Hi ha moltes maneres d 'aproximar-se a la creativitat. Se sol associar a l 'art i això repercuteix en la manera en què s 'aproxima als nens. Ensenyant pintura, música o dansa es creu que s 'està ensenyant creativitat i no és així.

Las personas sin habilidad artística tienden a pensar que no son creativas. La creatividad artística incluye muchas cosas como la resonancia emocional, el poder de la expresión y el juicio estético. A causa de esta confusión y el uso tan extendido que se hace del término “creativo”, fue necesario crear el de “pensamiento lateral”. Éste concierne específicamente a percepciones cambiantes, ideas y conceptos, sin connotación artística.

Personas creativas

Hay muchos, como Tom Peters, que creen que la mejor manera de ser creativos es empleando a personas creativas. Tiene sentido pero también es muy costoso. La habilidad creativa puede ser añadida a las otras habilidades de las personas que no lo son. Las personas creativas tienen la motivación de ser precisamente ídem, de desafiar las ideas existentes. Gastan mucho tiempo intentándolo y, de hecho, resultan serlo en mayor medida cuánto más tiempo dedican a ello.

Hay algo de confianza en la habilidad creativa y el éxito mejora esa confianza. Algunas personas creativas han desarrollado para sí mismas algunos hábitos que se parecen a las herramientas formales del pensamiento lateral, pero de una manera menos precisa y deliberada: provocaciones, extracción de conceptos, etc.

Lo que me interesa es que muchas personas que son creativas con éxito en sus profesiones, me han explicado lo útiles que encuentran los procesos de pensamiento lateral. Eso hace más fácil hacer de manera sistemática las cosas que hasta ese momento sentían que hacían de manera instintiva.

Estado mental

Alterar la mente mediante substancias o medicamentos no ayuda a la creatividad. Ciertamente, alterar el estado de la conciencia, hace ver las cosas de manera distinta pero no ayuda a aportar ideas valiosas. La meditación también puede liberar la mente de ciertas ideas o enfoques preexistentes pero tampoco ayudará a tener el elemento provocativo necesario para la creatividad constructiva.

Se ha intentado muchas veces crear entornos creativos. Hay cosas que se deberían tener para ser creativo en este tipo de entornos y no se pueden tener fuera y a la inversa. El efecto final, de todas maneras, es pobre. El peligro es que las personas crean que sólo pueden ser creativas dentro de estos entornos.

Liberación y ‘brainstorming’

Una persona atada no puede tocar un violín. Cortando sus ataduras tampoco se convertirá automáticamente en violinista. Una persona inhibida no será muy creativa pero dándole libertad tampoco se garantiza que lo sea. Esta presunción ha cortado las alas de la creatividad durante muchos años.

El brainstorming es sobretodo útil en campos como el de la publicidad. Es suficiente con hacer discurrir ideas de manera desordenada para conseguir el efecto deseado. A menudo, en publicidad, es suficiente con encontrar una idea diferente para conseguir un objetivo. Ese tipo de ideas no son suficientes para muchos otros ámbitos. Precisamente, la práctica del brainstorming, tiene origen en la publicidad y hace que no sea tan efectiva en otros campos que requieren de nuevos conceptos más adecuados a lo ya establecido.

Análisis

Analizar el pensamiento creativo de las personas que se han demostrado muy creativas también es difícil. Comportamientos diferentes puede que estén basados en algunos principios fundamentales. A menos que ya se conozcan estos principios, no será sencillo detectarlos.

Exhortación

Exhortar a las personas a ser creativas sólo tendrá efectos a corto plazo. Las exhortadas intentarán serlo, pero sólo para encontrar un qué concreto no para descubrir el cómo encontrarlo (know-how).

Herramientas formales

Las deficiencias de los elementos vistos hasta ahora hace necesario crear algunas herramientas creativas formales. Éstas pueden ser aprendidas, practicadas y utilizadas deliberadamente. De esta manera, una habilidad formal y deliberada se puede desarrollar de manera creativa. ¿De dónde provienen estas herramientas?

Podemos referirnos a las descripciones psicológicas para considerar el cerebro como un sistema de información. En mi libro The Mechanism of Mind (El mecanismo de la mente), describo cómo las redes neuronales operan como un sistema autoorganizado para permitir a la información que llega organizarse de manera esquemática.

Examinar la naturaleza de estos sistemas deja ver sus puntos fuertes (como la confección de esquemas) y sus puntos débiles (como el cambio de estos mismos esquemas). Estas consideraciones son la base para el diseño de las herramientas creativas formales del pensamiento lateral. Éstas incluyen procesos como la provocación, el movimiento o la aleatoriedad. Todo esto es bastante diferente al desorden alrededor del brainstorming.

Mediante una red de formadores autorizados, estos métodos pueden ser enseñados y aprendidos. Las habilidades formales del pensamiento creativo pueden usarse incluso por parte de aquellos que no se consideren a sí mismos como creativos.

Acceso a la noticia: http://www.thinkingmanagers.com/management/creative-thinking.php

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.