Les companyies americanes gastaran aquest any prop de 3000 milions de dòlars menys en formació que l 'any passat. La retallada respon a l 'escepticisme respecte a l 'impacte que la formació té en el lloc de treball.

Según un informe reciente, las compañías americanas gastarán este año cerca de 3000 millones de dólares menos en formación que el año pasado. Está claro que si la economía no va bien, los programas de formación se resienten. Aunque esa no es la única causa, ese recorte también responde al escepticismo continuado en el impacto de la formación en el lugar de trabajo.

Desde hace tiempo, los directivos creen en el poder del aprendizaje para mejorar aspectos críticos del negocio, pero dudan de la efectividad de los programas de aprendizaje o formación. Desgraciadamente, este escepticismo se basa en experiencias de aprendizaje que no han respondido de la forma deseada en los problemas del negocio.

Atkinson y Davis* han llevado a cabo el estudio Principios del aprendizaje en el trabajo: datos y herramientas para mejorar el rendimiento (Principles of Workplace Learning: insights and tools for performance improvement). Los resultados dan respuesta a las dos grandes preguntas: ¿funciona la formación? y ¿vale la pena asumir su coste?. En ambos casos la respuesta es sí, siempre y cuando las organizaciones sigan los principios fundamentales del aprendizaje en el trabajo.

Los 6 principios:

1.Vincular el valor del aprendizaje del individuo y de la organización. El aprendizaje debe ser “rentable” para ambos.
2.Conectar acción y reflexión en un ciclo continuo. Las personas aprenden haciendo cosas y después reflexionando.
3.Conducir las actitudes y creencias de los alumnos así como sus comportamientos.
4.La formación debe acompañarse de un equilibrio de oportunidad y soporte. Evitar un entorno estresado. Es necesario un entorno libre para permitir la innovación, así como dar márgenes de error para los que están aprendiendo.
5.Crear oportunidades para que los que aprendan sean a la vez profesores. La mejor organización es aquella en la que todos aprenden y todos enseñan.
6.Diseñar y cultivar comunidades de aprendizaje. Además de los diferentes paquetes de formación, hay que permitir el intercambio de conocimiento entre la personas.

Para el directivo de RH es crítico conseguir que los formadores y creadores de materiales formativos sigan estos 6 principios. También es igual de importante crear un entorno que facilite el aprendizaje. Existen diversas estrategias para aplicar estos principios. Hay que encaminar la formación fuera de la clase y acercarla al trabajo; esto requiere un compromiso adicional de los directivos para dar a sus empleados tiempo, ánimos y responsabilidad.

Pasos que tienen que dar los directivos para estimular el aprendizaje:

  • Fijar las expectativas de la experiencia de aprendizaje
  • Crear un clima que permita los errores y recompense el aprendizaje de los errores
  • Ser mentores y coachers.
  • Dar continuamente feedback.

En conclusión, un buen directivo de RH puede conseguir una organización que aprenda focalizándose en aquello que funciona y desarrollando programas de aprendizaje en los que el impacto hable por si mismo.

Acceso a la noticia: http://www.workindex.com/editorial/train/trn0401-s-01.asp

Acceso al estudio "Principles of Workplace Learning": http://www.forum.com/index.html?page=sig

Articles relacionats / Artículos relacionados

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.