La denuncia de una periodista sevillana en LinkedIn por las precarias condiciones que ofrecía una empresa ha encendido las redes sociales y ha acabado contando con el respaldo de la Asociación de Prensa de Madrid. Se pagaban 0,75 euros por cada artículo de 800 caracteres, y la oferta iba dirigida a redactores con conocimientos avanzados de Internet.

Cientos de internautas han convertido el lema "gratisnotrabajo" en un reflejo de la indignación por la precariedad laboral después de que una joven denunciara las condiciones que le ofrecían por un trabajo como redactora.

Azahara Cano, una periodista sevillana en paro, denunció el pasado día 2 en un foro de la red social Linkedin, llamado Trabaja en comunicación, las condiciones que ofrecía la empresa Novodistribuciones SL, dedicada a la venta de material para bodas, comuniones y bautizos. La firma ofrecía teletrabajo a "10 redactores web" con conocimientos avanzados de internet (como posicionamiento en buscadores) al precio de 0,75 euros por artículo de 800 caracteres. Una tarifa muy por debajo del mercado.

Las condiciones iban más allá: solo se pagaba si se llegaban a acumular 300 euros al mes (si no, se acumulaba a la siguiente factura), la empresa podía rechazar y no pagar parte del trabajo, y el trabajador podía ser penalizado.

La denuncia corrió rápidamente en Twitter, donde Cano difundió el mensaje entre sus pocos seguidores. Pero llegó a la recién nombrada presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid, Carmen del Riego. La asociación apoyó su denuncia y creó la etiqueta #gratisnotrabajo, que fue inmediatamente secundada por cientos de internautas, que la convirtieron en uno de los temas del día en la red.


Argumentos de denuncia

El revuelo también hizo de la noticia uno de los temas del Telediario de TVE, que por error difundió que eran "800 palabras" y no "caracteres" como especificaba la oferta. Con este argumento, Novodistribuciones SL ha publicado una nota en la que defiende que realiza "una labor social importante" al crear "puestos de trabajo" y amenaza con acciones legales contra "los responsables de la difusión como a la persona originaria" de los mensajes ante "los daños" a su imagen por "falta de rigor".

La Asociación de la Prensa de Madrid ha dado pleno apoyo a la campaña, que seguía ayer, y ha puesto su servicio jurídico a disposición de Cano, que afirma no haber recibido ninguna notificación judicial de momento.

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.