguna de las claves. "La tecnología no solo se ve como herramienta de eficiencia, los directores generales la ven como una forma de abrir nuevos negocios", explica Soto. De hecho, este factor técnico es, para los altos ejecutivos, la fuerza externa que más impacta en sus organizaciones. Es la primera vez, desde que se realiza este estudio, que así ocurre. Se coloca por encima del conocimiento de los empleados, los factores de mercado, los macroeconómicos o los aspectos regulatorios.

Por ejemplo, consideran que en la relación con el cliente, en tres años habrán perdido peso la fuerza de ventas presencial y los medios tradicionales y, sin embargo, serán las redes sociales las que ocupen ese lugar. Otra de las claves que apuntan es cómo van a gestionar los múltiples datos que se obtienen en información útil y, de ahí, pasar a la acción.

"El mundo no es lo que era. Existe una maraña de organizaciones, personas, sociedades hiperconectadas. Las empresas y los mercados no se han adaptado a esa conectividad y la sociedad sí, sobre todo la gente joven", opina María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter, quien asistió a la presentación del informe. "Tenemos que aprovechar las oportunidades que ofrecen los cambios. Por eso, uno de los atributos que debe tener un líder es la adaptabilidad al cambio".

Para esta ejecutiva, que estuvo en el equipo fundador de la aseguradora Línea Directa, la tecnología es fundamental. "Es a la vez la raíz y solución de todos nuestros problemas. La imprenta tardó décadas en digerirse y encontrar utilidades. Las nuevas tecnologías son utilizadas por todo el mundo a la vez. La sociedad occidental ha perdido este privilegio y ahora necesitamos encontrar un elemento diferenciador", añade.

El estudio le da la razón. Las empresas que contestaron a la encuesta y obtienen mejores resultados económicos son las que mayoritariamente integran la tecnología y el negocio para innovar y las que lo dejan de lado son las que peores rendimientos presentan. "Tenemos que ponernos al día en la conectividad y en analizar los muchos datos que nos llegan a las empresas, además de tener una apertura cultural, de colaboración y transparencia", señala Llopis como retos para los directivos hiperconectados.

"No hay que quedarse en una visión cortoplacista. Hay un cambio de paradigma profundo en la sociedad. Por la crisis, a nivel ético. Y por la hiperconectividad, que cambia los hábitos. Gracias a las redes sociales, los clientes se fían más de lo que dicen sus iguales que de lo que decimos las marcas", apunta Carina Szpilka, directora general de ING Direct. Para esta ejecutiva, el liderazgo debe dejar de ser vertical para convertirse en algo más horizontal, donde exista conexión y cooperación. "Debemos tener un liderazgo más empático, con más cercanía, comunicación, cooperación, confianza y compromiso. Además, los líderes deben sentirse cómodos en lo incómodo. Nada va a volver a ser como antes. La incomodidad ha llegado para quedarse".

El informe señala que los altos directivos creen que para tener éxito en sus funciones, el nuevo campeón empresarial debe estar obsesionado por el cliente, buscando un liderazgo inspirador (con valores) y liderar en equipos. "Es fundamental ser colaborativo. Innovar con otros socios", explica Soto.

Para ello, el empresario debe crear un ambiente favorable para atraer a los nuevos empleados, "en la guerra por el talento", señala el informe. Para lograrlo, lo más importante, según los encuestados, es mostrar ética y valores (para un 65%), un entorno colaborativo (63%), tener claros la misión y los objetivos corporativos (58%) y la estabilidad en la organización (37%). Aunque en el caso de los consultados españoles, esta solvencia de la empresa es, sin embargo, lo segundo más importante (para un 58%), por detrás de la colaboración entre empleados y socios. Y es que las dudas sobre la economía española pesan en el día a día.

También cambia la percepción que tienen los altos ejecutivos españoles sobre los factores que cuentan en los empleados. Para el 77% de estos directivos, lo importante es ser flexible (la crisis también debe hacer a los trabajadores adaptables a cualquier situación), mientras que para el resto del mundo, la plantilla debe ser fundamentalmente colaborativa (75%) y comunicativa (67%).

"Vivimos en un mundo con una gran incertidumbre y falta de confianza porque todo lo de nuestro alrededor se derrumba y hay una pérdida de seguridad", afirma Javier Cremades, presidente de Cremades & Calvo-Sotelo. "¿Qué hay que hacer? Pues incorporar la innovación, no podemos seguir haciendo siempre lo mismo, nos debe llevar el afán de probar cosas nuevas. Debemos dar más importancia a la transparencia y a la responsabilidad, responder qué hacemos en nuestras organizaciones", cree.

Para este abogado, el reto se encuentra en dirigir el sector privado hacia la búsqueda del talento y la innovación. "La tecnología nos hace mucho más fácil colaborar con otros. Es un multiplicador, es susceptible de intercambio y genera conversaciones dentro de las empresas".

Para el presidente de IBM, Juan Antonio Zufiria, el líder empresarial debe tocar todas las áreas de la gestión, ser más inteligente a la hora de gestionar su tiempo y más selectivo. "Debe saber muy bien quién es y a qué se dedica". Además, cree que tiene que ser un buen capitán de trasatlántico, llevando firme y seguro el timón de la empresa, pero de vez en cuando debe coger la moto acuática y "ser transgresor": "El líder es el principal agente del cambio. Él es el referente. De él se espera confianza y madurez".


Las cinco claves

El consejero delegado del grupo Santander, Alfredo Sáenz, estableció cinco retos para los líderes en la presentación del informe.

  1. No abrazar tan fácilmente la idea de globalización, porque cada país es diferente. "Debemos sintonizar con los mercados locales y gestionar su diversidad dentro de un modelo global, creando modelos de negocio en paralelo".

  2. "Las tecnologías están produciendo una hipertrofia de datos. Es un tema muy preocupante. Aquí el reto es ser no solamente capaces de asimilarlos, sino de discriminar, sintetizar e integrarlos, para ser capaces de entender el entorno, las tendencias y los riesgos".

  3. "Luchar contra la entropía. Las organizaciones, cuanto más grandes son, tienen mayor complejidad y tendencia al desorden. Esto implica más esfuerzo de coordinación y menor calidad en la innovación".

  4. El reto de la comunicación. "Alinear a las ideas con las personas para reducir los costes; estimular la cooperación por medio de la comunicación".

  5. "La ejecución es clave para alcanzar la excelencia, sobre todo en las organizaciones grandes y dispersas".

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.