La Comissió Europea aprobarà l 'informe sobre l 'aplicació de l 'estratègia de treball a la UE. Insta a Espanya a engegar especialment mesures socials de foment del treball femení i conciliació de vida laboral i familiar, entre altres millores.

La Comisión Europea aprobará mañana un informe sobre la aplicación de la estrategia de empleo en la UE en el que insta a España a tomar medidas para reducir la contratación temporal, aumentar el empleo a tiempo parcial y, especialmente, poner en marcha medidas sociales para fomentar el empleo femenino y la conciliación de vida laboral y familiar.

"Queda mucho más por hacer en la extensión de la igualdad de oportunidades, especialmente en el cuidado infantil y de personas dependientes", advierte el texto. Según sus datos, aunque el desempleo femenino ha caído más que el masculino en los últimos cinco años, la tasa de paro entre las mujeres españolas (15,5 por ciento) sigue duplicando la de los hombres (7,5 por ciento).

No obstante, Bruselas reconoce que España ha tomado medidas para lograr la igualdad efectiva de hombres y mujeres en el mercado laboral, y destaca el establecimiento del principio de igual sueldo en el Estatuto de los Trabajadores. Por otro lado, el documento denuncia que en España "no se han tomado nuevas medidas" para reducir las "serias disparidades regionales" en materia de empleo, al tiempo que pide esfuerzos para cambiar las relaciones laborales, "con el objetivo de reducir la temporalidad y aumentar el trabajo a tiempo parcial".

Según los datos de Bruselas, un 31,7 por ciento de los trabajadores españoles tiene contratos temporales, frente al 33,5 por ciento de 1997, con lo que este rasgo del mercado laboral "continúa casi sin cambios". Sin embargo, la Comisión saluda los progresos en materia de formación permanente.

Además, califica de "bastante buenos" los resultados de la estrategia española para la prevención del desempleo de larga duración, con un "enfoque equilibrado" entre las medidas "preventivas" y las acciones dirigidas a los desempleados.

El informe señala que el empleo en España "sigue por debajo de la media de la UE", pese a que la tasa de ocupación creció desde el 48,2 por ciento en 1997 hasta el 56,3 por ciento en 2001. El desempleo también cayó en 2001, "aunque a un ritmo más lento", hasta una tasa del 10,6 por ciento.

En el conjunto de la UE, la Comisión considera que la creación de empleo ha mostrado "cierta resistencia" frente al enfriamiento económico, de modo que en 2001 la tasa de empleo creció un 0,6 por ciento, alcanzando el 64 por ciento, y la de desempleo se redujo un 0,6, hasta el 7,4 por ciento.

En los últimos cinco años se crearon en los Quince 10 millones de nuevos empleos, y están desempleados 4 millones menos de europeos. Sin embargo, para alcanzar el objetivo del pleno empleo en 2010 es necesario que otros 15 millones de personas encuentren trabajo y, además, aumentar desde el 38,5 actual hasta el 50 por ciento la tasa de ocupación de los trabajadores mayores de 55.

La Comisión Europea es partidaria de revisar, el año que viene, la Estrategia Europea de Empleo que se aplica desde 1997 para tener en cuenta, especialmente, los problemas del envejecimiento de la población, la globalización y sus consecuencias de restructuración social y la cuestión de la calidad en el empleo.

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.