El concurs 'Conseller delegat per un dia ' busca 15 universitaris amb talent per dirigir durant una jornada grans empreses. La selecció és dura: entrevistes, dinàmiques de grup i proves d 'intel·ligència permetran trobar el cap perfecte.

¿Cuántos años dirían que tiene el consejero delegado más joven de un gigante empresarial en España? Dentro de unos meses puede que cerca de 20 años. Pero, cuidado, sólo durante una jornada. El programa Consejero delegado por un día, en el que se han inscrito 3.123 participantes, permitirá a 15 jóvenes universitarios ponerse en la piel de 15 mandamases. Serán su sombra y verán de cerca cómo se vive estando a los mandos de una multinacional. Pero, como Cenicienta, sólo hasta que acabe el día. La competencia para conseguir una plaza es dura, casi como en la vida real. Pruebas de inteligencia, dinámicas de grupo, entrevistas... Y es que para mandar, aunque sólo sea un día, hay que demostrar talento, liderazgo y ganas.

"Queremos que los jóvenes más brillantes se sientan atraídos por la empresa. Así, en el futuro podremos elegir a los directivos entre los mejores". Así resume Sonia María Pedreira, consejera delegada de Hay Selección, una de las motivaciones que les han llevado a organizar este programa. Llevan mucho tiempo desarrollando la idea junto a EL PAÍS. Ahora, en pleno meollo de selección, el proyecto está a punto de cristalizar. "Buscamos romper los estereotipos negativos sobre la empresa privada; que los jóvenes vean que la meritocracia funciona, que en las compañías hay valores", explica Pedreira.

En Hay Selección están acostumbrados a buscar superdirectivos para las grandes compañías. Realizan dilatados procesos de selección hasta encontrar el jefe perfecto. Pero estos días a sus oficinas acuden perfiles muy diferentes. Chavales con zapatillas de deporte. Jóvenes de traje y corbata recién estrenada. Chicas con los apuntes de su último examen de la facultad aún calientes. Da igual. Vivirán lo mismo que los citados superdirectivos. Quizá, incluso, con más intensidad. Y es que en las oficinas de Hay Selección de Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Zaragoza, Valladolid y Vigo, han decidido poner toda su artillería al servicio de esta especie de Operación Triunfo al estilo empresarial. Su éxito sólo durará un día. Aun así, a estos triunfitos no les bastará con unos gorgoritos y unos pasos de baile.

A muchos les puede parecer sólo un juego. Pero para los seleccionadores no lo es. Tampoco para los más de 2.033 universitarios (estudiantes de los últimos tres cursos de cualquier titulación) que completaron con éxito las primeras pruebas: exámenes online de inteligencia, motivación, razonamiento numérico y verbal, gestión de información... Mucho más serio es si cabe para los 266 aspirantes que ya están en una de las últimas fases. Convencer a los seleccionadores de que reúnes todos los requisitos de un consejero delegado no es fácil.

Miércoles, once de la mañana. Cerca de una veintena de estos directivos en potencia participan en una de las fases preliminares en las oficinas de Hay Selección de Madrid. En una sala, codo con codo, ocho chavales están en plena tensión. Cuatro chicos y cuatro chicas, y en un rincón, dos profesionales de la selección, psicólogas, que no pierden detalle. A este grupo en concreto les acompaña además una intérprete de lengua de signos, que asiste a una de las jóvenes promesas. Los universitarios han tenido unos minutos para preparar un miting. Les han asignado roles (jardinero, futbolista...). Están a punto de defender que son los mejores para ocupar la presidencia del Gobierno.

Un joven con traje y corbata explica sus virtudes. No parece tener más de 20 años, pero su voz es segura. El resto de asistentes apunta. Minutos después discutirán quién lo ha hecho mejor. El ganador no puede ocultar una media sonrisa. Observando el ejercicio, nadie diría que esto es un concurso con un premio de 24 horas. "Les avisamos de que era un proceso de selección real, como el que pasarían si de verdad fueran a ocupar el puesto de directivo. Ellos lo asimilan y actúan de ese modo", explica Almudena Corral, directora del área de evaluación. Aunque no ganen, se llevarán bajo el brazo secretos para superar una criba profesional.

Quienes salgan airosos de estas pruebas aún tendrán más retos hasta finales de septiembre, cuando se comunicará a los 15 seleccionados con qué directivo pasarán el día. En Hay Selección no quieren desvelar qué consejeros delegados serán los anfitriones. Sólo confiesan que son algunos de los pesos pesados que trabajan en España. "Ellos también se lo toman muy en serio. Algunos están ajustando sus agendas para que los jóvenes asistan a reuniones empresariales, a juntas directivas... para que vean el trabajo real", desvela Pedreira.


Otra generación

Detrás del concurso Consejero delegado por un día no sólo quedarán 15 jóvenes que experimenten el triunfo durante una jornada. Quedarán más de 3.000 inscritos, horas de exámenes, pruebas, entrevistas... y 2.033 informes de todos los que completaron la primera fase de selección. ¿Por qué no lo conseguí? Dirán muchos. Obtendrán respuesta, ya que a todos los que han realizado las pruebas les llegará un estudio sobre su potencial y las áreas que deben trabajar. Y al mismo tiempo, en las oficinas de Hay Selección, esos 2.033 universitarios habrán dejado muestra de toda una generación. "Es una muestra más que representativa de los profesionales que vienen. Sabemos cómo son, qué les motiva", razona Emilio Solís, director adjunto de Hay Selección. Ya tienen los primeros resultados, que aún analizan, obtenidos de las pruebas online de los pasados meses. "Son muy distintos de como éramos los de mi generación", resume Solís. "Más optimistas, asertivos, flexibles y arriesgados. Trabajarán muy duro, pero sólo si creen en lo que hacen, si se sienten motivados", desgrana Almudena Corral, directora del área de evaluación. "Al mismo tiempo, están menos comprometidos con una marca, con una empresa. También les falta planificación", añade. Esta información no sólo deja una fotografía de los jefes que vendrán. También desprende pistas sobre cómo entrevistarlos en el futuro, cómo ponerlos a prueba. Tras meses de tests y exámenes habrá un premio de sólo un día. Pero todos, jóvenes y seleccionadores, han aprendido algo.

Acceso a Consejero Delegado por un día: http://consejerodelegadoporundia.com

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.