Espanya és el tercer país europeu, després d 'Estònia i Letònia, que menys percentatge del PIB dedica a les ajudes a la família.

Barcelona. Sólo un 17% de las empresas españolas y el 20% de las catalanas aplica políticas de conciliación de la vida laboral y familiar, mientras otro 3% dispone ya de un programa que la favorezca y un nuevo 13% lo está elaborando. Eso significa que un tercio del sector privado español ha dejado de observar las políticas de flexibilidad para sus empleados como contrarias a la rentabilidad de su empresa. Ahora se impone la idea de que el empleado desestresado, satisfecho y con tiempo disponible para su familia rinde más. Así se desprende del estudio realizado por la escuela de negocios IESE, en colaboración con la Conselleria de Benestar i Família de la Generalitat, sobre los programas dedicados a compaginar el ámbito del trabajo y el privado.

En la presentación ayer del informe, dirigido por la profesora Núria Chinchilla, ante un grupo de 250 responsables del sector privado, se hizo hincapié no sólo en el abanico de medidas propuestas que en algunos casos ya se vienen aplicando (flexibilidad de horarios, que permita a los padres acompañar a sus hijos a la escuela o al médico, o la de espacio, para desarrollar tareas desde casa, o el asesoramiento psicológico...), sino en el paraguas bajo el que se presentaron: comportamiento "familiarmente responsable".

Pensando en la incorporación extendida de la mujer al trabajo, Chinchilla expuso un mundo posible en el que no sólo se contemplan los seguros médicos y de vida, sino también las guarderías y los apoyos financieros para el trabajador con hijos. Así, a la empleada embarazada se le garantiza el puesto tras un permiso o excedencia; el empresario se compromete a sustituirla para no generar malestar entre sus colegas; el primer año de vida del bebé cobra lo mismo por menos jornada... Y en casos más raros, se pide a la Seguridad Social que permita a la empresa cotizar en nombre de la empleada durante una excedencia de 4 años. Pero la cultura de la conciliación es todavía un concepto exótico a este lado de los Pirineos. Según Chinchilla, España es el tercer país europeo -sólo superado por Letonia y Estonia- que menos porcentaje de gasto público dedica al apoyo de las familias. La Generalitat se estrenó recientemente con ayudas universales a famillias con hijos de entre 0 y 3 años. Sin embargo, la empresa parece llamada a ejercer cierto proteccionismo que, según se mire, corre el riesgo de convertirse en paternalismo. No en vano, dentro de las políticas de asesoramiento que el estudio de IESE (Universidad de Navarra) recoge, se citan cursos para los empleados y sus cónyuges que han de educar a los hijos, así como la llamada gestión de conflictos, es decir, cursos que ayudan a gestionar los conflictos con compañeros, clientes, proveedores y -también- con el cónyuge.

¿Favorecen estas políticas el modelo clásico de familia o animan también a una mujer a ser madre sola- Chinchilla niega que éstas sean medidas paternalistas "se trata de formar un contexto favorable", pero admite que están dirigidas al bienestar de los hijos, y una señora sola, "sin un modelo de padre que ofrecerle al niño, va en contra de esta situación estable y madurable".

Las empresas invitadas a exponer sus modelos pioneros de flexibilidad y equilibrio familiar/laboral desgranaron las ventajas competitivas. Algunas animan a sus empleados a no trabajar más allá de lo razonable y para evitar la adicción al trabajo apagan las luces a una hora de cierre europeo. Novartis, por ejemplo, ha creado su "proyecto trébol", que "aumenta la eficacia y elimina la burocracia". Los trabajadores tienen de 8.00 a 9.30 de la mañana "tiempo trébol" para planificarse, sin reuniones ni llamadas. El miércoles es su día trébol, en el que pueden reflexionar sobre el equilibrio trabajo/vida, y el club trébol se encarga de organizar actos con los familiares. Además, tienen clases de yoga, masajes trébol y cursos sobre estrés y pensamiento positivo.

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.