La Formació Professional es presentava com una solució a la sobreeducació universitària, però els responsables de les empreses adverteixen ara sobre les greus mancances d 'aquest cicle formatiu. La FP tampoc val.

Los empresarios se quejan desde hace tiempo de que los profesionales que se incorporan al mercado laboral no satisfacen las necesidades de las compañías. La Formación Profesional se presentaba como una solución a la sobreeducación universitaria, pero los responsables de las empresas advierten ahora sobre las graves carencias de este ciclo formativo. La FP tampoco vale.

La Formación Profesional (FP) parecía el camino correcto para acceder a un empleo y probablemente lo siga siendo –el 63% de los estudiantes encuentra trabajo–, pero los empresarios no están realmente satisfechos con la preparación de los técnicos que contratan. Ni siquiera la reforma más reciente –que ha aumentado de 21 a 26 la oferta de familias profesionales y ha modificado el contenido de los títulos para adecuarlo a las necesidades de las empresas– ha conseguido paliar el hambre de las organizaciones que acuden al mercado para cazar a los escasos técnicos.

Según el informe de la Comisión Europea La educación en Europa en 2009, el 43% de los jóvenes que acaban la ESO en España optan por la Formación Profesional, frente al 57% que elige Bachillerato; en Europa sucede justo lo contrario, y un 51,7% de alumnos escoge la formación técnica, mientras que el 48,3% se decanta por el Bachillerato.

Las Cámaras de Comercio han preguntado a 4.990 empresas de todos los sectores cuál es su valoración de la FP. El resultado es un ramplón 5,6 en una escala de 0 a 10. Entre las carencias que se apuntan está la falta de motivación de los trabajadores y la adaptación de la oferta formativa a sus demandas. Este defase no deja indiferente a Carmen Ayllón, directora de programas de apoyo a las empresas de las Cámaras de Comercio: "La FP es una formación de futuro y desde 1993 se está trabajando para que la conexión entre estos estudios y la empresa sea una realidad. Sin embargo, mientras en otros países europeos la formación técnica es mayoritaria, en España hay un cuello de botella importante en nuestra pirámide formativa: tenemos muchos directivos y pocos técnicos". Una vez más la corbata supera a la bata azul.

Al margen de consideraciones sociales que siempre han visto a los estudios de FP en segunda división, Ayllón justifica que la escasa valoración de esta formación sea una consecuencia de la preparación del equipo docente: "Los profesores son muy buenos, están bien cualificados e inician su actividad con formación y programas que impactan. Pero a veces padecen algunos déficit, como la experiencia directa, o desconocen los retos a los que se enfrentan sus alumnos, por ejemplo la flexibilidad, los conocimientos técnicos más actuales y las competencias transversales como la adaptación al cambio o la asunción del riesgo, es decir, todas las habilidades que va a tener que desarrollar el candidato en su puesto de trabajo".

Beatriz Zafra, directora de formación de las Cámaras, también apunta que "los conocimientos de un profesor tras quince años de docencia pueden estar desfasados". A la vista de los resultados de la encuesta, Ayllón añade que el reto es buscar esquemas que aumenten la conexión entre las empresas y los docentes. Según el informe, el 28,1% de las organizaciones señala la falta de adaptación de la oferta formativa a sus requerimientos como una de las principales carencias de la FP. Son las compañías que cuentan entre 10 y 49 empleados, más de un 30%, las que más acusan este desfase. Para cubrir esta distancia, las Cámaras imparten cursos de reciclaje para los profesores de FP en colaboración con el Ministerio de Educación. Cada año pasan por sus aulas alrededor de 300 docentes, de un total de unos cien mil que trabajan en España.

A la caza del técnico

Pese a sus carencias formativas está claro que muchas empresas se rifan los perfiles técnicos, y no todas tienen una opinión negativa. Por ejemplo, en NH Hoteles valoran positivamente la formación recibida en los ciclos tanto de grado medio como superior, "no sólo en los módulos relacionados con hostelería y turismo, sino también en otras especialidades con las que trabajamos habitualmente, como electricidad o administración", explica Francisco Catalá, director de RRHH internacional de la cadena hotelera, quien añade que no percibe falta de motivación en estos candidatos, "quizá porque nuestro sector es muy vocacional".

Juana Gálvez, directora de RRHH de Coritel –compañía del Grupo Accenture especializada en servicios de desarrollo y mantenimiento de aplicaciones–, reconoce que los alumnos de FP llegan ahora mejor preparados técnicamente que hace unos años: "Los titulados que incorporamos en el sector de Tecnologías de la Información (IT) poseen una formación adecuada a lo que necesitamos". No obstante, Gálvez echa en falta conocimientos de inglés, "que mejorarían considerablemente la empleabilidad de los candidatos. Asimismo, las escuelas de Formación Profesional deben tener en cuenta el fomento de habilidades empresariales, como la capacidad de adaptación, la flexibilidad para trabajar en entornos nuevos y cambiantes y la evolución profesional mediante la formación continua".

Una opinión que comparte Manuel Ángel Sánchez, director de RRHH de Schneider Electric Iberia. Para él, la experiencia práctica de estos alumnos tendría que ser más profunda, real y extensa antes de incorporarse al mercado laboral: "Creo que en los centros de formación debería hacerse mayor hincapié en el desarrollo de sus habilidades, que no en el de sus conocimientos, porque su preparación teórica es suficientemente buena".


Las opiniones de consultores y directivos de RRHH

Para los directivos y consultores de recursos humanos los estudios de FP suponen una puerta abierta al empleo que aún deja entrever ciertos déficit que hay que tratar de paliar.

LOS CONSULTORES

Marta Merino, directora general de Abaco Siglo XXI

"Normalmente, el candidato con FP es menos versátil, va a tener menos movilidad funcional dentro de una empresa, exceptuando quizá las áreas de administración, y no aporta idiomas. Posee el conocimiento técnico, pero carece de las competencias de carácter empresarial. Trabajamos con empresas que demandan perfiles de IT y valoran más la experiencia que la formación, ya sean licenciados o titulados en FP". Por otra parte, Merino explica que, "los que cursan FP empiezan a trabajar antes, por lo que cuentan con más experiencia y siempre van a cobrar menos que un Licenciado,al menos las expectativas económicas van a ser menores. Así que en este punto y ahora mismo, saldrían ganando".

Encarna Maroño, directora de selección de Adecco

"Es difícil encontrar candidatos recién titulados que puedan desempeñar con normalidad puestos técnicos desde su incorporación a la empresa. Existe una diferencia importante entre lo que el alumno estudia y lo que realmente demanda el mercado. Como consecuencia, las empresas tienen que suplir esas carencias con planes de formación inicial y continua que garanticen la marcha de su negocio".

Rafael Vara, CEO de DBM España

"Las empresas nacionales echan en falta el desarrollo de ciertas habilidades, como gestión de clientes y comerciales. Sin embargo, las organizaciones multinacionales demandan el conocimiento de idiomas y recalcan la poca o nula movilidad geográfica".

Vara considera que "la velocidad en la adaptación al puesto de trabajo y a la compañía de los perfiles técnicos de grado medio es superior a la de otros colectivos. El acompañamiento que requiere el profesional técnico una vez recolocado por parte de DBM es de 30 días de media frente los 90 días de los Licenciados". Sin embargo matiza que "en las distintas especialidades de grado medio existen diferencias en la velocidad de recolocación en los programas de Outplacement de DBM. Como ejemplo podemos destacar la agilidad en la recolocación de perfiles electrónicos (2,3 meses de media) frente a la especialidad de administración (4,1 meses)".

Ana García Olías, directora de zona de Randstad

"La FP es más genérica de lo que los clientes desearían. En los candidatos buscan una formación y experiencia en módulos y sectores más concretos. Hay que tener en cuenta que los trabajos son cada vez más específicos, lo que dificulta cambiar de empleo. La parte positiva es que los profesionales especializados son muy demandados y escasos en el mercado, por lo que su empleabilidad es muy alta".

LOS DIRECTORES DE PERSONAS

Jorge Muñoz, director de RRHH de Amper

"La escasez de titulados en FP tiene un origen social. Se sigue considerando una formación de segunda división porque se piensa erróneamente que acceden a ella aquellos que no son capaces de cursar estudios universitarios. Los estudiantes y los profesionales están desmotivados antes de empezar a cursar una titulación que, sin embargo, está más considerada para acceder a un empleo".

Fernando Lapastora, director de Educación de la marca L’Oréal Professionnel

"Para la División de Productos Profesionales de L’Oréal España, la empleabilidad de los titulados en FP mejoraría si además de la capacitación técnica que ofrecen los estudios de FP se reforzasen los conocimientos informáticos y de nuevas tecnologías, necesarios en toda organización. Esto supone, por ejemplo, formarles en cómo hacer una presentación, en cómo escribir formalmente y con precisión el contenido los documentos internos o en cómo usar el correo electrónico". Lapastora también hace referencia en este sentido a la interpretación de los resultados económicos como la evolución de ventas, márgenes por producto y/o salón y beneficios. "Asimismo, sería interesante formarlos en el conocimiento del mercado de la peluquería y en el funcionamiento de un negocio".

Por otro lado comenta que sus clientes, los peluqueros, "requieren la incorporación de personal con una correcta cualificación profesional porque el éxito o fracaso de un salón depende de ello. Incrementar el periodo de prácticas y la realización de ellas en el lugar de trabajo ayudaría a mejorar la cualificación profesional de los titulados y su incorporación al mercado laboral en la categoría de desempeño y nivel salarial adecuado".

Ángel Aledo, director de RRHH de Zardoya Otis

"La formación de los titulados en FP está muy valorada en esta organización. En 2007 incorporamos más de 400 técnicos, y actualmente diez de nuestros 26 directores son de FP. Todos ellos han sido promocionados tras un periodo de formación interna que potencia siete competencias, orientación al cliente y planificación y organización entre otras, que persiguen la excelencia del profesional".

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.