El Parlamento Europeo votará, la semana próxima, un informe que solicita más medidas para compatibilizar la vida familiar con la profesional y promover la ocupación de las mujeres.

Bruselas (6/03/03).- El Parlamento Europeo votará, la semana próxima, un informe que solicita más medidas para compatibilizar la vida familiar con la profesional y promover la ocupación de las mujeres. El texto, que analiza la estrategia de empleo y la política social de la Unión Europea, insiste también en la necesidad de incrementar la inversión en formación profesional.

El texto apuesta por ofrecer ayudas para compatibilizar familia y trabajo

El ponente del informe, el eurodiputado Thomas Mann (PPE), advierte de que la aplicación de la estrategia de empleo de la UE es todavía insuficiente en algunos Estados miembros y aboga por un refuerzo de la coordinación en el ámbito de la protección social y la lucha contra la exclusión.

Mann considera que "no se está reaccionando de forma adecuada al cambio demográfico de la población" y pide medidas concretas para corregir los problemas que muchos europeos tienen a la hora de compatibilizar su vida laboral y familiar. En este sentido, apuesta por ofrecer la posibilidad de que padres y madres puedan reducir sus horarios de trabajo para tener más tiempo para sus hijos y solicita a los Estados miembros que apliquen una política más favorable a los niños y las familias. El informe también propone el establecimiento de centros para el cuidado de niños y plantea reducciones fiscales para el empleo de personas que tengan a su cargo menores o ancianos.

El ponente insiste en que "es necesario crear puestos de trabajo adecuados para las personas de más edad y ayudar a las que desean trabajar y disponen de experiencia profesional mediante cursos de formación y jornadas laborales más flexibles".

Precisamente la educación y la formación de los trabajadores es uno de los temas centrales del informe, que señala que el acceso al aprendizaje a lo largo de toda la vida, una creciente cooperación entre universidades, una mejor formación de investigadores y una mayor inversión en capital humano son aspectos esenciales para mejorar la calidad del empleo.

Asimismo, el texto señala como prioridad promover la participación en el mercado laboral de los grupos sociales desfavorecidos y discriminados, entre ellos personas con discapacidades, minorías étnicas, inmigrantes, jóvenes y desempleados de larga duración. En el caso de las personas que buscan el primer empleo o los trabajadores con escasa cualificación, el ponente reconoce la utilidad del trabajo temporal o los contratos a tiempo parcial. Sin embargo, advierte que es necesario un equilibrio entre flexibilidad y seguridad en el empleo.

Consulta el texto completo del informe en: http://www.europarl.eu.int/meetdocs/committees/empl/20030121/463326ES.pdf

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.